La etimología de los nombres de los eventos deportivos

El léxico deportivo abarca toda una variedad de influencias lingüísticas, desde el griego antiguo hasta el francés, pasando por el inglés y el japonés.
jugando el futbol americano como es uno de los eventos deportivos más popular

Las primeras disciplinas atléticas se practicaron en la antigua Grecia durante el período que abarcó del siglo VIII a.C. al siglo V d.C. Dos milenios más tarde, podríamos decir que la lista de eventos deportivos ha crecido un poco y, con ella, también las etimologías de las palabras vinculadas a los deportes, que nos dan pistas lingüísticas sobre sus orígenes. Sumerjámonos, entonces, en los orígenes de los nombres y del vocabulario que suele asociarse con los eventos deportivos más conocidos, como las palabras “atletismo”, “eslalon” y esgrima.

La etimología de las palabras vinculadas al deporte que tienen origen en el griego y el latín

Fue en el país de Zeus y Hércules donde los primeros atletas empezaron a participar en competiciones de atletismo, así que no nos debe extrañar que el griego antiguo haya dejado huellas importantes en muchas de las disciplinas atléticas tradicionales:

  • El propio atletismo proviene de la palabra “atleta” (o ἀθλητής, en griego antiguo), que significa “campeón de las competiciones públicas”. Los más grandes atletas de la Antigua Grecia siguen siendo conocidos hoy en día gracias a los relatos de filósofos como Plutarco y a las estatuas que se hicieron en su honor. Por tradición, sus nombres solían incluir la ciudad de la que provenían, como en el caso de Teágenes de Tasos, Chionis de Esparta, Milón de Crotona y Leónidas de Rodas, que son solo algunos de los grandes campeones de los juegos antiguos. Las palabras biatlón, triatlón y pentatlón comparten una misma etimología que representa una combinación de eventos deportivos que se denomina conforme a su número en griego (bi para dos, tri para tres y penta para cinco).
  • La palabra gimnasia proviene de la palabra γυμνάζω del griego antiguo (gumnazo, que significa “practicar”). Aunque esta palabra ya no significa lo mismo hoy en día, originalmente, los gimnastas eran los entrenadores de los atletas.
  • Hay idiomas que también usan una palabra griega para referirse al levantamiento de pesas: en francés se dice haltérophilie y en español se dice “halterofilia”. Esta palabra proviene de la palabra ἁλτικός (haltikos), que significa “acción que se realiza a saltos”, y de la palabra φίλος (phílos), que literalmente significa “el que ama”, una raíz que se puede encontrar en muchas otras palabras que terminan en “filo” o “filia” (cinéfilo, francófilo, etc.).
  • Aunque la bicicleta no se inventó sino hasta el siglo XIX, sigue tratándose de una palabra griega que se eligió para designar este deporte: el ciclismo. Esta palabra proviene de la palabra del griego antiguo que se refiere al círculo (κύκλος, kúklos), de la que derivan tanto la palabra “bicicleta” como la palabra “ciclismo”.
  • Por otra parte, la etimología de la palabra “ecuestre” procede del latín, con la palabra equus, que significa “caballo”.

La etimología de los eventos deportivos que tienen origen en el inglés

Es claro que la era de los griegos ya quedó en el pasado. Hoy en día, el inglés es el idioma que más se utiliza en la comunicación internacional, y su influencia es evidente también en el deporte:

