Babbel Logo

Aprende un idioma cuando y donde quieras

Turquicismos: 7 palabras en español que no sabías que son de origen turco

El turco se pasea sutilmente en nuestras conversaciones diarias sin que siquiera lo sospechemos. En este artículo te presento algunas palabras en español que tal vez ni te imaginabas que fueran turcas.
Author's Avatar
Turquicismos: 7 palabras en español que no sabías que son de origen turco

Cuando escuchamos las palabras turcas bilgisayar o araba, cuya correspondencia en español es ordenador y coche, podemos llegar a pensar que lo único en común que tienen el español y el turco es el alfabeto latino. Sin embargo, aunque no lo creas, el español sí tiene algo del idioma turco.

El turco es uno de esos idiomas apasionantes que logra cautivar tanto con su estructura como con su armonía vocálica, que puede conectarnos con un país lleno de una historia y una cultura apasionantes. A través de sus conquistas no solo nos han dejado los baños turcos, sino también algunos turquicismos que pasan desapercibidos pero que usamos a diario en el español.

Sentada como un pachá y saboreando una deliciosa taza de café turco voy a contarte sobre algunos préstamos lingüísticos en español que provienen de la lengua turca.

1. Paşa

Pachá es un calificativo muy común dado a quien vive (o aparenta vivir) cómodamente y con toda suerte de lujos, pero este también fue el calificativo dado a los hombres que, en el imperio otomano, ocupaban un alto cargo tanto político como militar. La palabra original viene del turco paşa.

2. Kahweh

Esa bebida oscura, de delicioso aroma y con la que nos deleitamos a cualquier hora del día, también tiene un origen etimológico en el turco. Claro, me refiero al café. Se presume que su consumo se inició en Etiopía y que de allí se propagó y popularizó en Yemen. Los árabes primitivos preparaban la bebida en forma de vino y le dieron el nombre de qahwah, para luego ser difundida por los turcos como kahweh, logrando ser reconocida a nivel mundial. Algunos de sus nombres son: coffea en latín, coffee en inglés, Kaffee en alemán y sencillamente café en español, francés y portugués.

3. Yoğurt

Otra bebida, el yogur, un derivado lácteo que disfrutan tanto niños como adultos, ha sido producido desde el siglo IX por los turcos. La materia prima para su preparación era la leche de oveja, de vaca o de búfala y formaba parte importante de la dieta para los pueblos nómadas. En turco se escribe yoğurt, cuya “ğ”, llamada yumuşak g, es una letra muda que suaviza la vocal precedente. La palabra yoğurt se relaciona con el adjetivo yoğun, que significa espeso. El yogur, además de ayudarnos con la digestión y con la asimilación del calcio y algunos minerales en nuestro organismo, nos introduce sutilmente al idioma turco.

4. Khāvyār

Si eres de las personas que se deleita con los huevos frescos de esturión, especie que existe desde hace más de 250 millones de años, de aquí en adelante podrás sorprender a tus amigos en la próxima cocktail party a la que vayas contándoles que la palabra caviar tiene sus orígenes en la palabra del turco antiguo khāvyār, hoy havyar. Para degustar un buen caviar iraní, turco, rojo o de esturión ruso; puedes darte un paseo por el Bazar de las Especias en Estambul. ¡Nunca te arrepentirás!

5. Tülbent

Sobre el tulipán, la hermosa planta de la familia Liliaceae, que en el trópico nos esquiva, se puede decir que fue introducida en Europa desde Turquía en el siglo XVI. La palabra original es tülbent, la cual, inicialmente, no hacía referencia a una flor, sino al tocado de tela usado en la cabeza por los sultanes otomanos y por los habitantes de algunos pueblos orientales y africanos llamado turbante. Por una extraña situación anecdótica, en 1554 esta flor recibió el nombre con el que hoy la conocemos: tulipán. De igual manera, los ingleses la conocen como tulip, los alemanes como Tulpe y los portugueses como tulipa.

6. Köşk

Algo que sí es muy común en cualquiera de nuestros países son los kioscos o quioscos, pequeñas construcciones de forma geométrica hechas con columnas y un techo, abiertas por todos lados (pues eso, el chiringuito). En algunos países de Latinoamérica es una edificación muy común en las fincas y casas de campo, también es un lugar de reuniones para los fines de semana que sirve para resguardar a sus ocupantes de los rayos solares o de la lluvia. La palabra kiosco proviene del turco köşk, que luego llegó al francés como kiosque hasta llegar al español convertida en kiosco. En la actualidad, los kioscos se asocian con pequeños locales para la venta de periódicos, revistas y dulces.

7. Şerbet

Para terminar con la cherry on top y siguiendo con la comida, ya que los turcos son los hedonistas del paladar, la etimología de la palabra sorbete, ese delicioso postre que cada país ha adaptado a su gusto y a los ingredientes que tenga a su disposición, tiene sus raíces en el turco. En algunos países es solo un refresco azucarado, en otros es un batido de frutas y, a veces, de yemas de huevo aromatizadas.

¿Logré motivarte para que aprendas turco al comprobar que el español también tiene algo de turco?

¡Espero que sí! Aunque bilgisayar o araba no se parezcan en nada a nuestro ordenador o coche; existen otras como televizyon, radyo, profesör o politika que te dan un milyon de razones para animarte a aprender este maravilloso idioma.

¿Te atraen los idiomas un poco más exóticos?

¡Aprende turco con Babbel!

¿Qué idioma te gustaría aprender?