Aprender un idioma en casa es posible

Solo necesitas algunos trucos para integrarlo a tu lista de tareas diarias. ¡Lee y descubre lo simple que puede ser!
Author's Avatar
ESCRITO POR Babbel
Aprender un idioma en casa es posible

Entre aplicaciones, contenidos online y series nuevas puede ser difícil dedicar un momento a una actividad productiva. Pero ¿y si te decimos que puedes usar todas estas herramientas para aprender un idioma en casa? ¿No sabes cómo hacerlo? ¡Tenemos algunos trucos para ti!

Un capítulo más y me acuesto

Acaban de estrenar una serie nueva y te quedas hasta tarde para ver cómo se desenvuelve. Te dices “un capítulo más y me acuesto”. Pero no eres capaz, necesitas ver qué pasa al final. ¿Te suena familiar? ¡Tenemos buenas noticias! Ver series está bien, pero verlas en versión original está mucho mejor porque te ayudará en tu aprendizaje. Si ya tienes un nivel intermedio del idioma, haz uso de los subtítulos, pues son una gran forma de ver cómo se escriben ciertas palabras. Si aún no te ves capaz de seguir la trama con los subtítulos también en versión original, te recomendamos que elijas una serie que ya hayas visto varias veces. De este modo no tendrás que prestar demasiada atención a la trama y podrás concentrarte en lo que se dice y en cómo se dice.

Tu mejor profe en la palma de la mano

Del principiante al intermedio, Babbel ofrece 14 idiomas en diferentes niveles. Gracias a una variedad de cursos y temas, es perfecto tanto para quienes están dando sus primeros pasos como para quienes buscan adquirir fluidez o ampliar vocabulario. 

¿Qué hace a Babbel especial? Los cursos han sido diseñados por lingüistas y se basan en conversaciones reales de hablantes nativos. Además, la aplicación cuenta con tecnología de reconocimiento de voz, la cual te permite mejorar tu pronunciación en un nuevo idioma. Practica en casa por tu cuenta, a tu ritmo y sin miedo a equivocarte.

Escucha y aprende

Los pódcast son una herramienta fantástica para aprender idiomas. Puedes escuchar programas sobre historia, cultura, filosofía y, como te puedes imaginar, también sobre idiomas. Lo fantástico de los pódcast es que puedes escucharlos en cualquier lugar, incluso mientras realizas otra actividad como hacer la cena o limpiar la cocina (bueno, esta última es quizá más aburrida).

Hay dos tipos de pódcast con los que puedes aprender: los que están grabados en el idioma que estás aprendiendo y los que tratan sobre el idioma que estás aprendiendo. Si acabas de empezar, probablemente deberías elegir el segundo tipo. Echa un vistazo a nuestros pódcast aquí

Quien lee mucho sabe mucho

Los libros son maravillosos porque sus historias nos transportan a otros tiempos y lugares. Leer un libro en otro idioma es un gran complemento para tu aprendizaje. Pero ten cuidado, los textos que no puedes entender sin el diccionario a menudo resultan pesados ​​y hacen que te desanimes fácilmente. Por eso te recomendamos que, antes de comenzar un libro, le eches un vistazo al nivel. Hay lecturas que se adecúan a la capacidad de cada estudiante.

Si los libros no son lo tuyo, también puedes leer la prensa en línea, estarás al tanto de todo y en un nuevo idioma. Internet está lleno de sitios web que tratan todos los temas que te puedas imaginar. Busca aquellos que más te interesan. Si comienzas a visitar páginas en otro idioma de manera regular, te darás cuenta rápidamente de que este hábito no solo es agradable, sino también muy útil.

¿Quieres aprender un idioma en casa?
¡Prueba Babbel!
¿Qué idioma te gustaría aprender?