  • Hay muchos eventos deportivos cuyos nombres tienen la palabra ball como raíz, como el béisbol, el baloncesto, el fútbol, el softball y el voleibol. Solo hay un deporte cuyo nombre incluye la raíz de ball pero que no proviene del inglés, pero a ese nos vamos a referir más adelante.
  • La palabra boxeo procede, naturalmente, del verbo to box del inglés (que significa “golpear”). En la antigua Grecia, la lucha cuerpo a cuerpo se llamaba pugilat, que proviene de la palabra pugnus. Teágenes de Tasos, el atleta que mencionamos más arriba, fue también uno de los “pugilistas” más famosos y exitosos de la Antigua Grecia.
  • En un caso mucho más reciente (ya que es un término que data de la década de 1970) la palabra BMX es un acrónimo del término bicycle motocross del inglés.
  • Y cuenta la leyenda que la palabra golf es un acrónimo de la expresión Gentlemen Only, Ladies Forbidden del inglés, que se traduciría como “solo para caballeros, prohibido para damas”. En realidad no sabemos de dónde proviene el nombre de este deporte. Podría provenir de una palabra del alemán antiguo que se usaba para designar un palo, o del neerlandés, o del antiguo gaélico escocés. Lo que es cierto es que este deporte se popularizó primero en inglés, antes de extenderse por todo el mundo.
  • Tampoco tenemos mucha claridad sobre los orígenes de la palabra hockey. ¿Será que proceda de la palabra hoquet del francés antiguo (que significa “bastón de pastor”)? Este deporte se mencionó por primera vez en inglés como hockey en el siglo XVII y, al parecer, desde entonces todo el mundo empezó a usar esa palabra. Es uno de esos casos raros de deportes que tienen el mismo nombre en la mayoría de los idiomas.
  • Hay otros eventos deportivos cuyos nombres hacen referencia a algún lugar de Inglaterra, como es el caso del deporte de raqueta que conocemos como Badminton, cuyo nombre se refiere castillo de Badminton que se encuentra en Gloucestershire, o como en el caso del rugby, que es un deporte que surgió en el siglo XIX en una universidad que lleva el mismo nombre ubicada en la región de las West Midlands.

La influencia del francés

En una menor medida, el francés también forma parte del patrimonio que heredaron algunos deportes, como es el caso de la esgrima. ¿Has escuchado las expresiones “En garde! Prêts! Allez! o Halte!”? Todas estas son palabras que escuchamos que los árbitros gritan cuando están supervisando un encuentro de esgrima, no importa dónde se esté realizando. Y es que el francés ha sido el único idioma oficial de la esgrima desde hace más de un siglo. Los árbitros incluso tienen que pasar un examen de francés para recibir la certificación que les permite supervisar partidos. Lo que es irónico es que la palabra esgrima (escrime, en francés) proviene de la palabra scrima del italiano, que se refiere a una forma de manejar la espada.

Y, curiosamente, el tenis también tiene vínculos con el francés. Aunque la palabra acabó teniendo un toque del inglés, el nombre de este deporte proviene de una palabra en francés que todavía se usa hoy en día: tenez, que es la segunda persona del plural del verbo tenir, que significa “tomar con la mano”. Esta palabra se usaba para llamar la atención del adversario cuando se hacía un saque en el llamado jeu de paume, un deporte anterior al tenis en el que se usaba la palma de la mano para golpear la pelota. Y esa no es la única palabra del contexto del tenis a la que se le dio un toque del inglés: love también era originalmente una palabra en francés. Cuando se cuentan los puntos en el tenis, la palabra love se utiliza en lugar de cero. Por ejemplo, en inglés la puntuación de “30-0” se dice thirty-love, en lugar de thirty-zero. Sin embargo, el origen de esto no tiene nada que ver con el amor en el sentido romántico. En los orígenes de este deporte, se utilizaba la palabra l’œuf (huevo) porque su forma redonda se parece a la de un cero.

Eventos deportivos que tienen otros orígenes

Hay muchos otros idiomas que han influido en el léxico colectivo de los deportes:

  • El alemán influyó en el nombre de otro deporte que incluye la raíz de ball del inglés, que es el handball, aun cuando podría parecer que en realidad procede del inglés.
  • El japonés dio origen a la palabra judo, que significa “camino gentil” (ju significa gentil y do significa camino), y a la palabra karate, que significa “mano vacía” (kara significa vacío y te significa mano).
  • La palabra taekwondo, que es otro arte marcial, proviene de una expresión del coreano que significa “el camino de las patadas y los golpes”.
  • La palabra Slalom proviene de una combinación de las palabras del noruego que significan descenso (sla) y camino (låm).
  • En el caso del kayak, se trata de un término que proviene de la palabra qayaq del danés, que significa “pequeña embarcación de pieles”. Eso demuestra que incluso hay idiomas menos extendidos que han dejado huella en los deportes que practicamos hoy en día.
Aprende un nuevo idioma hoy.
¡INTÉNTA BABBEL!
Compartir: