¿Qué ver en Israel si lo visitas una semana?

Si pasas una semana en Israel tienes que ver Tel Aviv, Jerusalén y el Mar Muerto. A continuación, te ofrecemos los mejores consejos sobre estos lugares.
Author's Avatar
ESCRITO POR Jessica Leutz
¿Qué ver en Israel si lo visitas una semana?

Ilustrado por Giulia Pelizzaro

Una semana en Israel te permitirá conocer un país cultural y escénicamente diverso; un país al que merece la pena viajar. Sin lugar a dudas, todo el mundo debería visitar Tel Aviv, Jerusalén y el Mar Muerto una vez en su vida. Aquí te recomiendo qué ver en Israel, y en concreto, en estos sitios sin pensártelo dos veces.

Una semana en Israel comienza en Tel Aviv

Tel Aviv es una ciudad ruidosa, colorida, rara, formada por gente joven y que nunca duerme. Para conocer realmente la diversidad de esta ciudad, asegúrate de visitar los distritos de Florentin, Neve Tzedek y Jaffa.

¿Qué ver en Tel Aviv?

  1. Florentin es el paraíso más puro e inconformista en el que viven principalmente artistas y fotógrafos. Los numerosos cafés y bares invitan a quedarse. Por lo general, allí encontrarás gente joven y a la última que busca disfrutar de un ambiente creativo rodeado de arte callejero y grafitis.
  2. Neve Tzedek es el barrio adyacente a Florentin. A diferencia de Florentin, este área es bastante elegante y próspera. Pequeñas calles estrechas van a lo largo de todo el distrito, algo que facilita el pasear, especialmente en los calurosos meses de verano. Encontrarás principalmente boutiques, galerías y cafés donde podrás pasar el tiempo.
  3. Jaffa es la ciudad antigua de Tel Aviv y especialmente árabe. Si te gustan los mercadillos, este barrio es perfecto para ti. Aquí encontrarás almacenes llenos de muebles antiguos o alfombras orientales, lugares donde los ancianos se sientan y juegan al backgammon, puestos de joyas hechas a mano y muchos restaurantes y bares acogedores. Además, merece la pena visitar el antiguo puerto pesquero.
  4. Rothschild Boulevard es una de las calles más importantes y antiguas de la ciudad. Aquí están los orígenes de la metrópolis de hoy. A principios del siglo XX, surgió un nuevo distrito como un suburbio de la ciudad portuaria de Jaffa. Finalmente, acabó formando la ciudad de Tel Aviv actual. Además de los innumerables cafés y restaurantes de desayuno, podrás apreciar casas de estilo Bauhaus junto a modernos edificios de gran altura.
  5. El mercado del Carmelo es el mercado más famoso de la ciudad. Un lugar ruidoso, lleno de zumbidos y donde se consigue prácticamente de todo: hierbas, frutas y verduras frescas, aceitunas de todos los sabores, especias de todos los colores, carne fresca, hummus, falafel y… bastante basura. ¡No te lo puedes perder!
  6. La playa de Tel Aviv no deja deseo sin cumplir. Dependiendo de la temporada en la que viajes a Tel Aviv, el paseo marítimo de 14 kilómetros de largo te puede invitar a nadar o, si vas en temporada más fría, a dar largos paseos caminando o en bicicleta. La playa está dividida en diferentes secciones, donde no solo puedes tomar el sol, sino también jugar al vóleibol e, incluso, practicar cualquier deporte en los numerosos estudios públicos de fitness de la playa. Por la noche podrás disfrutar de estupendas puestas de sol.
  7. Gracias a las múltiples delicias culinarias, tu paladar encontrará deleite en cualquier momento y en cualquier lugar de la metrópolis. Porque tan versátil como la ciudad misma es también su comida: desde el mejor hummus del mundo y la comida típica israelí, hasta sushi y helado. ¡Incluso si no comes carne, tu estómago será feliz en Tel Aviv! Definitivamente, antes de irte deberías haber visitado: Hummus Abu Hassan (el mejor hummus del mundo), Anastasia (el primer y mejor restaurante vegano de Tel Aviv) y Tamara (yogur helado).

La joya de Jerusalén

Jerusalén está a poco más de una hora en autobús desde la moderna ciudad de Tel Aviv. Sin duda, hacer turismo en Israel no se entiende igual sin visitar Jerusalén, debido a su importancia cultural y religiosa.

