Babbel Logo

Aprende el alfabeto ruso… ¡en solo dos días!

El alfabeto cirílico es un poco salvaje, parece un oso a punto de devorarte. ¡Apréndelo y domínalo fácilmente! Pese a todo, únicamente tiene 33 letras… ¡solo 7 más que el alfabeto latino! ¡Y ambas caligrafías tienen muchas cosas en común!
Author's Avatar
ESCRITO POR Arnaud Bernier
Aprende el alfabeto ruso… ¡en solo dos días!

Si quieres ver El lago de los cisnes en el Teatro Bolshói de Moscú, subirte al mítico Transiberiano y atravesar las llanuras nevadas de Siberia hasta Vladivostok, o asistir a un partido del máximo evento del fútbol… no importa. En cualquiera de estos casos, para orientarte en el país más grande del mundo necesitarás conocer al dedillo, como mínimo, el alfabeto ruso.

Sábado por la mañana

Tómatelo con calma y empieza reservándote dos franjas de 30 minutos.

Primera franja: aprende 5 letras que se escriben y se pronuncian como las nuestras.

A а como en Ana
K к como en Katia
M м como en María
O о como en Olga
T т como en Tatiana

Hasta aquí todo muy fácil. Estas 5 letras son exactamente iguales que las letras latinas. ¡No hay más!

Segunda franja: aprende 4 letras que se escriben como las nuestras, pero que no se pronuncian igual.

Empieza por revisar las 5 letras que ya conoces. Repite esto mismo cada vez que empieces una nueva etapa. ¡No descuides este paso, es muy importante! El método de Babbel se basa en un repaso constante, ya que esto te ayuda a memorizar lo aprendido de una forma más natural.

У La у se pronuncia como una «u» en «Ural»; ¡nada que ver con la «y» española!
С La с se pronuncia como una «s» en «sol». En ruso solo hay una letra para el sonido [k] y ya la has aprendido en la primera franja. Como siempre tiene el mismo sonido, la “c” es incluso más fácil que en español, ¿verdad?
Е La е se pronuncia como «ie» en la palabra «hierro», y como en la ciudad rusa «Ekaterimburgo».
Ё La diéresis en la ё causa que su pronunciación sea diferente. Esta te sonará muy parecida a cuando dices «yo».

¡Y sin darnos cuenta ya nos hemos plantado en el sábado por la tarde!

Sábado por la tarde

Resérvate dos franjas más de 30 minutos.

Primera franja: aprende 4 letras más que se escriben como las nuestras, pero que no se pronuncian igual.

Empieza por revisar las 9 letras que ya has aprendido.

¿Listo? ¡Pues adelante!

В La в, a pesar de su apariencia, equivale a una «v» como en «Vladimir». Para pronunciarla, hay que juntar el labio inferior con la punta de los dientes frontales superiores.
Н La н no es muda como en español, sino que corresponde a una «n» como en «no», aunque si dices “но” en Rusia, de hecho estarás diciendo “pero”. ¡No es tan complicado! Si quieres negar algo, di entonces: нет!
Х La х suena parecida a la «j» española, como en «Juan», aunque es un poco más suave en ruso.
Р La р es una «r» vibrante como en «profesor».

 Segunda franja: aprende 5 letras (casi) nuevas.

Empieza por revisar las 13 letras anteriores.

¿Te gustan las matemáticas? ¿O eres más de letras y te atrae la filosofía antigua? ¿El alfabeto griego no tiene secretos para ti? Si has respondido afirmativamente a alguna de estas tres preguntas, entonces seguramente ya conocerás las 5 letras siguientes. En caso contrario, ¡que no cunda el pánico!

Г La г equivale a la letra gamma griega y al sonido «g» de «gato».
Д La д se parece curiosamente a la letra delta, la cuarta letra del alfabeto griego, y quizá por eso representa el mismo sonido, «d», como en «dedo».
Л л procede de la letra lambda, la «l» griega, como en «lujo».
П La п recuerda mucho a «pi». Sea cual sea tu nivel de matemáticas, se trata del sonido «p», como en «peso».
Ф La ф corresponde a la «phi» griega y representa el sonido «ph» o «f» de «fuego».

