Babbel Logo

Inglés, español y portugués: cuando ser trilingüe es la tendencia

Ser bilingüe tiene beneficios claros y muy tangibles, pero ser trilingüe es lo que de verdad supone una diferencia competitiva a nivel laboral en Sudamérica, ya que te da la posibilidad de cubrir casi todos los idiomas que un profesional necesita saber para desempeñarse en los puestos más altos y mejor pagados.
Author's Avatar
ESCRITO POR Gretel Müller
Inglés, español y portugués: cuando ser trilingüe es la tendencia

Ilustrado por Fotini Tikkou

¿Un titular en inglés, pero también en español y portugués? ¡Totalmente! Porque hace un tiempo el inglés dejó de ser el esperanto del mundo, sino que hay varios idiomas más que compiten con este en el universo de las relaciones internacionales, de los viajes y, sobre todo, en el ámbito profesional. Así que si estás buscando mejorar tus skills para aplicar a nuevas y mejores oportunidades laborales, empezá a pensar en aprender un nuevo idioma. ¿Ya sabés cuál puede ser? Acá podemos recomendarte una combinación trilingüe que no te puede fallar, todavía más si vivís en metrópolis como Buenos Aires y São Paulo.

Inglés, español y portugués: una combinación infalible

Por un lado, el inglés y la extensión de su uso a nivel internacional es casi imprescindible a la hora de ocupar posiciones laborales importantes, sobre todo en latinoamérica y particularmente en Brasil. Se estima que, a pesar de ser un idioma que se aprende en las escuelas, solo el 5 % de los brasileños lo habla a la perfección y esto les ayuda a adquirir un salario más elevado, un 42 % aproximado más alto para ser exacta. No es solo importante a la hora de comunicarse a nivel internacional, sino también a la hora de tener acceso a papers e información que solo puede encontrarse traducida a este idioma. El inglés es considerado “el idioma de los negocios y de los viajes”.

Estos tres idiomas combinados dejan en offside a cualquier persona que no los hable a la hora de presentarse a un puesto de trabajo y esto se debe a varias razones.

Juan (Entre Ríos, Argentina)

Luego de finalizar el colegio en Entre Ríos, Juan se mudó a Buenos Aires, donde estudió Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires. Escribió en varios blogs y periódicos sobre música, cine y cultura, donde también tradujo artículos al español y realizó entrevistas en inglés a diversos artistas. Trabajó como editor de contenidos para una productora audiovisual con clientes en diversas partes del mundo y actualmente lidera el equipo de marketing y comunicación de una fintech internacional.

Juan estudió inglés y portugués en el colegio y perfeccionó su inglés tomando clases particulares en una academia privada, porque es un idioma que siempre le gustó y estaba seguro de que iba a ser un plus importante para su vida laboral. Respecto al portugués, en todos los colegios del noreste de Argentina (tanto los públicos como los privados) enseñan el idioma porque están muy cerca de la frontera sur de Brasil

Del inglés, dice Juan, destaca su practicidad para comunicarse con personas de todas partes del mundo. “En mi trabajo actual he tenido que conversar con gente de Rusia, Alemania, China y Holanda entre otros”. Del portugués destaca su amplio vocabulario y su jerga rica en contrastes y juegos de palabras, algo en lo que, para él, se asemeja mucho al español (a diferencia del inglés, que tiene un vocabulario breve y poco versátil).

Me resultaba rarísimo que siendo parte de Sur América nos comunicásemos en inglés con las regiones latinoamericanas y no en cualquiera de nuestros dos idiomas nativos.

Lorena (Salvador de Bahía, Brasil)

Después de recibirse en 2010 en la Universidad Federal de Bahía en Derecho, Lorena trabajó por 2 años como abogada y luego empezó a escribir notas para el Jornal à tarde en Salvador y después a trabajar como redactora en agencias en São Paulo. En 2011 se fue a vivir en Buenos Aires donde hace 7 años trabaja en agencias de publicidad, como consultora en derecho y como traductora de inglés, portugués y español, además en 2017 empezó una maestría en Derecho Internacional en la Universidad de Buenos Aires.

Lorena cuenta que en Brasil, hasta los años 80, los idiomas que te enseñaban en la primaria eran inglés y francés, recién en los 90 se sumó el español como opción, pero de todas formas en esa época elegí estudiar inglés. Fue recién en uno de sus primeros trabajos, cuando ya vivía en São Paulo, una ciudad mucho más cosmopolita, que decidió estudiar español porque entendí que me iba a ser muy útil a nivel laboral y también por curiosidad. 

A mí me ayudaron un montón, no solo en Argentina, sino también en Brasil, comenta Lorena. En Buenos Aires empecé a trabajar, ni bien llegué en una agencia de publicidad, pero ahora también trabajo de manera freelance para un estudio de abogados basado en Brasil. Saber los tres idiomas me favorece constantemente. Por ejemplo, el último caso que investigué les fui fundamental porque yo era el link entre la investigación que se hizo acá y la que se hizo en Brasil. Entre 250 profesionales en el estudio, yo era la única que hablaba los tres idiomas. En Brasil, si sos trilingüe, sos el diferencial que necesitan las empresas. Si sabés manejarte con español hoy, sos un producto increíble para ellos, inglés todos o la mayoría saben, pero español nadie.

Saber tres idiomas te permite tener pensamientos más ágiles, conocer culturas desde el idioma y abrirse a nuevas visiones y perspectivas.
¡Comienza ahora con Babbel!
¿Qué idioma te gustaría aprender?