Habla un idioma como siempre soñaste

Nunca aprender idiomas había sido tan divertido. ¡Descarga la app gratis!

¿Qué idioma te gustaría aprender? ¡Pruébalo ahora de forma gratuita!

5 motivaciones para aprender portugués de una vez por todas

El portugués, que coisa mais linda… ¡y más fácil de aprender!

Escrito por Cristina Gusano Sanz

Venga hombre, es parecido, es bonito, suena bien y las palabras son muy muy parecidas. 5 motivaciones quizá sean demasiado pocas para aprender este idioma tan lindo…

¡Experiméntalo de primera mano!

  1. Samba, fútbol, surf: no sé a ti, pero yo pienso en portugués y me teletransporto a las playas infinitas de Portugal o Brasil, pienso en carnaval, en gente bailando y en el famoso “Jogo Bonito”. ¡Qué gusto! Todo cosas buenas, relajadas, divertidas… ¡hablar portugués es como estar de vacaciones!

  2. Es muy fácil: siendo tu lengua materna el español, aprender portugués es FA CI LÍ SI MO. Ambos idiomas son tan parecidos, que en la tabla de similitud léxica (es decir, en la tabla que mide la similitud entre las palabras de dos o más idiomas) el portugués y el español son los idiomas más parecidos, con un 89 % de palabras en común. Ambos son, sorprendentemente, más parecidos entre ellos que el español con el italiano (82 %) o incluso con el catalán (85 %). ¡Los datos hablan por sí solos!

  3. Mucha gente habla portugués: no solo se habla en Brasil (220 millones de personas) y en Portugal (11 millones de personas) sino que el portugués también es el idioma oficial de muchos países africanos, como por ejemplo Mozambique, Angola o Cabo Verde. En total, más de 250 millones de personas en el mundo hablan portugués como lengua materna.

  4. Para disfrutar de su música: en Portugal podrás disfrutar de los famosos fados, que es para los portugueses un poco lo que el flamenco es para nosotros, los españoles. Se trata de unas canciones muy sentidas cuya letra merece ser entendida. En cuanto a Brasil, allí encontramos una mezcla muy diversa de estilos con gran variedad de ritmos africanos e indígenas. Si tocas instrumentos, ¡no dudes en apuntarte a alguna jam session brasileira! La música y la danza son sus señas de identidad.

  5. Para conocer a los vecinos: ya seas latino, paraguayo, boliviano, argentino, venezolano o español, tanto los brasileños como los portugueses son nuestros vecinos. ¡Qué casualidad! Compartimos casi todo, cultura, aspecto, gastronomía… ¡Casi todo menos el idioma! ¿No merece la pena dedicarles un poco de nuestro interés por su lengua y su cultura? El próximo viaje a sus playas, a sus bonitas ciudades o a su selva los podrás disfrutar el doble.

¿Hay algo más satisfactorio que hablar portugués?

¡Empieza a hablarlo desde ya!