Cuando a Roma fueres, habla como vieres: Frases y expresiones típicas de Roma

Te compartimos aquí más de 50 expresiones típicas de Roma (¡y un regalito extra!) para que puedas entender todo en la serie de Zerocalcare sin poner subtítulos ni buscar en Google.
Cuando a Roma fueres, habla como vieres: Frases y expresiones típicas de Roma

¿Alguna vez has escuchado que, si intentas tener una conversación con una persona originaria de Roma, te vas a dar cuenta muy pronto de que no se entiende nada de lo que dice? Hace poco, Netflix sacó una serie animada que se llama “Cortar por la línea de puntos”, que fue creada por Zerocalcare y está ambientada en Roma. Sin embargo, para las personas que no crecimos ni vivimos en Roma, la serie puede resultar difícil de entender. Si a ti te costó algo de trabajo, no eres la única persona. Las expresiones y el acento del dialecto que se habla en Roma pueden desconcertar a cualquiera, ¡incluso a los hablantes nativos del italiano! Es más, muchas personas dirían que lo que se habla en Roma es más que un dialecto, ¡es todo un idioma! Pero no se preocupen, porque aquí compilamos una lista de más de 50 expresiones, dichos y frases típicas de Roma para que puedan moverse con soltura en esa ciudad, ¡incluso en las situaciones más desafiantes! ¡In bocca al lupo! ¡Buena suerte!

El origen y significado de algunas frases típicas de Roma

A buffo

En el italiano convencional, buffo significa gracioso, pero en Roma, su uso no tiene nada de cómico. No hay mucha claridad sobre el origen etimológico de buffo. Hay quienes dicen que llegó a Roma por una influencia proveniente de Génova o Venecia, y hay quienes afirman que su raíz se remonta al francés. También hay quienes dicen que es una palabra que viene del sonido que hacemos cuando imitamos el sonido de una explosión. La frase a buffo significa “a crédito” (o “a plazos”, lo cual alude a la idea de “algo que explota”, pero más adelante hablaremos de eso). Además, también se puede usar como sustituto de la frase “sin motivo alguno”.

A chi tocca nun se ‘ngrugna

El significado literal de esta expresión es “a quien le toque, que no se ofenda”, por lo que quiere decir que “si te pasa algo, no te lo tomes personal; sigue con tu vida”.

Abbozzà

Este es un verbo esencial porque se utiliza con mucha regularidad. Significa “sobrellevar algo con paciencia, tolerar o soportar algo con una actitud pasiva”.

Accannà

Como en cualquier gran ciudad, en Roma la gente tiende a ser bastante brusca y tiene poca paciencia para las conversaciones triviales. Si eres una persona de lengua especialmente suelta, que no te sorprenda si alguien te pide accannare, es decir, que “ya le pares”.

Acchittasse

Significa vestirse o arreglarse para una ocasión especial.

Accollasse

Dentro de la variedad de expresiones típicas de Roma, accollasse es de las que mejor resumen la filosofía que caracteriza a su población: significa “ser una carga para alguien”, “unirte a algo sin que te inviten”, etc. Es un verbo que también tiene un uso transitivo. Por ejemplo, alguien podría decir: “Un compañero de trabajo se reportó enfermo, así que mi jefa me obligó, mi ha accollato, a venir a trabajar”. Y además, también puede usarse como sustantivo. Si dices que alguien “è proprio un accollo”, significa que “esa persona es una verdadera molestia”. No sería raro que, si alguien se está comportando como un accollo, alguien más le pida que se accannare.

Adavede

La traducción literal de adavede es “tienes que ver”, pero se usa para reiterar o confirmar algo que alguien acaba de decir.

Annà in puzza

Muchas de las expresiones típicas de Roma vienen de metáforas, y annà in puzza no es la excepción. No se usa para decir que algo “empieza a apestar”. Más bien, se usa para referirse a una persona que está empezando a irritarse porque alguien la está molestando.

Aripijate

Una expresión que quiere decir algo así como “no te desconcentres” o “despierta”. La usan mucho los aficionados de la AS Roma para gritarle a los jugadores durante los partidos.

Arzà

Esta expresión típica de Roma es un ejemplo de lo que llamamos “falso amigo”, que es algo que parecería que significa una cosa, pero en realidad significa algo completamente distinto. En Roma, el verbo alzare tiene dos definiciones: una que coincide con la del italiano convencional, “alzar”, y otra que se refiere a “prestar o dar en préstamo”.

Avoja

Sin duda una de las múltiples expresiones típicas de Roma, avoja es una palabra fundamental dentro del dialecto romano. De hecho, ningún diccionario se puede considerar completo si no la incluye. Esta no es una palabra que tenga una sola definición. En realidad, tiene múltiples usos como equivalente de frases como: sí, por supuesto, totalmente, muchísimo, un montón, etc.

Bajocchi

En México se le dice lana o varo, en España se le dice pasta y en Argentina se le dice plata. Cuando la gente se refiere al dinero en Roma, le llaman bajocchi. A finales del siglo XIX, en los Estados Pontificios existía una moneda conocida como baiocco. Y aunque no sobrevivió como moneda, la palabra sí se conservó.

Battere i pezzi

Es prácticamente imposible descifrar el uso que se le da a esta expresión. Battere i pezzi significa “tratar de enamorar a alguien” y “tratar de dar una impresión favorable a alguien”. Por más que la gente de Roma insiste en que cualquier persona que no viva en esa ciudad podría entender esta expresión, la verdad es que sigue desconcertando a la mayoría de los italianos.

Boro

Se podría escribir toda una tesis de maestría sobre las diferencias entre un naco de la cultura mexicana, un redneck de la cultura estadounidense y un boro de la cultura romana, pero lo cierto es que todos estos términos se refieren a una persona muy poco sofisticada en su manera de vestir y hablar.

Caciara

A diferencia de la mayoría de las otras expresiones típicas de Roma, el uso de esta palabra se ha extendido mucho fuera de Roma, por lo que el común de la gente entiende su significado: confusión o caos.

Cecagna

¿Te ha pasado que te llega una sensación de fatiga y te empiezan a pesar los párpados después de una comida súper abundante? En Roma le llaman cecagna a esa sensación de aletargamiento que sentimos después de comer. ¿Y por qué se le llama cecagna? Porque una vez que cierras los ojos, te quedas cieco, que significa ciego.

Corcà

Esta palabra tiende a usarse evocando imágenes que impliquen botas, por ejemplo, “l’hanno corcato de botte”, que se traduciría como “lo aplastaron contra el suelo [con las botas]”. Corcare también puede significar “dar una golpiza” o “maltratar” a alguien.

Dà i resti

Si estás en una situación en la que te preguntas a quién dà i resti, que se traduciría como a quién “darle los restos”, significa que te encuentras entre la espada y la pared sin saber cuál es la decisión correcta. El origen de esta expresión es verdaderamente fascinante: viene de una época en la que los aprendices de carnicero tenían que decidir a quién darle las sobras del día. Llegaba una multitud de mendigos y pobres, y los aprendices se veían en una situación de lo más incómoda al tener que decidir “a quién darle los restos”.

Daje

Daje es una expresión imprescindible en Roma que incluso vemos impresa en camisetas, postales, paredes, libros, letreros en tiendas y mucho más. Daje es la versión romana de la expresión “dai” y prácticamente aplica a todo tipo de contextos: para instar a una persona a que haga algo, para alentarla, para forzarla a hacer algo, para regañarla, para expresar felicidad, para confirmar algo, etc.

Dasse

Esta palabra es un equivalente de darsi, que es la forma reflexiva del verbo dare y que se traduce como “darse”. Clarísimo, ¿no? Bueno, en italiano, darsi se utiliza en algunas expresiones idiomáticas, por ejemplo, “darsi delle arie” (darse aires de grandeza), “darsi pace” (aceptar algo), etc. Sin embargo, en Roma darsi también tiene el significado de “irse”.

De coccio

Si alguien te dice que eres de coccio, puede querer decir que eres torpe o que te empeñas en cometer el mismo error una y otra vez.

