Habla un idioma como siempre soñaste

Nunca aprender idiomas había sido tan divertido. ¡Descarga la app gratis!

¿Qué idioma te gustaría aprender? ¡Pruébalo ahora de forma gratuita!

Cómo convertirte en brasileño en 10 pasos

¿En qué consiste ser brasileño? ¿Por qué la mayoría de personas que viajan a Brasil se enamoran de este país? Estas 10 costumbres y comportamientos son un buen punto de partida para aquellos que quieran conocer un poquito mejor "el país del fútbol". ¿O deberíamos decir "el país del carnaval"?

Escrito por Gabriel Mestieri

Brasil nunca ha captado tanta atención del extranjero como en la última década. Su crecimiento económico y su influencia internacional en los últimos años, desde su papel de anfitrión en el Mundial de Fútbol de 2014 y hasta la preparación de los JJ. OO. de 2016, han hecho que el interés del resto del mundo en Brasil no haya parado de crecer. Las confusiones que antes reinaban en torno al país, como por ejemplo que los brasileños hablan español y su capital es Buenos Aires, por fin están desapareciendo.

¿En qué consiste ser brasileño? ¿Por qué la mayoría de personas que viajan a Brasil se enamoran de este país?

Estas 10 costumbres y comportamientos son un buen punto de partida para aquellos que quieran conocer un poquito mejor "el país del fútbol". ¿O deberíamos decir "el país del carnaval"?

1. Comparte una cerveza con tus amigos en un boteco

Casi todos los países del mundo cuentan con muchos bares. Pero solo en Brasil encontraremos cervejas estupidamente geladas (sí, cervezas “estúpidamente” heladas, ese es el adverbio que usan) y diferentes tipos de cachaça y aperitivos buenísimos (o a veces no tan buenos) en un sitio que abre a las 6 de la mañana para empezar a servir desayunos y que cierra cuando el último borracho se va a casa. Para beber en un boteco como un auténtico brasileiro, ni se te ocurra pensar en pedirte una cerveza solo para ti. La forma “adecuada” de beber allí es pidiendo una botella (o las que hagan falta) y compartirla bebiendo de vasos pequeños. La excepción es que el boteco tenga un buen chope (la versión brasileña aguada de la cerveza de barril), entonces la individualidad al beber está permitida.

2. Celebra el carnaval por todo lo alto

No es casualidad que el carnaval de Brasil sea mundialmente conocido. Celebrar el carnaval implica ponerse en contacto directo con la cultura brasileña. En una fiesta que dura 7 días y que se celebra prácticamente en cada rincón de la ciudad, se representan varios tipos de bailes y estilos musicales (no solo la samba). Da igual donde estés y de dónde vengas, ¡hazte con un disfraz y disfruta de la fiesta!

3. Come arroz y habichuelas

Esta es la base de la cocina brasileña: arroz blanco y habichuelas negras (también conocidas como frijoles o alubias). Los brasileños comen este famoso plato muchas veces a la semana y lo combinan con muchas otras cosas: carne, pescado, tortilla, un huevo frito, un salteado de verduras, etc. ¡Está tan bueno que siempre apetece!

4. Saluda a todo el mundo con besos en las mejillas

En esto se parecen mucho a nosotros… Los brasileños se saludan entre hombres y mujeres con besos en las mejillas, incluyendo por ejemplo a gente joven que se acaba de conocer. Pero no funciona de la misma manera en todo el país (hay que tener siempre en mente que Brasil es un país muy grande): en São Paulo solo se da un beso y en Río se dan dos. En algunas partes de la región noreste, por el contrario, son tres. Entre los hombres el saludo más común es un apretón de manos, a no ser que sean buenos amigos, en cuyo caso les unirá un largo y cariñoso abrazo con palmadas en la espalda.

5. Acostúmbrate al tráfico

El tráfico en las grandes ciudades brasileñas es muy caótico y el transporte público funciona regular. El metro, cuando lo hay, no puede transportar a toda la ciudad así que, a no ser que vivas en una ciudad más bien pequeña o vivas y trabajes cerca de una estación de metro, ármate de paciencia y prepárate para quedarte atascado en el tráfico por un tiempo.

6. Llega un poquito tarde

Echarle la culpa al tráfico y al insuficiente transporte público sería demasiado fácil pero la verdad es que, al margen de estos factores, los brasileños son bastante propensos a llegar tarde. Especialmente si se queda con más de 2 amigos, hay que considerar seriamente llegar como media hora tarde, a no ser que la puntualidad sea requerida para algo en especial. Pero ten cuidado, esto NO se aplica a citas profesionales. Llegar tarde a una entrevista de trabajo para demostrar que conoces las costumbres locales es definitivamente una mala idea.

7. Ve a la playa

De São Paulo para arriba es prácticamente verano todo el año y eso significa que es tiempo de ir a la playa. Si buscas hacer surf e ir a fiestas, puedes ir a Florianopolis, en el sur. Si quieres calor todo el año, paisajes paradisíacos y un entorno más tranquilo, el lugar perfecto se encuentra en el noreste del país. Pero si lo que quieres es visitar una de las ciudades más bellas del mundo, aunque eso conlleve pelearse por un sitio sobre la arena, entonces Río es la opción más adecuada. Pero no hay que limitarse a estas tres alternativas. Más de 7000 km de costa pueden satisfacer cualquier tipo de gusto. Disfruta de la playa y no olvides tomarte un picolé de frutas (polo helado) o un açaí na tigela (asaí en tazón) y de probar lula à doré (calamares fritos).

8. Come **feijoada y baila samba los sábados**

La feijoada es considerado el plato nacional de la cocina brasileña y consta, como su nombre indica, de frijoles, carne de cerdo, rodajas de naranja, huevos y arroz. Pero relax, nadie te está pidiendo que bailes samba a la vez que te comes una longaniza. Una buena tarde de sábado comienza con feijoada y caipirinha. Después de hacer la digestión, entonces sí, ¡es tiempo de samba!

9. Anima a un equipo de fútbol brasileño local

Animar a la selección brasileña o a los atletas que triunfan en Europa es demasiado fácil. Pero apoyar a equipos que pierden sus mejores deportistas en los países más ricos implica compromiso. El fútbol es el deporte nacional y no solo eso: es una pasión común a todos los brasileños. A pesar de ser un poco cambiante, la liga regional es muy buena y sigue captando la atención de muchos. Elige un equipo, ¡y que no se te olvide aprender a chinchar a los del equipo rival!

10. Vístete de blanco y salta 7 olas en Nochevieja

La Nochevieja en Brasil se celebra de manera muy especial. Para empezar, mucha gente se viste de blanco. No es obligatorio, pero es el color más asociado a este tipo de festividades. Si estás cerca de la playa, tendrás que saltar 7 olas mientras piensas en 7 deseos y luego esperar a que se hagan realidad en el nuevo año. Estas tradiciones vienen de la religión afrobrasileña, donde también es muy común ofrecer flores a Yemoja, una orisha (divinidad) africana conocida como “la reina del océano”. También se aconseja comer ciertos alimentos que aseguren la prosperidad y la abundancia de los próximos 365 días, como por ejemplo lentejas, uvas y granadas.

Consejo extra: Aprende portugués

Todas las experiencias descritas más arriba no hacen más que mejorar si se hacen en portugués. Además, este idioma es extremadamente agradable al oído y se encuentra entre los 5 idiomas más hablados del mundo. Aunque solo hablemos portugués a nivel principiante, este será suficiente para abrirnos muchas puertas y hará que tu estancia en Brasil mejore y se haga más interesante por momentos.

¿Quieres saber más sobre Brasil?

¡Aprende portugués con Babbel!