Babbel Logo

¿Con Babbel o con el método tradicional? Puede que la vieja forma de aprender idiomas no sea para ti

Aprender idiomas con el método de la vieja escuela puede resultar difícil. Hay otra forma de aprender, descubre lo que la tecnología puede aportar al aprendizaje de idiomas.
Author's Avatar

¿Has intentado alguna vez aprender un nuevo idioma? ¿Intentaste asistir a clases semanales y fracasaste en el intento? ¿Te pasaste largas horas en clase repitiendo una y otra vez verbos que ya ni recuerdas?

¿Te dio resultado? No te preocupes, hay otra forma de aprender.

Hey, somos Babbel y queremos informarte de que es posible hablar un idioma de manera fluida sin tener que pasar por esta carrera de obstáculos. No es que tengamos una fórmula mágica o conozcamos un atajo, pero hemos sabido aplicar la tecnología al aprendizaje de idiomas de manera que este pueda ser más llevadero y divertido.

Habla con confianza

Si nos preguntas, la verdad es que eso de lanzarse a hablar frente a una clase llena de gente que te juzga con la mirada no es precisamente lo mejor para la moral. Y eso de que el profesor esté esperando tus textos con rotulador rojo en mano también agobia un pelín. Nuestras lecciones están hechas para promover tu confianza.

Desgranamos el aprendizaje de cada idioma en lecciones fáciles y muy cortas que potencian tus habilidades y te facilitan la comprensión y la memorización del contenido. De hecho, ¡nuestros usuarios dicen que se sienten cómodos manteniendo una conversación simple tan solo 10 horas después de haber empezado a aprender! Despídete del rotulador rojo.

Aprendizaje real. Conversaciones reales.

No nos malinterpretes, ¡en Babbel nos encantan los libros! De hecho, nuestro equipo didáctico lee muchos para conseguir desarrollar lecciones progresivas y adaptadas a la vida real. Sí, es mucho trabajo. Elegimos las mejores y más fiables fuentes para publicar solo el contenido más relevante. Además, como todo el material que creamos lo hacemos con la ayuda y participación del equipo didáctico, nunca tendrás que aprender frases que no se pueden aplicar a la vida real.

Deja de repetir “cierra la puerta, abre la ventana” y empieza a mantener conversaciones reales.

Donde sea, cuando sea.

Admitámoslo: siempre estamos de camino a algún lado. Entre el trabajo, el ocio y todo lo que hay entre ambos conseguimos estar en varios sitios a la vez. Pasar horas en una clase intentando mejorar ciertas habilidades ya no es posible para muchos, ya que supone mucho tiempo y esfuerzo. En Babbel nos tomamos tu tiempo en serio. Nuestras lecciones duran una media de 10 a 15 minutos que podrás completar cómodamente desde tu teléfono, tu tableta o tu ordenador para que te concentres de verdad en la lección y tu experiencia de aprendizaje sea completa y cumpla su función. Además, estamos bastante seguros de que preferirás pagar un precio muy razonable por nuestra suscripción antes que pagar el alto precio que suponen las clases.

¡Actualízate!
Prueba Babbel
¿Qué idioma te gustaría aprender?