Eccallà

Esta palabra suele asociarse más a las personas jóvenes, pero la vas a escuchar con bastante frecuencia. La traducción literal de eccallà es “ahí está”. Se usa como una forma fatalista y a veces melodramática de expresar cuando sucede algo que es desafortunado pero que era de esperarse. Por ejemplo, si una persona no pagó una factura a tiempo, cuando le llegue el cobro de la cuota de retraso podría decir “eccallà”.

Fà er vento

Al igual que otras frases típicas de Roma, fà er vento se usa tanto dentro como fuera de Roma, sobre todo en el centro de Italia. Esta frase aparece con frecuencia en los encabezados de los artículos periodísticos. La traducción literal de fare il vento sería “hacer el viento”, pero su significado es “irse sin pagar”. Por ejemplo, si alguien se está escapando después de comer en un restaurante, diríamos que está facendo il vento.

Fà i buffi

Ya dijimos que buffo es una palabra muy importante en Roma cuyo origen sigue siendo un misterio. Pero, de hecho, no está del todo claro, porque buffi también puede significar “deudas”. De cualquier manera, fà i buffi, que significa “pedir dinero prestado”, es una expresión que vas a escuchar por todos lados en Roma, y muchas veces será a manera de broma.

Famo a capisse

Famo a capisse, que se podría traducir como “vamos a entendernos”, es una de esas frases estereotipadas que puedes utilizar cuando quieras, ya sea como comentario gracioso o para amenazar a alguien de manera disimulada (sin exagerar).

Figura da peracottaro

En Roma, si una persona vende fruta magullada pierde el respeto de la gente. Un peracottaro (un caza-peras), entonces, se refiere a alguien que vende productos de mala calidad, pero logra hacerlos pasar por productos de buena calidad. Por ejemplo, si alguien quiere vender relojes Rolex de imitación y los hace pasar por auténticos, diríamos que es un figura da peracottaro.

Gabbio

En Roma, la cárcel o prisión también se conoce como gabbio.

Imbruttì

No vayas a creer que esta frase significa “hacer feo”, al menos no en Roma. En esta ciudad, si alguien si imbruttisce significa que le está lanzando “una mirada asesina” a otra persona. Por ejemplo, si le dices a cualquier habitante de Roma que la pizza romana no es auténtica pizza, lo más probable es que acabes siendo imbrutiti por una de aquellas miradas. Sin embargo, no te preocupes. No es más que el precio que estarás pagando por tener la razón.

Ingarellasse

El verbo ingarellarsi del italiano significa “competir” y se usa sobre todo en las carreras ilegales de motocicletas. Sin embargo, en Roma ingarellasse también se usa con el significado de “discutir acaloradamente sobre la solución de un problema o algún tema en particular”. Por ejemplo, si en una reunión familiar se ponen a jugar Scrabble, los jugadores podrían ingarellasse sobre si una expresión callejera cuenta como palabra o no.

Limortaccitua/Limortaccivostra

Esta es una expresión que no necesita ningún preámbulo, al menos en Italia. Su uso se ha extendido mucho tanto dentro como fuera de Lazio y es una expresión que vas a escuchar con mucha frecuencia en la televisión, ya sea en una escena de comedia o en una serie ambientada en la Ciudad Eterna. Limortaccitua es una maldición dirigida a los parientes fallecidos de alguien (su traducción literal es “tus parientes muertos”) y tiene muchas variantes creativas, como limortanguerieri, que quiere decir “que todos tus antepasados sean condenados hasta la generación de los antiguos soldados”.

M’arimbarza

Este es otro ejemplo de una expresión que resume a la perfección la filosofía de la persona romana promedio: se usa para mostrar indiferencia ante la adversidad, que en una ciudad como Roma es un elemento común de la vida cotidiana. La traducción literal de m’arimbarza sería “eso sale rebotando de mí” y se usa para decir “eso no me hace sentir ni bien ni mal”. Es como cuando en español decimos “ni me va ni me viene”.

M’ha detto bene/male

Esta frase la vas a escuchar mucho. Aunque de entrada puede parecer fácil de entender, esta expresión tiene un significado más profundo que resulta más difícil de discernir para la gente que no vive en Roma. Ti ha detto bene quiere decir “te fue bien”, pero existe también una versión menos sofisticada y más efectiva: ti ha detto culo, que significa “te fue como al culo”.

