Babbel Logo

Aprende un idioma cuando y donde quieras

5 consejos específicos para aprender francés

¿Te has enamorado del francés pero todavía te cuesta hacerte entender? De la mano de una de nuestras expertas francesas en lingüística te traemos nuestros 5 mejores consejos para aprender francés.
Author's Avatar
5 consejos específicos para aprender francés

Dada la proximidad entre ambos idiomas, empezar a entender y a hablar francés suele ser relativamente fácil para hispanohablantes. Aun así, un poco de asesoramiento beneficiará tu aprendizaje  (y sobre todo lo acelerará) y por eso te presento, a continuación, mis mejores consejos para que consigas dominar este bonito idioma en poco tiempo.

1. Activa tu memoria pasiva

A primera vista, memorizar la ortografía de una palabra o aprender la conjugación de un verbo en francés puede resultar una auténtica tortura. Pero tengo una muy buena noticia: puedes aprender todo esto de manera mucho más fácil y sin agobios. La clave reside en emplear tu memoria pasiva.

¿Tienes una memoria visual y te quedas fácilmente con lo que lees? Entonces leer un artículo o un libro interesante en francés te ayudará a memorizar la ortografía, el género y las formas de plural, la conjugación, así como nuevos vocablos. Elige siempre un texto adaptado a tu nivel y céntrate en extraer el sentido global, sin intentar entender cada palabra. Puedes traducir y apuntar aquellos términos que más se repitan y verás que pronto los integrarás a tu vocabulario diario. Recuerda que el contexto siempre te ayudará a entender tanto el sentido global como muchas palabras.

¿Memorizas más fácilmente lo que escuchas? Puedes emplear esta técnica con series, películas o vídeos de YouTube en francés. Este método no solo te ayudará a mejorar tu gramática, sino que también te permitirá adquirir la entonación y el el acento adecuados. En este caso también, es imprescindible recurrir a vídeos que se correspondan con tu nivel de francés. Evita, además, los subtítulos en español o inglés y actívalos siempre en francés. ¡La inmersión debe ser lo más completa posible!

Si integras este hábito a tu rutina cotidiana, pronto te sorprenderás empleando el género y los tiempos verbales correctos o entonando como un francófono, sin ser consciente de haber realizado grandes esfuerzos. ¿Tienes dudas al respecto? Pues quizás te convenza el saber que los niños aprenden su(s) lengua(s) materna(s) de esta manera, es decir, sin que nadie les enseñe explícitamente reglas gramaticales o pronunciación.

2. Exprime lo mejor de tu creatividad para memorizar el género y el plural

¿Es la palabra armoire masculina o femenina? ¿El plural de cheval y festival se forman de la misma manera? Aunque existan muchas similitudes entre el español y el francés, para hablar francés perfectamente, es necesario aprender el género y la forma de plural de cada sustantivo. ¿Y cómo lo consigues? Usando, por ejemplo, pósits: escribe una palabra junto con su género y forma de plural y pégala en el objeto que designa (por ejemplo, l’armoire (f.) en el armario). Si te cuesta memorizar el género de las palabras, puedes usar pósits de dos colores: uno para el masculino y otro para el femenino. Para aquellos términos que no se refieren a objetos (como conceptos), puedes escribirlos en distintos colores según el género y/o en dos columnas diferentes.

Además, también puedes revisar y completar la siguiente lista:

Algunas palabras masculinas en español pero femeninas en francés

l’année (el año), l’assiette (el plato), la bague (el anillo), la banque (el banco donde se tiene el dinero), la chaussette (el calcetín), la chaussure (el zapato), la couleur (el color), la dent (el diente), la douleur (el dolor), l’école (el colegio), l’erreur (el error) la faim (el hambre), la forêt (el bosque), la fin (el final), la minute (el minuto), la peluche (el peluche), la planète (el planeta), la montre (el reloj), la robe (el vestido), la vidéo (el vídeo), la voiture (el coche)

Algunas palabras femeninas en español pero masculinas en francés

le bijou (la joya), le bonheur (la felicidad), le doute (la duda), le dos (la espalda), le front (la frente), le lait (la leche), le lit (la cama), le matin (la mañana), la mer (el mar), le miel (la miel), le nez (la nariz), le poignet (la muñeca, parte del cuerpo), la salle de bains (el cuarto de baño), le sang (la sangre), le sel (la sal), le serpent (la serpiente), le sourire (la sonrisa)

Formación del plural

  • Al igual que en español, la mayoría de los sustantivos en francés forma su plural en –s.
  • Las palabras terminadas en –au, –eau y –eu forman su plural en –x: un agneau (un cordero) > des agneaux. Bleu (azul o moratón) y pneu (neumático) son excepciones y forman su plural en –s.
  • Las palabras terminadas en –al forman su plural en –aux: un cheval (un caballo) > des chevaux. Entre las excepciones destacan festival, carnaval, régal (delicia) y choral, que forman su plural en –s.
  • Los sustantivos terminados en –ou suelen formar su plural en –s: un trou (un agujero) > des trous. Existen siete excepciones, que todos los francófonos aprenden de memoria en la escuela: bijou (joya), caillou (piedra), chou (col), genou (rodilla), hibou (búho), joujou (juguete), pou (piojo) forman su plural en –x.

Probablemente te encuentres con alguna palabra cuyo género o plural no conozcas o hayas olvidado, pero no te preocupes. Equivocarse forma parte del proceso de aprendizaje y te entenderán igualmente. Repasa y usa con regularidad aquellos sustantivos que más difíciles te resultan y verás como pronto desaparecerán los errores.

