Start speaking a new
language with confidence

Este chico comenzó a hablar nuevo idioma en tan solo 7 días, ¡te mostramos cómo!

Hemos retado a seis personas a aprender a hablar danés, sueco o noruego en solo siete días usando la app de Babbel. ¡Te mostramos cómo lo hicieron!
Author's Avatar
ESCRITO POR David Sumner

¿Qué pensarías si te dijéramos que puedes aprender a hablar en un nuevo idioma en tan solo siete días? Increíble, ¿verdad? ¿Y si te dijéramos que podrías hacerlo incluso si nunca antes has escuchado o hablado ese idioma?

Como parte de un desafío lingüístico bastante ambicioso, seis personas aceptaron aprender noruego, sueco o danés en solo siete días usando la app de Babbel. Pasado el plazo y para comprobar el progreso de los estudiantes, retamos a cada uno de ellos a entablar una conversación con un hablante nativo comunicándose solo en el nuevo idioma.

Para muchos de nuestros estudiantes se trataba de la primera vez que escuchaban idiomas escandinavos –¡por supuesto, también la primera vez que intentaban aprenderlos!–. En el vídeo anterior puedes ver cómo completos principiantes se enfrentan al reto y consiguen conversar en un nuevo idioma tras siete días.

¿Cómo lo hicieron? Para descubrirlo, hemos hablado con David –uno de los afortunados estudiantes– para que nos cuente cómo Babbel le ayudó a aprender a hablar noruego de forma satisfactoria en solo una semana.

¡Prueba la función de reconocimiento de voz de Babbel tomando una lección gratuita!

 

 

¿Por qué escogiste aprender noruego?

Escogí noruego porque me ilusionaba aprender un idioma con el que no había coincidido antes. Me atraía el noruego, ese gran desconocido. No he estado en Noruega, ni he visto películas noruegas, ni siquiera he conocido a ningún noruego, por lo que no tenía una base sobre la que trabajar cuando emprendí mi aventura lingüística. Al principio de la semana era 100% principiante.

¿Cuánto tiempo dedicaste al aprendizaje cada día?

No tuve que dejar mi vida de lado para que siete días después pudiera tener una conversación en noruego. Se tarda 15 minutos en completar una lección de Babbel y me propuse la sencilla meta de realizar tres lecciones de Babbel al día. En total, 45 minutos de aprendizaje activo diario.

Completé las lecciones o bien por la mañana después de despertarme (cuando mi cerebro es como una esponja), o bien durante el aburrido camino al trabajo, cuando estudiar es la mejor distracción.

No tuve que dejar de lado mi vida social o encerrarme siete días en la biblioteca, simplemente introduje las lecciones de Babbel en mi rutina diaria normal“.

¿Qué fue lo más sorprendente de aprender noruego?

Intenté hacer una inmersión lingüística más profunda viendo la serie de televisión noruega Skam, pero me di cuenta enseguida de que el diálogo entre los actores no contenía las palabras que yo estaba aprendiendo. Para mis oídos nada acostumbrados no era más que una serie de sonidos totalmente ininteligibles.

Afortunadamente, la app de Babbel incluye diálogos entre hablantes nativos. Al escuchar las conversaciones de forma clara y leer el texto al mismo tiempo, pude adquirir rápidamente la entonación de hablantes nativos reales. Sin embargo, escuchar es solo la mitad del trabajo. La app también puso a prueba mi pronunciación de palabras y frases noruegas y me ayudó a dominar las palabras que, al comenzar, ni siquiera podía distinguir en una oración.

 

¿Cómo te ayudó Babbel a aprender tan rápido?

La app cuenta con un plan estructurado para principiantes que me enseñó lo básico en cuanto a la formación de oraciones en noruego durante los primeros días. Entonces, pude personalizar mi aprendizaje al seleccionar temas concretos sobre comida, bebida, música, cultura, viajes, etc. Así, pude ampliar rápidamente mi vocabulario en relación a los temas de los que me gusta hablar.

Este enfoque equilibrado entre lo más básico y la libertad de aprendizaje mantuvo mi motivación y logró que no me aburriera como con aquellos ejercicios tediosos de gramática que todos recordamos de la escuela.

Tras siete días pude presentarme en noruego, hablar de mis aficiones e intereses y, sobre todo, participar en una conversación real con un hablante nativo noruego. Es más, hasta pude contar un par de chistes (malos)“.

¿Recomendarías este reto?

¡Totalmente! Babbel cuenta con 14 idiomas entre los que escoger, así que, si estás pensando en desempolvar tu gramática alemana para un viaje de negocios o sumergirte en el portugués para después poder sumergirte en sus costas el próximo verano, te encantará leer que con una app, siete días de aprendizaje y ganas de aventura podrás conversar en un nuevo idioma. Confía en mí, si yo lo he conseguido, ¿por qué no ibas a conseguirlo tú?

¡Acepta el reto de Babbel!

Comienza con una lección gratuita