¿Qué es un idioma de herencia?

Además, algunas historias de éxito en el aprendizaje de idiomas de herencia.
idioma de herencia

Un idioma de herencia o patrimonial es un idioma que no es el idioma dominante de una región, pero es aprendido por niños y niñas en sus hogares (y por lo tanto es constituye su herencia). Los idiomas de herencia son idiomas minoritarios, pero la expresión “idioma de herencia” se refiere a un fenómeno más específico. Todo idioma puede ser un idioma de herencia, dependiendo del contexto social. El inglés, por ejemplo, es con frecuencia un idioma dominante, pero puede ser un idioma de herencia si los padres de alguien son hablantes de inglés y se mudan del Reino Unido a Japón.

Dado que se encuentran definidos por un amplio rango de factores sociales y culturales, los idiomas de herencia pueden tener diferentes características. En este texto profundizaremos algunas consideraciones en torno a la definición, analizaremos un caso de idioma de herencia y descubriremos algunas estrategias para preservar idiomas de herencia. 

¿Cuál es la diferencia entre un idioma de herencia y un idioma nativo?

Un idioma de herencia puede ser el idioma nativo de alguien, pero ambas expresiones no son intercambiables. Un idioma nativo es el idioma que alguien aprende en la infancia. Si alguien tiene un idioma de herencia como idioma nativo, posee por lo general un segundo idioma nativo: el dominante en la cultura en la que vive. Por ejemplo, alguien puede hablar chino en su casa con su familia, pero inglés en la escuela y en la vida pública.

Las habilidades en el idioma de herencia pueden variar de persona a persona. Algunas personas pueden hablarlo fluidamente porque han tenido una gran exposición en la infancia mientras otras pueden hablarlo pero no leerlo y algunas pueden tener dificultades para hablarlo. A veces se incluyen a los no hablantes en la categoría de idioma de herencia, siempre que sus padres hablen la lengua, mientras que a veces se excluye a este grupo.

Aunque hasta ahora hemos mencionado sobre todo las lenguas de los inmigrantes, las los idiomas de herencia también pueden referirse a lenguas autóctonas que han sido sustituidas por otra lengua dominante. En Brasil, por ejemplo, el portugués es la lengua dominante, pero existen también muchas lenguas originarias. El concepto de idioma patrimonial ignora de dónde procede una lengua y se centra exclusivamente en quién la habla hoy.

Caso de estudio: El español en Estados Unidos

En Estados Unidos hay más de 56 millones de hispanohablantes, y gran parte de ellos han aprendido la lengua por herencia. El español empezó en América como lengua colonial, y sigue siendo el idioma dominante en muchos países, pero en Estados Unidos es minoritario.

No cabe duda de que la lengua española prospera en Estados Unidos, pero hay que tener en cuenta que cuanto más tiempo vive aquí una familia hispanohablante, menos probabilidades tiene de transmitir el idioma. Un estudio de Pew Research descubrió que entre los inmigrantes hispanos de primera y segunda generación, el porcentaje de personas que afirman hablar español “bien” desciende del 91 al 82. Aunque esta cifra pueda parecer pequeña, es mucho más marcada a partir de ahí, ya que los inmigrantes de tercera y cuarta generación descienden al 47%.

Hay un par de razones por las que los idiomas patrimoniales -y el español en particular- tienden a desaparecer de generación en generación. La primera es que el idioma de herencia es menos importante para desenvolverse en la sociedad. Cuando una persona necesita la lengua mayoritaria para ir a la escuela, conseguir un trabajo e interactuar con la mayoría de la gente que le rodea, no es extraño que el idioma de herencia pueda perder relevancia. Otra razón es que algunos padres desalientan a sus hijos en el uso del idioma patrimonial. Por ejemplo, en los Estados Unidos, el idioma español ha sido marginalizado históricamente. Es posible que los padres deseen que sus hijos e hijas solo aprendan inglés para que puedan integrarse a la cultura mayoritaria. Es tan lamentable como cierto que hablar un idioma minoritario puede dar lugar a ser víctima de discriminación. 

¿Cómo hacen las personas para preservar sus idiomas de herencia?

Es posible que a las lenguas patrimoniales les cueste perdurar de generación en generación, pero no están condenadas a la decadencia. Existe mucha gente en el mundo que lucha por aprender su idioma de herencia – algunas personas – lo hacen llegada la adultez – y ayudan a otras personas a hacerlo. A continuación presentamos algunos ejemplos de estrategias para aprender los idiomas de herencia y mantenerlos vivos.

  • Crianza bilingüe. Algunos padres se esfuerzan por exponer a sus hijos a una segunda lengua. Esto puede no ser fácil, pero Malcom, nuestro profesor de Babbel Live, ha compilado algunos consejos basados en su propia experiencia de crianza bilingüe.
  • Cursos universitarios. Si bien es habitual que las universidades ofrezcan cursos de idiomas, algunas van más allá y tienen programas específicos para personas que han aprendido un idioma como idioma de herencia. Esos cursos se basan en lo que los estudiantes ya saben y tienen como objetivo crear una comunidad bilingüe.
  • Consumo de medios. Como mencionamos antes, una de las razones por las que es difícil mantener y ampliar el idioma de herencia es que solo se lo habla en casa. Sin embargo, si se crean más medios en la lengua de herencia, todo se vuelve más sencillo. Un programa de radio de los 70´s, por ejemplo, ayudó a impulsar el renacimiento de la lengua hawaiana.
  • Comunidades en línea. Internet ha creado incontables oportunidades para practicar idiomas entrando en contacto con otras personas. Ya no es necesario estar en la misma zona o incluso país que los hablantes nativos de la lengua. Basta con entrar en Reddit o en otros foros en línea para encontrar recursos en cualquier idioma.

Si alguna vez ha pensado en retomar el contacto con un idioma de herencia, nunca es tarde para empezar. Nunca es tarde.

Aprende un nuevo idioma hoy.
¡PRUEBA BABBEL!
Compartir: