Aprender ruso fácilmente: 21 razones para utilizar… un pósit

Si nunca has utilizado un pósit para aprender fácilmente un idioma extranjero, este artículo te cambiará la vida.
Author's Avatar
ESCRITO POR Chris Chriv
Aprender ruso fácilmente: 21 razones para utilizar… un pósit

Ilustraciones de Lucille Duchêne

Por exigencias de un trabajo periodístico, me propuse aprender ruso en 18 meses. Mi meta es poder expresarme con fluidez. No me queda más remedio, pues en el lugar que voy a visitar, la Siberia profunda, nadie habla inglés, francés, español, portugués, ni mucho menos camboyano. Así que mi meta era una y solo una: aprender ruso fácilmente y (en el menor tiempo posible).

¡Tengo dieciocho meses! Para lograr este reto, haré uso de toda mi experiencia en el aprendizaje de idiomas, que combina tres trucos:

  • Visitar un curso de ruso presencial en una escuela (para tener un profesor y hablar con personas reales).
  • Usar la app de Babbel (para adquirir conocimientos automáticos con facilidad, principalmente en ortografía/gramática/conjugación).
  • La técnica del pósit para aprender lo básico: las 3000 palabras más utilizadas en la vida diaria de un hablante nativo que permiten entender el 80 % de lo que se dice y se lee en un idioma extranjero.

¿En qué consiste la técnica del pósit? Se trata ni más ni menos que del método más sencillo y eficaz para memorizar rápidamente una gran cantidad de palabras. El concepto es muy sencillo, consiste en escribir palabras del vocabulario que se quiere aprender en un pósit y pegarlas allí donde tus ojos suelen fijarse: el escritorio, el baño, junto a la máquina de café, etc. Pero lo mejor de todo es que esta técnica no exige más inversión que comprar los pósits, aunque unos cuantos folios y un poco de celo también sirven.

Te mostramos 21 truquitos que te permitirán asimilar mucho vocabulario en muy poco tiempo usando un pósit. Como es lógico, esta técnica sirve para cualquier idioma extranjero.

1.  3000: el número de palabras que tienes que saber para entender el 80 % de un idioma. En mi caso, el objetivo es aprender seis palabras al día, pero se puede ser más ambicioso: si aprendo diez palabras al día, necesitaré diez meses para adquirir el vocabulario que necesito. Si te asusta esta cifra, empieza con 500 o 600 palabras: es el número de palabras más utilizadas en el día a día por gran parte de la población.

2. Elabora un plan semanal de aprendizaje para uno o dos meses, es decir, cada semana deberías pegar aproximadamente 70 pósits nuevos. Recuerda que, al principio del proceso de aprendizaje, un número equivale a una palabra. Oдин, Два, Tри (1, 2, 3), serían tres palabras.

3. En la primera semana puedes empezar pegando un pósit en todos los objetos que te rodean en casa. Escribe simplemente la palabra en ruso que hace referencia al objeto, SIN incluir la traducción. Ya verás, te divertirás pronunciando en voz alta el nombre de los objetos cada vez que pases por delante y así aprenderás con mucha rapidez el vocabulario de la vida cotidiana. En el caso del ruso, te sorprenderás descifrando el cirílico cada vez con mayor facilidad y sin un gran esfuerzo. Este método funciona incluso con palabras tan complicadas como Одиннадцать, que simplemente significa “once”.

 

Cómo aprender ruso fácilmente

4. ¡Llena la ducha de pósits y aprende los verbos sin despeinarte! Cuando los pegues por fuera, escribe en el reverso (por donde se pegan) la palabra en ruso (por ejemplo: душ), y en el anverso su traducción (ducha). Pronuncia las palabras en voz alta mientras te duchas (♫ dush dush duuush ♫) y tradúcelas en tu cabeza. Cuando te seques o te laves los dientes, haz lo mismo pero en sentido inverso.

5. Si tienes una ванна (bañera), mal asunto.

6. Pega los pósits encima de la cama y léelos varias veces en voz alta antes de apagar la luz. Se ha demostrado que retenemos mejor lo que leemos o escuchamos justo antes de quedarnos dormidos.

7. Asigna a cada habitación de tu casa un tema determinado. Así, cuando digas, por ejemplo, un número o un color en ruso, visualizarás de inmediato… el salón.

8. Los pósits se suelen utilizar para hacer listas de tareas, solo que ahora, ¡las harás en ruso!

9. A medida que avanza la semana, escribe la lista de la compra en ruso en un pósit. No te sientes a hacerlo justo antes de ir a comprar, porque te dará mucha pereza. Esta técnica es excelente para aprender nuevo vocabulario con eficacia: varias veces, en medio del supermercado, me he olvidado del significado de las palabras que había apuntado. A fuerza de sentirme estúpido en la sección de frutas y verduras, he acabado por aprenderme palabrejas como la odiosa баклажан (berenjena).

10. Más sencillo aún: si utilizas un libro de vocabulario o si escribes en una tarjeta todas las palabras que hayas aprendido con Babbel, un pósit te puede servir para… ¡esconder las palabras! ¿A que es práctico?

11. No olvides que algunas marcas comercializan pósits ya preparados, disponibles en inglés, francés, alemán e italiano. Son bastante caros, pero si una empresa ha logrado que la venta de pósits para aprender un idioma extranjero le resulte rentable, significa que esta técnica funciona.

12. Para no perder la motivación a la hora de aprender un idioma extranjero, recurre al método Kanban. Dibuja tres columnas en una pared: sin aprender / en proceso de aprendizaje / aprendidas. En la primera columna, pon todos los pósits de las próximas semanas. En la segunda columna, pega las palabras que te cuesta memorizar. En la tercera columna, pon todos los pósits que crees que ya has aprendido. No hay nada más gratificante que ver cómo se acumulan los pósits con el paso de las semanas y ser consciente de tu progreso.

13. ¿Sabías que caminar mientras estudias te ayuda a memorizar? Esto te permite utilizar a la vez los dos hemisferios del cerebro. Por lo tanto, cuando tengas un momento libre, camina de un pósit a otro para aprender algunas palabras al azar.

14. Junta unos cuantos pósits y ponlos alrededor de un dibujo, una foto, un cuadro o una postal de las que decoran tu pared. Cada cierto tiempo, intenta describir la fotografía con las palabras de los pósits que la rodean. Seguro que a veces pronunciarás frases sin sentido, como “este niño me hizo pensar en una lavadora”, pero es muy divertido saber decir algo así en ruso, ¿no crees?

15. La técnica del pósit te permite utilizar la memoria visual y asociar determinadas palabras a una habitación de la casa. La memoria funciona mejor por asociación de ideas, de forma que el cerebro encuentra el camino hacia la palabra exacta con mayor rapidez si le guías hacia la habitación correcta.

16. Los profesores de FLE (francés como lengua extranjera) recurren con frecuencia al método del pósit. ¿Conoces el juego de pegarse un pósit en la frente? Cada jugador debe adivinar el objeto, el personaje o la palabra que se le ha asignado con ayuda de preguntas de respuesta cerrada (sí o no). Si aprendes un idioma extranjero con varias personas, prueba este juego.

Cómo aprender ruso fácilmente

17.  Recoge todos los pósits que hayas pegado la semana anterior. Si todavía no lo has hecho, escribe en la parte trasera su traducción, elabora un cuaderno con todos los pósits y úsalo en el transporte público para refrescar la memoria y asegurarte de que no te olvidas, a mitad de camino, de las palabras que ya has aprendido.

18. Cuando hayas aprendido suficiente vocabulario, escribe en los pósits las frases de la aplicación de Babbel, aunque también puedes escribir citas, versos de canciones, poemas… Ver las palabras en su contexto te permitirá mantener las primeras conversaciones.

19. Pasado un tiempo, esconde las frases e intenta repetirlas en voz alta simplemente recordando dónde se encuentra el pósit. Este método no solamente te ayudará a entender la sintaxis del idioma que estás aprendiendo, sino que también hará que impresiones a tus interlocutores cuando empieces a citar a Gogol en medio de la conversación. Cuando puedas decir, entender y recordar una frase como Ча́сто сквозь ви́димый ми́ру смех лью́тся неви́димые ми́ру слёзы (a través de la risa, visible para todo el mundo, caen lágrimas, invisibles para el mundo), te darás cuenta de lo mucho que has progresado.

20. Utiliza pósits de diferentes colores para los verbos, los sustantivos, los adjetivos, etc.

21. Y para acabar… Si eres capaz de darme un vigesimoprimer motivo para utilizar un pósit con el que aprender un idioma extranjero con facilidad, te lo agradeceré. ¡Ayúdame a quedar bien con tu comentario!

No esperes más para aprender ruso.
¡Comienza ahora con Babbel!
¿Qué idioma te gustaría aprender?