Hagamos un repaso de esta primera jornada: en dos horas ya has aprendido 18 letras de las 33 totales. ¡Felicidades, has hecho más de la mitad del trabajo!

Aprender el alfabeto ruso en dos días: ¿misión imposible? ¡No para nosotros! Sigue esta guía…

Domingo: ¡más de 15 letras!

Para este segundo día de aprendizaje, el último, resérvate tres franjas de una hora cada una, y repártelas a lo largo del día.

Primera franja: aprende 3 letras nuevas.

En primer lugar, revisa las 18 letras del día anterior.

Dedica lo que queda de la hora a aprender 3 letras nuevas con sonidos similares:

И La и corresponde a la «i» de «ida».
Й El nombre en ruso de la й se traduce literalmente como “i corta“. Es básicamente eso, el sonido de una «i» española pero más breve.
Ы  La ы puede ser bastante difícil de reproducir para un hablante del español, se pronuncia un poco como una «i» que sale del fondo de la garganta. Los rusos son conscientes de la dificultad de esta letra y no te reprocharán nada si la pronuncias como una «i» normal, que es lo que suelen hacer los extranjeros.

 

Segunda franja: aprende 7 letras más.

Empieza por revisar las 21 letras que ya conoces. Las dos letras siguientes son versiones un poco enmascaradas de nuestras equivalencias latinas:

Б б: es nuestra «b», como en «barco».
З з: esta letra se transcribe con una «z», pero ¡ojo! Este sonido casi nunca aparece en español, pues se corresponde con el de una «s» sonora, es decir, que suenan las cuerdas vocales.

 

Las cinco que vienen ahora son importantes. En cierto modo, son el núcleo duro del idioma ruso. Ha llegado el momento de concentrarse para asimilarlas correctamente.

Ж ж: es muy parecido al sonido «ll» o «y» del español.
Ц ц: corresponde al sonido «ts» que escuchas al decir «pizza».
Ч ч: es fácil de identificar, pues es prácticamente nuestra «ch» en «chao».
Ш ш: es un poco más suave que la anterior consonante, como cuando pides silencio: «¡sh!».
Щ щ: una especie de «ch» suave, como la anterior, pero su pronunciación es más prolongada: «¡shch!».

 

Tercera franja: aprende las 3 últimas vocales y las 2 «letras aparte».

Revisa las 28 letras que ya conoces antes de pasar a las tres últimas vocales:

Э La э suena como una «e» abierta, como cuando dices «época».
Ю La letra ю tiene un sonido fácil de identificar, es como la «yu» en «Yugoslavia».
Я Otra combinación vocálica es la я: suena como «ia» en la palabra «alergia» o en la ciudad de Siberia «Iakutsk», que casualmente también es la más fría del mundo (-40 °C de media en enero).

Llevamos ya 31 letras. Por lo tanto, solo nos quedan dos, que de hecho son un poco especiales, puesto que no se pronuncian:

Ь ь corresponde a lo que se conoce como signo débil. No tiene pronunciación propia, sino que su función es suavizar la pronunciación de la letra que le sigue.
Ъ El ъ es el llamado signo duro y hace que el sonido de la letra que la precede sea un poco más duro.

 

Hay algo más que decir: el signo débil es muchísimo más usado que el signo duro. Conclusión: el ruso es un idioma mucho más dulce que duro… ¡y bastante fácil de leer!

¡Mira por dónde hemos domesticado a la bestia! Repásalo todo con calma y practica leyendo una y otra vez. ¡Muy pronto la velocidad a la que leerás el alfabeto cirílico no tendrá nada que envidiar a la del lobo que atraviesa corriendo la tundra siberiana!

 

¿Qué idioma te gustaría aprender?