3. Céntrate en la entonación

Entonar correctamente tus oraciones en francés le permitirá a tu interlocutor entender dónde empiezan y terminan tus frases e identificar qué información es la más importante. Así pues, la entonación estructura la comprensión y hace que tu interlocutor entienda en seguida lo que quieres decir. La buena noticia es que, al contrario de lo que sucede con la pronunciación, ¡la entonación del francés es extremadamente fácil!

  • La sílaba tónica de una palabra coincide siempre con la última sílaba y el tono es descendente.
  • Dentro de una oración, el acento principal recae siempre sobre la última sílaba de la última palabra. Usa un tono descendente cuando se trata de una oración afirmativa y un tono ascendente para preguntas. Recuerda también acentuar las palabras más importantes de la oración.

Intenta repetir varias veces oraciones simples que hayas sacado de un vídeo y pronto comprobarás que tu r, tus nasales o tu v dejarán de ser un problema. Además, no olvides que tu acento hispano podría resultar para muchos oídos francófonos tan exótico como encantador.

4. Ojo con los préstamos del francés y los falsos amigos

Quizás uno de los consejos menos intuitivos a la hora de hablar francés sea no caer en la trampa de aquellas palabras españolas de origen francés (los galicismos) y de aquellos términos que suenan igual en ambos idiomas pero no significan lo mismo (los falsos amigos).

La gran mayoría de las palabras tomadas del francés han sido adaptadas a las reglas de pronunciación y de ortografía del español. Por eso es importante que prestes especial atención a la hora de escribir o pronunciar palabras como chauffeur, chef, complot, dossier, entrecôte, forfait, gaufre o sommier.

El español y el francés son dos lenguas románicas, así que gran parte de su léxico tiene el mismo origen. Sin embargo, existen algunas palabras que pese a tener la misma forma no significan para nada lo mismo. Estos son algunos de los falsos amigos más frecuentes:

  • Constipé significa estreñido y no constipado (que se dice enrhumé).
  • Débil quiere decir tonto y no débil (que se dice faible).
  • Discuter designa el hecho de hablar y conversar normalmente sin discutir (que se dice se disputer).
  • Embarassé nada tiene que ver con estar embarazada (enceinte en francés) y significa confuso, cortado, incómodo.
  • El verbo enfermer significa encerrar y no enfermar (que se dice tomber malade).
  • Marcher significa caminar o funcionar y no marchar (que se dice partir).

Finalmente, te recomiendo que, salvo en el ámbito de la comida, evites usar palabras demasiado cliché (ojo, la palabra tampoco se pronuncia de la misma manera en francés). Los franceses no pasan el día diciendo Oh là là.

5. Aprende vocabulario relacionado con la gastronomía

Como seguramente sepas ya, los franceses tienen una auténtica fascinación por la comida y aman su gastronomía. Esto significa, por lo tanto, que hablar de comida es la excusa perfecta para romper el hielo, iniciar una conversación con un nativo y lucir tu nivel de francés. El español ha tomado prestadas del francés numerosas palabras relacionadas con el ámbito de la cocina, así que serán pocos los términos que tengas que aprender activamente. Averigua cuántas palabras conoces ya en la siguiente lista:

menu à la carte picnic
cuisine bon appétit hors-d’oeuvre
restaurant chef alcool
apéritif café petit four
soupe vinaigrette croissant
salade omelette baguette

¿No tienes la posibilidad de viajar a un país francófono? Entonces intenta buscar una panadería o un restaurante francés en tu localidad y atrévete a hacer tu pedido o a felicitar al chef en francés. ¡Fijo que el personal se alegrará un montón!

¿Quieres aprender francés?

¡Empecemos!

Artículos recomendados

Consejos para mejorar tu pronunciación en alemán

Consejos para mejorar tu pronunciación en alemán

Elegimos algunas de las palabras alemanas más difíciles de pronunciar y retamos a 5 personas a decirlas en voz alta. Este es el sorprendente resultado del experimento.
ESCRITO POR Katrin Sperling
5 consejos para hablar bien francés (o al menos intentarlo)

5 consejos para hablar bien francés (o al menos intentarlo)

Te mostramos los errores más comunes cuando hablamos francés. ¿Quieres mejorar tu pronunciación? ¡Dale al play!
5 consejos de una parisina para camuflarte entre los parisinos

5 consejos de una parisina para camuflarte entre los parisinos

Los parisinos son conocidos por estar muy orgullosos de su ciudad y por despreciar todo lo que esté más allá del Bulevar Periférico de París. Sigue estos 5 consejos si no quieres parecer un turista más.
ESCRITO POR Annie Kang
Author Headshot
Caroline Paboeuf
Después de estudiar literatura y cine, Caroline no sabe cómo pero terminó en Moscú, donde estuvo enseñando francés y aprendió ruso. Unos años después el destino la llevó a Berlín, donde ahora se dedica a explorar esta fascinante ciudad y trabaja como experta en idiomas en Babbel.
Después de estudiar literatura y cine, Caroline no sabe cómo pero terminó en Moscú, donde estuvo enseñando francés y aprendió ruso. Unos años después el destino la llevó a Berlín, donde ahora se dedica a explorar esta fascinante ciudad y trabaja como experta en idiomas en Babbel.

¿Qué idioma te gustaría aprender?