Breve (pero eficaz) guía que te facilitará la vida si quieres montar tu propio negocio en Alemania

¡No te preocupes! Es absolutamente realizable y desde Babbel te lo vamos a poner un poquito más fácil con esta pequeña guía de consejos con los que esperamos alcances el éxito. ¡Comencemos!
Author's Avatar
ESCRITO POR Paloma Lirola
Breve (pero eficaz) guía que te facilitará la vida si quieres montar tu propio negocio en Alemania

Si vives en Alemania y quieres montar tu propio negocio, tanto si tienes la idea muy clara como si no, todo asesoramiento es poco para comenzar a recorrer el camino hacia el trabajo por cuenta propia. A lo heroico que ya de por sí tiene establecerse como autónoma, hay que añadir las dificultades idiomáticas, burocráticas e idiosincrásicas del país. ¡Pero no te preocupes! Es absolutamente realizable y desde Babbel te lo vamos a poner un poquito más fácil con esta pequeña guía de consejos con los que esperamos alcances el éxito. ¡Comencemos!

Antes de nada, un par de buenas noticias

En Alemania existe libertad de empresa, lo que significa que, en principio, todo el mundo puede fundar un negocio. 

Además, se puede comenzar un negocio que sea la única o principal fuente de ingresos (es decir, a tiempo completo). Pero también es posible realizar un trabajo por cuenta propia como actividad complementaria si se está, por ejemplo, contratado a tiempo completo como empleado. En Alemania no hay límite de tiempo para que una “actividad secundaria” se convierta en un trabajo a tiempo completo.

Otro dato importante: si pierdes tu trabajo por cuenta ajena, la Agentur für Arbeit (Agencia de Empleo) ofrece apoyo económico que fomenta el autoempleo (Selbständig) y con el que puedes montar tu propio negocio.  Aquí encontrarás más información. 

Escoge la categoría de autoempleo que mejor se ajuste a tu tipo de negocio, tu formación y localización.

En Alemania se distinguen tres categorías que se rigen por condiciones distintas:

  • Freiberufler(in): nombre que recibe la persona autónoma que realiza una profesión liberal. En la mayoría de los casos, el profesional liberal ofrece únicamente sus servicios. Esto es lo que los distingue de los autónomos que se dedican al comercio o fabrican un producto. 
  • Gewerbetreibende(r): nombre que recibe la persona autónoma que monta un comercio o “establecimiento mercantil”.  
  • Reisegewerbetreibende(r):  la persona autónoma que funda un negocio como comercial ambulante o empresa con movilidad geográfica. 

AQUÍ tienes un listado de las actividades más destacadas por cuenta propia divididas en las tres categorías citadas y los requisitos especiales que tienen. 

Diseña tu business plan

Diseña un buen businessplan

Aunque en alemán existe la palabra Geschäftsplan para definir este concepto, se suele utilizar este vocablo en inglés para referirse al plan de negocio. 

Si en cualquier lugar del mundo esta es una herramienta imprescindible para idear y proyectar tu negocio, en Alemania se tercia imprescindible, sobre todo, para que se desarrolle correctamente desde el principio. 

El plan de negocios te ayudará a comprender mejor y reflexionar sobre los pasos a seguir para la creación de tu empresa (lo que en alemán se conoce como Gründung) y los requisitos necesarios. Lo vas a necesitar si quieres pedir un préstamo, así que hay que dedicarle tiempo y esmero.

Aquí detallarás:

  • Quiénes serán tus clientes, lo que se denomina en alemán Zielgruppe. 
  • Cuáles son tus debilidades, fortalezas, oportunidades y riesgos. Esto lo detallarás en el SWOT-Analyse
  • Qué estrategias llevarás a cabo para hacer funcionar tu idea (y ganar dinero con ello): Strategie. 
  • Cómo financiarás tu negocio y comprobarás si es viable: en la sección financiera, en alemán Finanzteil.  

AQUÍ tienes un modelo gratuito que te puede ayudar. 

Comienza con las Anmeldeformalitäten

Una vez escogida tu categoría de autoempleo y diseñado el plan de negocio, hay que formalizar el registro de tu empresa o actividad. Ahora te tocará hacer un entretenido peregrinaje por instituciones, oficinas, administraciones, cámaras de comercio, etc. Unas u otras (pero casi siempre varias) dependiendo de la actividad que vayas a realizar de forma independiente. 

Toca, en esencia, familiarizarse con los reglamentos y normas para el registro. Ojo, no dejes que se te escape ningún Genehmigung (autorización). 

Las reglas que se aplican a cada actividad dependerán de tu profesión y empresa. Los médicos deben, por ejemplo, inscribirse en la asociación médica (Ärztekammer). Los comerciantes deben registrar su empresa en la oficina comercial (Gewerbeamt). Si se van a ofrecer servicios artesanos y/o manuales, hay que acudir a la Handwerkskammer

Hay ocasiones en que para fundar según qué tipo de empresa se necesitan cualificaciones especiales o ciertos permisos. Tal es el caso de los negocios de la gastronomía, donde es fundamental tramitar un Gaststättenerlaubnis (licencia de apertura) si vas a abrir un restaurante y obtener la Rote Karte para poder manipular alimentos. 

Eso sí, una entidad a visitar (¡sin falta!) y común a toda persona autónoma es el Finanzamt: Hacienda en Alemania. Aquí te darás de alta como trabajadora por cuenta ajena y obtendrás tu Steuernummer, es decir, el número de identificación fiscal con el que podrás emitir una factura (Rechnung) y harás tu declaración de impuestos (Steuererklärung). 

Otra cosa común para toda persona autónoma es la obligación de darse de alta en una Krankenkasse, o sea, un seguro médico. Con esta entidad, ya sea pública o privada, contratarás tu Sozialversicherungen (seguro médico). 

Así como hay todo un listado de cosas que hacer, hay una muy importante a evitar: la Scheinselbständigkeit. Hablamos de la figura del “falso autónomo”, es decir, el autónomo que trabaja siempre (o casi) para el mismo cliente. En Alemania, el trabajo como falso autónomo está prohibido y conlleva una sanción tanto para el “falso autónomo” como para el cliente.   

Si necesitas asesoramiento, contrata a un o una Berater/in

Un/a asesor/a siempre va a ser de gran ayuda si en el proceso del autoempleo te atascas con la Burokratie (Burocracia). 

En lo que a los impuestos se refiere, puedes intentar realizar tu declaración de forma independiente si no tienes un tipo de negocio muy complicado a través del formulario gratuito Elster. También puedes optar por una opción gratuita en inglés llamada Germantaxes. Pero si se te atraviesa mucho, quizás sea la hora de contratar un/a Steuerberater/in, es decir, un/a asesor/a fiscal. 

Buchführung

No te despistes con la contabilidad. Conocer la situación financiera de tu empresa, así como tratar de prever el futuro, es muy importante. Por ello, tienes que llevar un registro impecable de tus Einkommen (ingresos) y tus Ausgaben (gastos). Guarda todas las Rechungen (facturas) y Quittungs (recibos). Los necesitarás para vigilar la salud económica de tu negocio y para declararlo al Finanzamt cuando realices tu Steuererklärung.  

Como ves, no solo tu fuerza de trabajo puede garantizar el buen desarrollo de tu negocio. En Alemania, es también muy importante seguir una guía de buenas prácticas. Así que esperamos haber puesto un granito de arena en tu camino hacia el éxito.

¡No temas, en Babbel te ayudamos con el idioma!
Comienza a aprender ahora
¿Qué idioma te gustaría aprender?