Babbel Logo

Aprende un idioma cuando y donde quieras

7 expresiones romanas cotidianas que necesitas saber antes de visitar Roma

¿Por qué no haces un esfuerzo y aprendes un poco de dialecto romano? Comparto contigo 7 expresiones en romanesco para que hables como uno de los habitantes de la ciudad eterna.
Author's Avatar
ESCRITO POR Natali Lekka
7 expresiones romanas cotidianas que necesitas saber antes de visitar Roma

Ilustraciones por Mary Delaney

Ahó!

Un saludo romano como ciao o buongiorno

Aunque Dante lo llamó “Il più turpe di tutti i volgari italici” (la más desdeñable de todas las lenguas vernáculas italianas), el altamente creativo dialecto romano goza de una rara belleza. La próxima vez que estés en Roma podrías (¿por qué no?) hacerlo como lo hacen los romanos y hablar en la jerga local. Aquí te dejo 7 expresiones cotidianas para que suenes como todo un romano.

1. Ammazza!

Literalmente significa “¡Matar!” y no está claro de dónde proviene. Algunos dicen que deriva de la palabra italiana mazza que significa mazo o bate, en su sentido figurado, un instrumento para matar. Otra teoría, un poco menos probable, afirma que proviene del grito herido de los plebeyos durante el combate de los gladiadores en el Coliseo. Si esta palabra y su explicación te dan escalofríos, no te preocupes, en Roma no todo es muerte y sangre. Hoy día, Ammazza! se usa para denotar admiración o sorpresa, similar al “¡Huy!” o “¡Ay, por Dios!” en español: “Ammazza, quanto magni!” *(¡Uy, cuánto comes!). Es posible que también escuches *”Ammappa!”.

2. Burino

Proveniente del latín buris, que se refiere a la pala de arar, la palabra burino estaba reservada para los no romanos, más específicamente para quienes vivían y trabajaban en otras partes del Lacio en labores agrícolas. Hoy día se usa para describir a alguien grosero e inculto. “Anvedi ‘sto burino!” (¡Mira qué bruto!).

3. Buzzuro

Esta es otra palabra con un significado similar a burino y una etimología bastante interesante. Se deriva del obsoleto término alemán Butze, palabra de la que proviene putzen (limpiar). Inicialmente se utilizó para describir a los trabajadores suizos que visitaban Roma en el invierno para limpiar las calles o vender castañas. Hoy día se usa para describir a alguien maleducado y con pocos modales. “Ma ‘sto buzzuro, chi è?”  (¿Pero quién es este descarado?).

4. Daje

Este es el equivalente romano de dai, que significa “vamos” y es una expresión cotidiana muy común con muchos significados diferentes. Puede significar “bien hecho”, “hurra” o “qué guay”, pero también un simple “sí”.

  • Che famo oggi, Giulia, annamo ar mare? (¿Qué deberíamos hacer hoy Giulia, vamos al mar?).
  • Daje (Sí).

También puede significar “apúrate”, “Che stai a fa? Daje!” *(¿Qué haces? ¡Apúrate!) o “Anda, vamos” (como forza en italiano). Si te gusta el fútbol puedes decir Daje Roma!(¡Vamos Roma!) para animar al equipo local.

Otra variación de esta palabra es aridaje que significa “otra vez”, dicho con fastidio o ironía. “Aridaje, co’ ‘sta storia!” (De nuevo con la misma historia, ¡basta ya!).

5. Li mortacci tua

Conduce a través de Via del Corso durante la hora pico y, muy seguramente, escucharás las expresiones li mortacci tua, mortacci tua o ‘tacci tua. Vagamente podría traducirse como una maldición sobre tus antepasados (el uso del sufijo –acci denota desprecio y desaprobación en italiano). Este insulto se remonta a la época romana cuando los antepasados eran adorados y tratados con el máximo respeto. Aunque algunas veces se usa como una forma divertida para expresar sorpresa, “Li mortacci tua, ma quanto hai vinto?” (Eres un maldito suertudo, ¿cuánto dinero ganaste?) o indignación, “Mortacci!” (¡Maldita sea!), sigue siendo un insulto muy fuerte.

6. Ma va a magnà er sapone!

Literalmente significa “¡Vete a comer jabón!” y es una manera coloquial de expresar incredulidad o de decirle a alguien que vaya a darse una vuelta o a freír espárragos.

  • Sai che conosco a regina Elisabetta? Penza ‘n po’ che l’artra vorta m’ha ‘nvitato a magna’ a casa sua” (¿Sabes que conocí a la reina Isabel el otro día? Me invitó a cenar a su casa).
  • “Ma va a magna’ er sapone va” (¡Ay si, qué dices!).

Otra forma de expresar incredulidad como lo haría un romano es: “Ma che stai a dì!” (¿De qué hablas?).

  • “Mario e Carlo non si parlano più” (Mario y Carlo ya no se hablan).
  • Ma che stai a dìììììì! (¿De qué hablas? ¡No puedo creerlo!).
  • O, “ma che davero davero?” (¡¿En serio, de verdad?!).
  • Ma o sai che m’hanno chiesto 3 piotte pe’ rifa’ a machina?” (¡¿Sabías que me cobraron 300 euros por reparar del coche?!).
  • “Ma che davero davero?” (¿De verdad?).

¡Ah, por cierto!, en romanesco, piotta solían ser 100 liras; hoy son 1000 euros.

7. Noantri

Reservado solo para quienes provienen del barrio del Trastevere en Roma, se deriva de las palabras noi altri (nosotros los otros), el opuesto de voi altri (vosotros los otros), es decir, quienes provienen de los demás distritos romanos. Es cierto que no es una expresión romana muy común, pero puede que sí te interese saber que la Festa de Noantri se lleva a cabo cada año, del 16 al 30 de julio en el barrio del Trastevere y es una fiesta religiosa que data de 1535 en honor a Nuestra Señora del Monte Carmel.

BONUS: una lección rápida de gramática romanesca

Ya habrás notado que los romanos siguen sus propias reglas gramaticales a la hora de hablar su dialecto. Si quieres sonar como un verdadero romano, esto es lo que debes hacer:

Corta la última sílaba de los verbos en infinitivo. En romano no se dice parlare, se diceparlà; no es dire, sino ; no digas fare, di fa´. Capisce?
Ignora también el comienzo de algunas palabras. No es uno, es ‘no; no se dice andiamo, se dice ‘nnamo. No pidas una birra, pide ‘na bira (con una r). No digas questa storia, di ‘sta storia.

Reemplaza la letra l con r. Así, di er sapone, en lugar de il sapone; di ar mare, en vez de al mare. De hecho, de acuerdo con las reglas gramaticales de er romanesco, cuando la l precede a una consonante en una palabra, esta se reemplaza por una r. Soldi se convierte en sordi y calcio en carcio.
Cambia las sílabas ng por gn, por ejemplo, di magno en lugar de mangio.

Finalmente, el verbo essere o èsse se conjuga como: sò, sei , è, semo, sete, sò.

Mbè , te piasce er romanesco o no?

¿Te fascinan los dialectos? Con Babbel puedes aprender un nuevo idioma e incluso algunas de sus variantes regionales.

¡Comienza a aprender ahora!

¿Qué idioma te gustaría aprender?

¿Qué idioma te gustaría aprender?