15 frases chilangas para tu próxima visita a CDMX

¡15 frases que solo alguien de la Ciudad de México entendería! ¿O no, chilangos?
Author's Avatar
ESCRITO POR Margaret Fink

En México se habla castellano, pero los Estados Unidos Mexicanos no tienen oficialmente ninguna lengua o idioma oficial a nivel nacional. Con más de 68 lenguas indígenas y sus respectivas variantes lingüísticas, podemos afirmar que la riqueza lingüística mexicana es enorme. Ahora bien, si nos concentráramos únicamente en el día a día, en lo que se conoce como el lenguaje informal o urbano, cada estado se inventa sus palabras o frases que los definen. Estas son algunas que delatan a los chilangos. ¿Te suenan?

Disclaimer: Estas frases fueron seleccionadas por gente de Mérida, Monterrey, Baja California y Puebla.

1. ¿Sus tacos con copia o sin copia?

Es una frase que escucharás en las taquerías y significa “con o sin tortilla extra”. La copia es útil cuando son tacos grandes o con grasa, porque la primera tortilla suele romperse fácilmente.

2. Echar el chal

Chal es una especie de bufanda ancha con la que las mujeres se tapan los hombros. Sin embargo, “echar el chal” no tiene nada que ver con ello, salvo por la connotación de abrigarse y ponerse cómodas. Significa: echar el chisme o chismear.

3. Felipe y con tenis

Una frase no muy usada y sin mucho sentido, pero muy conocida, que quiere decir: “feliz y contento”. Aparentemente, su origen proviene de la similitud en sonido de las palabras.

4. Voy a perseguir la chuleta

La respuesta predilecta de quienes van de camino al trabajo cuando alguien les pregunta adónde van. Quiere decir: “voy a trabajar” (para ganar dinero y comprar comida).

5. Cuidado con el Torito

El Torito es un centro de detención en la Ciudad de México (una especie de cárcel pequeña) donde llevan a los que son detenidos por manejar en estado de ebriedad. Si te lo dicen, es para que no consumas más de tres cervezas, porque no pasarás el examen que realizan los operativos viales.

6. Dame dos

Cuando los chilangos están ocupados y alguien se les acerca a pedirles algo, la respuesta casi siempre será: dame dos. Que simplemente se traduce como “en un momento te pongo atención”. El truco está en que “dos” puede significar cualquier medida de tiempo, como el famoso “ahorita”.

7. Aguanta vara

Es un mensaje alentador para quien está en una mala situación de la que no le conviene salirse aún. “Vara” hace alusión a ser latigueado.

8. Vamos por unas chelas

Chela es sinónimo de cerveza. Por lo tanto, la frase indica una invitación para ir a tomar unas cervezas. En otros estados, en especial al norte del país, es más común escuchar “cheve”.

9. ¿Le entras o no?

Se usa para preguntarle a alguien si acepta formar parte en alguna situación. Por ejemplo: “estamos apostando sobre el marcador final del partido, ¿le entras o no?”.

10. Lo llevaron al tambo

A la cárcel se le dice tambo. Casi como el Torito, salvo que este no es exclusivo para personas en estado de ebriedad. Esta frase se lleva bien con “ya te cargó pifas”, donde la palabra “pifas” puede ser sustituida por casi cualquier grosería que denote que le va a ir mal.

11. ¡Cámara!

Es la herramienta con la que se toman fotografías, pero en el léxico popular su significado abarca varias vertientes de acuerdo con el contexto. Por ejemplo:

  • “Cámara, ya me voy”
  • “¿Tú llevas las chelas?”
  • ¡Cámara! (Está afirmando que sí las llevara. Un tipo de “Okay”).
  • “¡Apúrate! ¡Cámara! (¡Cálmate, tranquilo!).

En otras ocasiones no es más que una palabra que no quita ni aporta nada dentro de la oración. En otras palabras, un estorbo auditivo o visual.

12. Está vaciado

Cuando algo es vaciado es sinónimo de que algo es “chistoso” o “simpático”. Ejemplo: “Esa serie es vaciada” o “Baila vaciado”.

13. No se vale apañar

Para la RAE (Real Academia Española) apañar significa arreglar o resolver algo. En “chilangolandia”, sin embargo, lo utilizamos como sinónimo de “tomar algo ventajosamente sin pensar en los demás”. Hasta tenemos un dicho popular que dice: “Al que apaña, Dios lo acompaña”.

14. Se puso muy salsa

Alguien que se pone muy salsa es alguien que se torna muy bravo o agresivo (como una buena salsa mexicana). También puede significar altanero, insufrible o sangrón.

15. Es piña

Sí. Nos encanta cambiarle el significado a las palabras y acomodarlas a nuestra conveniencia (como en todo México). En este caso, piña equivale a broma. Por lo tanto: es una piña, o sea ¡es una broma!

¿Habías escuchado estas frases? ¿Qué otras chilangonerías te sabes?

Si no te interesa el chilango, pero quieres hablar otros idiomas...
¡Regístrate y aprovecha la oferta!
¿Qué idioma te gustaría aprender?