El arte de de decir palabrotas en español: 7 insultos muy creativos que además te darán una lección de gramática

Decir palabrotas y aprenderse insultos es una forma estupenda de entrar en contacto con un idioma e incluso empezar a hablarlo con fluidez. Si quieres ver cómo el arte de insultar te puede ayudar a aprender un idioma, echa un ojo a este descarado artículo.
Author's Avatar
ESCRITO POR Natali Lekka
El arte de de decir palabrotas en español: 7 insultos muy creativos que además te darán una lección de gramática

Ilustraciones de Teresa Bellón

La primera cosa que muchos hacen (yo incluida) cuando empiezan a aprender un nuevo idioma es echar un vistazo a los insultos y a las palabrotas más comunes en esa lengua. ¿Sabías que se puede aprender un poco de gramática a través de los tacos? Como lo más seguro es que no los encuentres en ningún libro, te vamos a enseñar 7 palabrotas y 7 lecciones en este artículo:

Aviso: ¡no me responsabilizo de nada de lo que pueda pasar después de que leas este artículo o escuches nuestro pódcast!

1. Vete a freír espárragos

Una forma relativamente inofensiva de decirle a alguien “que se vaya a la mierda”. Según esta fuente, la expresión se remonta al siglo XIX y se refiere a la época en la que los espárragos solían hervirse, ya que tardaban poco en cocinarse, y no freírse. Por ello, freír espárragos era considerada una actividad estúpida que hacía perder el tiempo, y de esa manera la gente se podía deshacer de esa persona que consideraba una carga. También se puede decir “Vete a freír churros” o “Vete a freír buñuelos”.

Lección gramatical: recuerda que la forma imperativa del verbo irregular irse es vete.

2. Que te f*lle un pez

¿Cómo de surrealista es esta frase? ¿Cómo de divertido y loco es visualizarla? ¡Ten cuidado y úsala solo con amigos!

Lección gramatical: ahora ya sabes que las frases que empiezan con “Que te…” expresan normalmente un deseo (en este caso, ¡una palabrota!) y siempre le sigue la forma subjuntiva.

3. Me cago en…

Como vemos aquí, esta expresión se remonta a la Edad Antigua, cuando aparentemente se solían depositar los excrementos de uno donde se encontrara su oponente para manifestar deshonra. Es un insulto muy común y los españoles lo usan para casi todo. Si pueden pensarlo, se pueden cagar en ello: “Me cago en la leche/ la mar serena/ todo lo que se menea/en tus muertos…”.

4. ¿Eres tonto o…?

Cuando se trata de esta pregunta, todos los españoles se convierten en los escritores más creativos del mundo y se inventan las construcciones más surrealistas posibles:

  • ¿Eres tonto o tiras piedras a los aviones?
  • ¿Eres tonto o masticas agua?
  • ¿Eres tonto o te duchas con paraguas?
  • ¿Eres tonto o saltas muros de cristal para ver lo que hay detrás?

Lección gramatical: ¡que no se te olviden los signos interrogativos de apertura!

5. Eres/Es más feo que…

Otra expresión en la que puedes sacar tu surrealismo y tu creatividad a pasear.

  • Es más feo que el Fary comiendo limones.
  • Es más feo que el penal de Higuaín.
  • Eres tan feo que haces llorar a las cebollas.
  • Eres más feo que pegarle a un padre con un calcetín ‘sudao’.

6. Te voy a dar/pegar una hostia que…

Hostia, que se traduce como la sagrada forma de la comunión, también puede traducirse como bofetada o golpetazo, y se puede usar por si sola como quien exclama “¡Mierda!”.

España es un país muy católico –¡no lo olvidemos!– así que las siguientes expresiones definitivamente ofenderán a más de uno. Quien avisa no es traidor.

Algunos de mis insultos favoritos en español empiezan con “Te voy a dar una hostia que…” y terminan de forma inesperada. Cuanto más creativos, mejor:

  • Te voy a dar una hostia que te vas a morir de hambre en el aire.
  • Te voy a dar una hostia que te voy dejar la cara como un Picasso.
  • Te voy a pegar una hostia que te van a salir los dientes de la boca como palomitas.

7. Pagafantas, bocachancla, lameculos, peinabombillas, tocapelotas, comemierda, meapilas, perroflauta, etc.

Lección gramatical: te damos la bienvenida al mundo inventivo de los nombres compuestos, de los cuales hay literalmente cientos y cientos en español. ¿Te atreves a inventarte alguno?

¿Quieres aprender a hablar un idioma como un pro?
Prueba a aprender un idioma con Babbel
¿Qué idioma te gustaría aprender?