+B

Antes de aprender ruso, debes saber que...

El ruso tiende a ser percibido, injustamente, como un idioma complicado. Esto se debe, en primer lugar, a su condición de ser una lengua eslava y, en segundo lugar, a su peculiar alfabeto cirílico. Pero nada más lejos de la realidad. Si bien en un principio sus "extrañas" letras te puedan parecer desafiantes, a medida que te vayas familiarizando con el idioma, lograrás aprenderlas de forma muy rápida. Además, algunas letras del alfabeto ruso, como la A, O, T, C o E, se escriben y suenan igual que sus homólogas latinas, lo cual facilita aún más el aprendizaje. Por otra parte, la pronunciación de este bello idioma eslavo es también bastante sencilla, así que una vez domines sus reglas, las palabras te saldrán solas.

Aprende ruso en un tiempo récord

El ruso tiene algunas particularidades, cuyo desconocimiento podría desorientarte y retrasar tu dominio del idioma. Por ello, la elección de un buen método de enseñanza es esencial para que progreses rápida y correctamente en su aprendizaje. Si bien podrías estudiar ruso de forma autodidacta, este sistema tiene sus limitaciones y desventajas, algunas muy marcadas. Entre ellas, falta de asesoría y supervisión de tus avances por un profesor experimentado. Es por ello que un curso de ruso diseñado por profesionales nativos puede ser la mejor opción para la mayoría de los estudiantes. La buena noticia es que este tipo de clases es lo que vas a encontrar en la app de Babbel. Échales un vistazo. Te sorprenderán por su eficacia, óptima duración y capacidad de adaptarse a tus necesidades y horarios.

Estudiar ruso no tiene por qué ser aburrido

Con el método Babbel podrás acercarte al idioma ruso de forma amena y fácil, adquiriendo habilidades de lectura, expresión oral y comprensión auditiva casi de manera lúdica. Las clases incluyen aprendizaje de gramática, construcción de frases y vocabulario práctico para mantener conversaciones durante tus viajes, reuniones de trabajo, shopping, visitas al médico y un largo etcétera. También pondrás a raya tu pronunciación mediante la tecnología de reconocimiento de voz, que corregirá y pulirá tu forma de decir las palabras rusas. Se trata de un método serio pero diferente, entretenido, dinámico y agradable, apto para todos los públicos y edades. La clave de su éxito reside en que con solo 15 minutos al día puedes comenzar a hablar ruso de forma progresiva. Además, la corta duración de las clases hace que cualquier hueco en tu día a día sirva para que avances en el aprendizaje.

El método Babbel

  • Este formato te permite acceder a tus clases de ruso a cualquier hora del día y desde cualquier lugar.

  • Las lecciones cortas, de entre 5 y 15 minutos, tratan temas de actualidad relacionados con familia, trabajo, amigos, viajes, etc.

  • Todas las lecciones están diseñadas por profesores nativos y adaptan el aprendizaje a la lengua materna de los estudiantes, en este caso, el español.

  • Según los estudios realizados por investigadores independientes, el curso de 15 horas de Babbel equivale a un semestre universitario en cuestión de resultados.

Domina el ruso sin esforzarte

Aprender ruso puede ser fácil, divertido, económico y muy efectivo. Además, la primera lección es gratuita. Podrás aprovecharla para tener un primer contacto con el idioma y, si te sientes cómodo, suscribirte al curso de ruso de 1, 3, 6 o 12 meses. Para acceder a tus lecciones donde y cuando quieras, utiliza la app de Babbel disponible para dispositivos iOS y Android. Descárgala en tu tablet o teléfono móvil para seguir aprendiendo sin necesidad de conectarte a internet.

Comenzar

Opiniones sobre Babbel