  1. En la Ciudad vieja de Jerusalén, las diferentes religiones y culturas conviven en los espacios más pequeños. Un ambiente único en la Tierra. Dentro de la antigua muralla de la ciudad encontrarás lugares culturalmente significativos e históricos como el Muro de las Lamentaciones, el Monte del Templo, la Pasión de Cristo y la Iglesia del Santo Sepulcro.
  2. En el mercado Mahane Yehuda se reúnen especialidades de todo el país. El mercado te ofrece una amplia gama de dulces como halva o baklava, nueces frescas, frutas secas en todas las variaciones, verduras, frutas, hummus, productos horneados y mucho más. No solo la selección es especial, sino también la experiencia de compra en sí misma, puesto que no solo los turistas de todo el mundo lo visitan, sino especialmente musulmanes, cristianos y judíos ortodoxos.

El mar Muerto y Masada

El mar muerto y masada

El mar Muerto se ubica en el desierto de Israel. Allí también se encuentra la meseta Masada, Patrimonio de la Humanidad.

  1. El mar Muerto es el lago más profundo del mundo y está a unos 400 metros bajo el nivel del mar. Debido a su alto contenido de sal, en lugar de nadar, se flota. Cuando sales del agua, tu piel se siente como si hubiera estado cubierta de aceite. Para disfrutar de un baño, solo tienes que elegir la mejor playa (por ejemplo, el área de Ein Bokek), eso sí, donde haya duchas.
  2. Masada es una meseta en el desierto israelí. En la montaña, puedes admirar las ruinas de una antigua fortaleza judía construida por el rey Herodes en el año 35 a.C. Se puede subir a la montaña a pie o en teleférico. Una vez en la cima, no solo ves las ruinas, sino que también tienes buena vista del mar Muerto y el desierto.

Consejos generales para hacer turismo en Israel

  • Ve con suficiente tiempo al aeropuerto. Debido a los estrictos controles de seguridad al entrar y al salir, se puede demorar todo.
  • Lleva suficiente dinero contigo: Israel y, sobre todo, Tel Aviv son sitios caros.
  • Planifica tus vacaciones de verano en Tel Aviv mejor entre junio y septiembre. Pero cuidado: ¡en el mar Muerto hace demasiado calor esos meses!
  • Si prefieres una visita más activa, pero sin descartar un baño de vez en cuando, viaja a Israel en mayo u octubre. De noviembre a abril hace mucho frío y llueve bastante.
Con la app de aprendizaje de idiomas de Babbel puedes aprender un idioma por suscripción.
Comienza tu primera lección gratuita de Babbel aquí

Artículos recomendados

Qué hacer en Barcelona en 24 horas

Qué hacer en Barcelona en 24 horas

Si quieres aprovechar el tiempo al máximo y disfrutar de los placeres que Barcelona te puede ofrecer en tan solo un día, no te pierdas los siguientes consejos basados en mi experiencia personal.
ESCRITO POR Isabel Valencia
Qué hacer en Bogotá, la ciudad del eterno otoño

Qué hacer en Bogotá, la ciudad del eterno otoño

Si por cualquier motivo tienes la oportunidad de visitar Bogotá, mi ciudad, vale la pena que conozcas algo de lo mucho que esta metrópoli tiene para ofrecer y dejarte llevar 2600 metros más cerca de las estrellas.
Guía para tu viaje a Ciudad de México

Guía para tu viaje a Ciudad de México

La Ciudad de México puede llegar a ser abrumadora, sobre todo, si se olvida que está catalogada como una de las ciudades más grandes del mundo, con más de 21 millones de habitantes. Para vivirla como una persona local, basta con seguir esta guía.
ESCRITO POR Margaret Fink
Author Headshot
Jessica Leutz
Jessica creció en un pueblo remoto de solo 400 almas en Alemania. Después de dejar la escuela, pasó casi 5 años viajando entre Mannheim e Ibiza, donde continuó sus estudios de cultura y negocios en invierno con un enfoque en español e idiomas. Actualmente trabaja como productora de video independiente y le gusta salir la naturaleza, bailar y escribir.
Jessica creció en un pueblo remoto de solo 400 almas en Alemania. Después de dejar la escuela, pasó casi 5 años viajando entre Mannheim e Ibiza, donde continuó sus estudios de cultura y negocios en invierno con un enfoque en español e idiomas. Actualmente trabaja como productora de video independiente y le gusta salir la naturaleza, bailar y escribir.
¿Qué idioma te gustaría aprender?