🧐 Detectives gramaticales: 5 consejos para escribir en un español más inclusivo

Aprovecha las posibilidades que te ofrece el español (que son muchas). Si aplicas estos consejos, lograrás que tu público se sienta representado.
Author's Avatar
ESCRITO POR María Sicilia
🧐 Detectives gramaticales: 5 consejos para escribir en un español más inclusivo

En los últimos años el papel de la mujer ha experimentado tal transformación que nos ha hecho replantearnos ciertas normas lingüísticas. Y con razón. La realidad es que muchas personas (en gran parte mujeres) no se sienten visibilizadas o representadas a través del masculino genérico. Pongamos un ejemplo real sacado de los medios de comunicación: Otorgan el Nobel de Química 2018 a tres científicos. Al leer este titular es difícil imaginar a una mujer entre los tres científicos, ¿verdad? Gracias a la imagen que acompañaba al título pude entender que uno de los científicos era una mujer.

Pero no está todo perdido. Entre los acontecimientos actuales más importantes para nuestro idioma podemos destacar la petición del Gobierno español a la RAE para que revise la Constitución y la haga más inclusiva. Que esta revisión se lleve a cabo o no es otro tema, pero la iniciativa muestra un auténtico cambio social hacia formas más inclusivas.

Por otra parte, diferentes colectivos reivindican formas neutras que sustituyan al masculino genérico. De la @ se pasó a la x y en los últimos años hemos visto cómo la e ha tomado cada vez más fuerza (todes, nosotres, querides). Quizá por ser una opción breve frente al desdoblamiento de género y, sobre todo, porque es fácil de pronunciar, a diferencia de la @ y la x.

¿Podemos usar este género neutro en español? ¿Estamos preparades? Puede que aún no del todo, pero sí lo estamos para usar un lenguaje más inclusivo sin atentar contra la gramática. ¿No te lo crees? Te presento 4 ejemplos (y un bonus) para demostrártelo.

Señorita vs. señora

A las mujeres aún se nos pide en algunos sitios web que especifiquemos si estamos solteras (señorita) o casadas (señora), algo que no se les exige a los hombres. Esta es una forma de discriminación hacia las mujeres que a menudo pasa desapercibida, pero que debemos empezar a cambiar. Mi consejo: utiliza siempre “señora” para referirte a cualquier mujer sin importar su edad, tal y como hacemos con los hombres. Puede que al principio resulte extraño, pero es la mejor manera de conseguir una igualdad en el trato.

Títulos y profesiones

El mundo laboral ha estado tradicionalmente dominado por los hombres y la designación de ciertas profesiones se ha mantenido en masculino. Las mujeres llevamos décadas incorporadas en el mercado laboral y necesitamos términos que nos visibilicen. Por tanto, puedes y debes hacer uso de las formas femeninas para referirte a profesiones desempeñadas por mujeres: abogada, ministra, médica, ingeniera, árbitra o pilota, por poner algunos ejemplos.

Listen to “Consejos para escribir en un español más inclusivo (con María) | Babbel” on Spreaker.

Expresiones neutras

5 consejos para mantenerte motivado. Te suena, ¿verdad? Numerosos artículos se dirigen al público con el masculino singular. Además, muchas páginas y aplicaciones, con la intención de ofrecernos una experiencia más personalizada, nos saludan en masculino (Bienvenido, Sara). ¿Cómo podemos cambiar este tipo de expresiones para que sean más inclusivas y representen a la mayoría? La solución es más simple de lo que parece: usa expresiones neutras (es decir, sin género) como “5 consejos para que mantengas la motivación” o “Te damos la bienvenida, Sara”. En lugar de escribir “Colaboradores” y enumerar a las personas que te han ayudado con un trabajo, puedes optar por: “Con la colaboración de”, y en lugar de escribir “Redactores” puedes utilizar “Redactado por”.

Formas genéricas

El español es un idioma con un lenguaje tan rico que nos permite expresar un mismo concepto de muchas maneras diferentes. Siempre que puedas utiliza formas genéricas para referirte a un grupo de personas: “el equipo docente” en lugar de “los profesores”; “el alumnado” en lugar de “los alumnos”; o “el personal” en vez de “los trabajadores”.

Bonus

Para terminar, quiero darte un último consejo: aprovecha las posibilidades que te ofrece el español (que son muchas), observa cómo evoluciona la sociedad a tu alrededor y escribe teniendo en cuenta sus necesidades. No olvides seguir las reglas gramaticales y, sobre todo, evitar expresiones forzadas. Si aplicas estos consejos, lograrás que tu público se sienta representado.

Fuentes:
Lenguaje no sexista, OXFAM Intermón.
Guía para el uso no sexista del lenguaje de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Aprende más sobre género e inclusividad en otros idiomas.
¡Comienza ahora con Babbel!
¿Qué idioma te gustaría aprender?