Babbel Logo

Aprende un idioma cuando y donde quieras

5 cosas de las que te pierdes cuando no hablas otro idioma

Hablar un segundo idioma ofrece más beneficios de los que te imaginas. Aquí hay cinco cosas de las que te pierdes al hablar solo uno.
Author's Avatar

¿Cuántas veces te has aburrido hasta el cansancio porque no entiendes nada de lo que están hablando los franceses del cumpleaños al que te invitaron? ¿Has sentido esa sensación de impotencia cuando por fin lograste pedir ayuda en inglés pero no entendiste la respuesta? Es muy común sentirse un poco “excluido” al no hablar o entender el idioma, pero no te preocupes, no solo te pasa a ti.

América Latina, como región, se ubica por debajo del promedio mundial en el EF English First English Proficiency Index (EF EPI)ii. En contraste, Europa y Asia casi siempre se ubican por arriba del promedio mundial, y muestran un mejor desempeño en ese rubro que América Latina. Por su parte, a pesar de que en España más del 50 % de la población habla un segundo idioma, en su mayoría, el nivel de inglés puede dejar bastante que desear. Si le preguntas a alguien por qué no tiene interés en aprender otro idioma, muchos responderán que si no viajan… no lo necesitan.

¡¡Error!! tal y como lo voy a exponer en este artículo.

La verdad sea dicha, a diferencia de nuestros países, en Estados Unidos o en Inglaterra se crece hablando la lengua franca. Así que, mientras algunos se esfuerzan perfeccionando un segundo y tercer idioma para comunicarse con el resto del mundo, algunos prefieren tomar el riesgo y viajar a la deriva o servir de profesores de español con el gringo que llegó a visitar a tu prima.

Siendo justos, esto no quiere decir que los hispanos no queramos aprender otros idiomas, ya que, de hecho, la mayoría hemos tenido que enfrentarnos al inglés durante, al menos, un par de años en la escuela secundaria (which is not too much, to be honest) o simplemente en el día a día de cualquier gran ciudad. Se trata más bien de que la mayoría de los europeos comienzan a aprender su segundo idioma mucho antes (aproximadamente 8 años antes). Cuando llegan a la secundaria, ya pueden construir frases del tipo “Sir, would you be so kind as to tell me where, precisely, the bathroom with the 19th century mosaic is located?“, mientras que el resto lo pasa mal diciendo frases como “tres cervezas por favor amigo, ¿sí?“.

Ahora bien, entremos en detalle y hablemos de lo que te pierdes o del tiempo que ganarías para espiar los selfies de tu influencer favorito si decides no aprender un segundo idioma, pero antes de que lo hagas, considera esto: aprender un idioma tiene muchas ventajas. Claro, no tienes por qué aprender un idioma extranjero, pero piensa en todas las cosas geniales de las que te perderías si solo hicieras lo que tienes que hacer… la vida sería muy aburrida, ¿no?

Bromas aparte, si aún no has aprendido un segundo idioma, te estás perdiendo una de las experiencias más gratificantes. A continuación, y dejando claro que no estoy intentando crear un caso de FOMO, te presento cinco cosas que te perderás si no estudias un idioma extranjero:

1. Aprender a defenderte

A todos nos ha pasado, hemos logrado sacar de quicio a la camarera o al bartender que simplemente ya ha tenido que lidiar con otros 30 borrachos antes que tú y los escuchas hablando de ti (o eso crees, porque no lo dominas perfectamente) en su lengua materna, y no tiene buena pinta. Entonces, ¿por qué no combatir el sarcasmo pidiendo la comida en su idioma? Seguramente apreciarán el esfuerzo y quién sabe, incluso es posible que descubras un plato top secret que no se encuentra en el menú. Solo piensa en sus caras cuando, después de haber escuchado (y entendido) su conversación, te diriges a ellos de la forma más cordial posible y actúas como si nada hubiera pasado.

2. Beneficiarte de la sabiduría de los mayores

La abuela de tu novia solo habla italiano y te gustaría conocerla mejor. Además de todas las cosas interesantes que puedes aprender de alguien que llegó a la adultez sin Tinder, sería muy divertido escuchar algunas historias embarazosas de la infancia de tu novia. Como, por ejemplo, la vez en que a principios de los 90, en un centro comercial, presionó el botón de parada de emergencia de la escalera mecánica y provocó un dominó humano que culminó con una caja de zapatos clavada en una mujer (puede que haya exagerado un poco con el término “clavado”, digamos que no hubo heridos).

3. Revivir tu vida amorosa

Esa persona que conociste sacando al perro. Unos ojos encantadores, una bonita sonrisa, solo habla polaco y no tiene pareja. O al menos esa es la historia que te has creado en la cabeza porque también podría vivir felizmente en familia con sus 4 hijos y 2 perros. Está claro que nunca lo averiguarás si no te decides a aprender polaco. Ten en cuenta esto: podrías perder una larga y feliz vida de pierogis frescos y poemas de Czesław Miłosz. O por otro lado, podrías estar tirándole los tejos a una persona casada con 4 hijos. De cualquier manera, si no tienes la intención de llegar a un acuerdo lingüístico, tu posible relación no pasará más allá del “hello“.

4. Ganar el respeto de tus colegas

Por supuesto, no deberías aprender un idioma solo para darle celos a tus amigos. Bueno, olvida lo que acabo de decir: hacer que tus amigos tengan celos es exactamente la razón por la que debes aprender un idioma. Imagina cómo se sentirán tus amigos cuando se den cuenta de que han estado perdiendo el tiempo, mientras tú has ampliado horizontes, has creado una nueva unión con un idioma extranjero y estás listo para irte a recorrer el mundo durante un año. Si eres de los que tienen una amiga neuróloga o conoces a alguien que acaba de conseguir un escaño en el Parlamento, ¡qué más da! ¡Tú hablas más de dos idiomas y has puesto pie en los 5 continentes!

5. Hacer que mamá esté orgullosa 💞

¿No es hora de que tu madre pueda hablar de ti sin que sus frases terminen en “y es por eso que Andrew tiene una deuda de 12 000 euros”? Claro que sí. Y si tu madre es como la mía (tejedora de boinas artesanales en Tolosa, Guipúzcoa), le encantará presumir ante sus amigos de tus magníficas habilidades lingüísticas y de que eres “un ciudadano del mundo”. Así que el próximo Día de la Madre, en lugar de marcos de macarrones o ramos de flores adquiridos a última hora en internet, regálale el derecho a presumir. Además, el vasco tiene 32 formas diferentes de decir: “Mi hijo aprendió un idioma extranjero y estoy orgullosa de él”. (Nota: no es cierto, pero, ¿a que hubiese molado?)

Obviamente, esta lista no es muy exhaustiva, y seguramente hay razones más sustanciales por las que aprender un idioma que solo para regañar a un camarero o hacer que tus amigos se pongan celosos, pero una cosa está clara: aprender un idioma cambiará de manera permanente y positiva la forma en la que percibes el mundo, brindándote nuevas ideas sobre culturas totalmente diferentes a la tuya. Además, te hará más inteligente, más empático y abrirá tus horizontes. Si no te quieres perder ninguna de estas razones, ¡entonces comienza a aprender un idioma hoy, no esperes más! ¡Hazlo antes de que termines de leer este artículo! Un momento, si sigues leyendo es porque todavía no has empezado, ¡lo que significa que ya es demasiado tarde!

Espera, es ridículo, ¡nunca es demasiado tarde! Simplemente, ¡hazlo ya!

¡Cada idioma es un mundo nuevo!

Descúbrelo con Babbel

¿Qué idioma te gustaría aprender?