Mica piscio dal ginocchio

Si se trata de crear y hacer uso de las expresiones cotidianas, no hay nadie que le gane a la creatividad de la gente de Roma. Ciertamente, no se caracterizan por ser refinados, pero nadie puede negar el hecho de que son gente que no se va por las ramas. Mica piscio dal ginocchio es la frase que mejor ejemplifica esto. La expresión hace referencia a los pantalones cortos que suelen usar durante la niñez. Si un niño no alcanza a ir al baño a tiempo, se hace pipí en sus pantalones y, por lo tanto, “se hace pipí en sus rodillas”. Se trata de una forma bastante gráfica de decir: “no acabo de nacer ayer” o “no soy ningún idiota”.

Na cifra

Esta es la forma típica de Roma para decir “muchísimo” o “un montón”.

Nasone

No, las nasoni no son personas con narices enormes. Es el nombre con el que se conocen las fuentes típicas de Roma. Y es un nombre que hace referencia a la forma tan peculiar que tienen estas fuentes, porque parecen una nariz larga. Las nasoni son un elemento emblemático de la ciudad, y tan solo en el centro histórico hay más de 200.

Ndo cojo cojo

Cuando una persona dice “ndo cojo cojo”, lo que quiere decir es que va a estar contenta con lo que sea que venga porque “ahí donde gotee, ahí goteo yo”. Es una manera de decir que va a estar contenta “en donde sea que la lleve el viento”.

Nun t’aregge

Nun t’aregge también es de esas expresiones típicas de Roma que son difíciles de entender para la gente que no vive en Roma. Su traducción literal sería “no te sostiene”, pero de todas maneras es difícil descifrar con eso el significado real de la frase. Nun t’aregge se usa para referirse a alguien que no tiene el coraje que se necesita para hacer algo, ya sea para decirle a otra persona lo que siente por ella o para llamar al servicio de atención al cliente para resolver un problema.

Pijottà

Esta es una variante menos popular del término piotta, pero es una palabra que se usa mucho en Roma. Ambas variantes tienen una relación con el número 100. Eso es lo que se sabe con certeza, pero fuera de ello, el origen de la palabra pijottà es bastante incierto. Según Luigi Matt, la palabra piotta se integró a la tradición oral romana durante la segunda mitad del siglo XX. El registro más antiguo que se tiene de su uso en literatura está en la obra de Pasolini, pero es difícil precisar realmente cuándo y cómo surgió la palabra. En lo que sí podemos estar de acuerdo es en su significado: “ir deprisa” o “apresurarse” (su traducción literal sería “ir a 100 por hora”).

Pilotto

Pillottare significa quitarle la grasa a un platillo asado y verterla con un utensilio que se conoce como el pillotto. Pero en Roma tomaron el nombre de esta práctica y le dieron su propio giro para crear una nueva definición. Si una persona dice “me sta a dà er pilotto”, quiere decir que alguien la está fastidiando con una infinidad de preguntas, peticiones o quejas.

Piotta

Piotta viene de la palabra que se usaba para referirse a una moneda de 100 liras. Hoy en día, una piotta significa “100 euros”, y una mezza piotta significa 50 euros.

Pipinara

Una cosa es una caciara (que ya mencionamos antes) y otra muy distinta es una pipinara. Su terminación es similar porque ambas tienen un sentido similar, pero hay una diferencia muy importante: una pipinara se refiere a un grupo de niños revoltosos (aparentemente, porque pipino significa “piojos”).

Pischello

Una de las expresiones típicas de Roma que mejor se conocen fuera de esta ciudad es pischello, que se refiere a “niño pequeño”. Sin embargo, la historia detrás de esta expresión es bastante compleja, empezando desde su etimología. Pasolini, el Famoso director de cine italiano, usaba un degradado muy particular para lograr el peinado de “pischello”. De acuerdo con el director y escritor de Ragazzi di Vita, ese peinado solía asociarse a los niños de la calle, que tenían un estilo de vida, una actitud y una manera de expresarse muy particular.

Piscià

Al igual que arzà, piscià es una palabra que tiene doble significado en Roma. Uno de ellos es fácil de entender, pero el otro no tiene ningún sentido. Cuando alguien ti piscia, significa que te dejaron plantado, te excluyeron o, en el caso más extremo, te abandonaron.

Sentirsela calla

Se dice que alguien se la sente calda cuando una persona se da aires de grandeza, y sobre todo cuando ni siquiera tiene una razón genuina para hacerlo.

Se semo visti

La manera más común para despedirse en Roma es con la frase “ci siamo visti” o “se o semo visto”. Si alguien te dice “se semo visti,” puedes citar al actor Valerio Mastandrea y responder con la frase “Io nun t’ho visto, t’ho vissuto” mientras te vas. Lo que eso quiere decir es: “no te vi; te experimenté”. Es la frase más romana que podría existir.

Scapoccià

La capoccia se refiere a la cabeza, así que cuando alguien está scapoccia significa que está perdiendo la cabeza.

Scrocchiazeppi

Este es otro ejemplo de esas frases populares que hacen que el dialecto romano sea algo realmente único. Un scrocchiazeppi es una persona particularmente delgada. Se refiere a alguien tan escuálido que casi podrías romper sus huesos como si fueran simples ramitas, o zeppi.

Sderenato

Esta no es una expresión exclusiva de Roma, pero es una expresión tan común que tienes que saberla. Alguien que está sderenato es alguien que está muerto de cansancio.

Stacce

Al igual que eccallà, stacce es una palabra que resume muy bien esa actitud fatalista que hace que la gente de Roma acepte las desgracias de la vida cotidiana con ese tipo de sonrisa ligera y burlona. ¿Llegaste tarde a la oficina porque no sonó la alarma? Stacce. ¿Te robaron la cartera después de que la dejaste en el bar? Stacce. ¿Decidiste irte en transporte público para ahorrar dinero y terminaste pagando un Uber porque se descompuso el metro? Stacce.

Stacce sotto

En Roma, starci sotto significa obsesionarse con algo. Puede aplicar a una serie de televisión, un pasatiempo o la resolución de un caso sin resolver.

Tajarse

Tajarsi es otra de esas expresiones típicas de Roma que la gente usa mucho sin pensar porque asume que todo el mundo la entiende. Tajarse se traduce literalmente como “morir de risa”. También se usa mucho la variante che tajo, que significa “qué bonito” o “qué divertido”.

Zompà

Cualquiera puede decir “no”, pero en Roma cuando alguien no quiere hacer algo, lo que dice es “io zompo”, que equivale a decir “yo paso”. Es una frase muy útil para cuando no quieres salir a un plan social con alguien, pero tampoco quieres dar explicaciones. Si alguien dice “yo paso”, la oportunidad también “se le pasa”.

El regalo extra: ¿Cuál es la diferencia entre sticazzi y mecojoni?

Por último, agregamos una pequeña nota sobre dos expresiones típicas de Roma que tienden a usarse fuera de Roma, pero casi siempre de manera incorrecta.

Sticazzi es la manera típica para expresar apatía en Roma. Significa “no nos preocupan mucho las consecuencias”, o incluso “no me importa en lo más mínimo”.

La traducción literal de mecojoni sería “me estás bromeando” o “me estás tomando el pelo”. Y también se puede utilizar para expresar sorpresa en un tono irónico. Por ejemplo, si vas a una tienda en diciembre y resulta que están tocando música navideña, podrías decir: “¿Ah, están tocando música navideña en diciembre? Mecojoni!”

En algunas ocasiones, mejoconi también puede usarse en lugar de sticazzi cuando se trata de una sorpresa con tono irónico. Sin embargo, lo que no se puede es usar sticazzi cuando quieres expresar sorpresa genuina sobre algo. Entonces, ya no hay excusas ni pretextos.

Este artículo se publicó originalmente en la edición en italiano de la revista Babbel Magazine.

Aprenda un nuevo idioma hoy.
¡INTÉNTA BABBEL!
Compartir: