Cómo viajar por Europa

Ya sea que viajes a Europa por un par de semanas o por un par de meses, te presentamos aquí todas las cosas a las que tienes que prestar atención para organizar y disfrutar tu viaje.
Author's Avatar
Cómo viajar por Europa

Ilustrado por Sara Tomate

¿Ya reservaste tus pasajes y te las arreglaste para conseguir los días de vacaciones que necesitas para visitar ese maravilloso continente? ¡Felicitaciones! Pero antes de empezar a organizar fiestas de despedida, te recomendamos darle una ojeada a esta lista de consejos sobre cómo viajar por Europa. Sabemos que es un viaje largo y esta lista está pensada para que no te olvides de nada importante al momento de preparar tu viaje. Continúa leyendo y entérate cómo hacer de tu recorrido por Europa una experiencia maravillosa.

1. Reserva el alojamiento con anticipación

Puede ser tentador dejarse llevar y ver lo que te depara el destino mientras viajas por Europa, pero no hay nada peor que andar dando vueltas de noche buscando un lugar dónde dormir después de 12 horas o más de vuelo. Reserva al menos el alojamiento para las primeras noches antes de partir. Una vez te hayas recuperado del viaje en avión podrás dedicarte a la aventura si eso es lo que quieres.

2. Contrata un seguro de viaje

Esto puede parecer un exceso de precaución para quienes tienen ganas de aventura y, además, cuidan en lo que gastan el dinero. Pero piénsalo bien: ¿has perdido alguna vez tu equipaje o un vuelo o te has encontrado en alguna ciudad lejana sin pasaporte? En esos casos, un seguro para viajeros puede ser la solución para problemas que de otro modo pueden arruinar tu viaje.

3. Infórmate bien sobre los requisitos para entrar a Europa

Afortunadamente, los nacionales de varios países latinoamericanos no necesitan visa para entrar por 90 días como turistas al denominado espacio Schengen (que incluye 26 países de la Unión Europea más Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega). Pero atención: agotados esos 90 días, tienes que pasar 90 fuera del espacio Schengen para poder reingresar legalmente como turista por otros 90 días. Así que: asesórate bien y averigua si necesitas una visa para ingresar al espacio Schengen y bajo qué condiciones puedes ingresar al mismo si es que no la necesitas. Ten en cuenta, además, que el Reino Unido e Irlanda NO son parte del espacio Schengen, con lo cual pueden aplicar reglas diferentes que para los países que sí pertenecen al espacio.

4. Averigua qué puedes esperar de las representaciones diplomáticas de tu país en Europa si es que tienes algún problema

El Ministerio de Relaciones Exteriores no va a pagar tus multas de tránsito en Europa o te va rescatar de prisión si infringiste la ley en el extranjero, pero puede hacer algunas cosas por ti si realmente tienes problemas serios o pierdes tu pasaporte. Por eso es importante que antes de partir chequees en el sitio web correspondiente qué tipo de ayuda puedes esperar de las representaciones diplomáticas de tu país en el exterior.

Los requisitos para entrar a Europa

5. Aprende algunas palabras en el idioma local

Quizás pienses que muchas personas hablan español en Europa y que vas a poder comunicarte sin problemas. Eso obviamente no es así y es por eso que te recomendamos aprender aunque sea algunas frases en el idioma de tu destino. Esto te facilitará el contacto con los lugareños y te permitirá mejorar la calidad de tu viaje. Incluso si comienzas dos semanas antes de partir, puedes aprender algo de francés o italiano para expandir los horizontes de tu viaje. No es necesario decir qué aplicación puede ayudarte, ¿no? (Sí, ¡Babbel!)

6. Contrata un seguro médico

El seguro médico es requisito para entrar a Europa y el mismo puede ser exigido al pasar migraciones en el aeropuerto.  Además, tener un seguro médico evita que tengas que desembolsar grandes sumas de dinero si tuvieras la mala suerte de enfermarte o tener un accidente durante el viaje.

7. Lleva dinero del país de destino en efectivo

Si bien las tarjetas de crédito y débito son una opción práctica, es una buena idea tener algo de dinero en efectivo en la moneda del país de destino (euros, libras, coronas, etc). En algunos pueblos pequeños y en muchos lugares de Alemania, por ejemplo, solo se acepta dinero en efectivo como medio de pago.

8. Compra un billete de avión con condiciones flexibles

Si puedes pagarlo, es mejor comprar un billete de avión que permita cambios de fecha de manera gratuita, ya que puedes desear o necesitar volver antes a casa y sería muy frustrante no tener los medios para hacerlo.

9. Realiza el aviso de viaje al exterior

Muchos bancos requieren que realices un aviso de viaje al exterior para poder usar tus tarjetas en el extranjero. Averigua si tu banco es uno de ellos y cuál es el canal adecuado para hacerlo. En muchos es una operación muy sencilla que se realiza en el sitio web o en la aplicación del banco. Si no haces esto antes de viajar, corres el riesgo de que tu tarjeta sea bloqueada y no puedas utilizarla.

Prepara tu viaje a Europa

10. Empaca ropa para todas las estaciones

Obviamente la ropa que lleves dependerá de la época del año y de los países que vas a visitar, pero, dado que en Europa hay países con las más variadas condiciones climáticas, no es mala idea tener un abrigo en verano o una muda de ropa ligera aunque sea invierno.

11. ¡Pero no te excedas con el equipaje!

Hablando de empacar, aplica la filosofía de Marie Kondo para armar tu maleta: si ese tercer pantalón no te hace feliz, déjalo en casa. En el peor de los casos tendrás que salir de compras en Europa, pero al menos no andarás cargando 30 kilos de equipaje de aquí para allá.

12. Averigua los costos del roaming

Contacta a tu compañía proveedora de telefonía móvil y pide información sobre los costos del roaming internacional. En la mayoría de los casos suele ser bastante caro (sobre todo en lo que respecta al servicio de conexión a internet) y te convendrá adquirir una tarjeta SIM en Europa. Como sea, no dejes de informarte al respecto para tomar una buena decisión. Otra opción es buscar todo el tiempo conexiones Wi-Fi, pero no en todos los países puedes encontrar ese servicio de modo gratuito en lugares públicos.

13. Usa el tren

El Europa, la red de ferrocarriles se encuentra mucho más desarrollada que en América Latina y el tren puede ser una opción rápida y barata para transportarte de un lugar a otro. Quizás sea una buena idea adquirir un billete con características de abono como el Eurail Pass. De esta manera podrás ver y fotografiar maravillosos paisajes que te perderías  estando a bordo de un avión.

14. ¡Disfruta!

El primer (o cualquier) viaje a Europa es una experiencia única para cualquier persona. ¡La comida! ¡La gente! ¡Los lugares! Viajar por el mundo puede hacer cambiar por completo tu perspectiva de las cosas. Intenta disfrutar a pleno la experiencia de conocer nuevos lugares, nuevas personas, especialmente porque esas experiencias no ocurren todos los días.

¡Espero haberte ayudado con esta lista que cubre los aspectos básicos del viaje y que disfrutes al máximo de tu estancia en Europa!

¡Prepara tu viaje a Europa!
Aprende otro idioma con Babbel
¿Qué idioma te gustaría aprender?