+B

Ejercicios de sueco

La lengua sueca es hablada por más de 10 millones de personas. Los hablantes de noruego y danés entienden este idioma y, por ello, funciona como lengua franca en los países nórdicos. La gran complejidad de los acentos del sueco hace que sea necesario practicar con ejercicios grabados solo con hablantes nativos.

Sueco para principiantes y avanzados

Las destrezas lingüísticas que posees vienen determinadas por tu idioma materno. A la hora de afrontar el estudio de una nueva lengua, especialmente en caso de no pertenecer a la misma familia de idiomas -como sucede con el sueco-, contar con ejercicios adaptados a tu capacidad es fundamental. Este aspecto es primordial para la comprensión oral y escrita, a la vez que para comunicarte, y esto es algo que los expertos en enseñanza de idiomas tienen en cuenta a la hora de diseñar los cursos. Por eso, han creado una selección de ejercicios con los que dominar el sueco que tienen en cuenta el aspecto fonético y la gramática del español para que aprendas desde una buena base.

Las personas que comienzan a estudiar sueco se encuentran con un problema: parece que no existe una regla de pronunciación para esta lengua. Debido a ello, los acentos locales son de gran importancia. Es algo del sueco a lo que cualquier curso debe atender para ofrecer una experiencia de aprendizaje efectiva. Además, su alfabeto añade tres letras al latino, un detalle que también puede causarte en un principio un poco de extrañeza ante el idioma. Sin embargo, los ejercicios que encontrarás con este método se han adaptado por completo a estos aspectos de importancia con audios que te presentan los diferentes acentos del país y con prácticas que te ayudan a adaptarte a las nuevas letras.

Ejercicios de sueco

Aprender sueco de una forma eficaz

El método de Babbel parte de la base de que no son necesarias largas sesiones de clase, como las de las academias tradicionales, para aprender un idioma correctamente. Por el contrario, sus lecciones tienen una duración aproximada de unos 15 minutos. Así conseguirás estudiar sin tener que dejar de lado tu vida laboral, familiar o los ratos de ocio. Cuentas además con lecciones que abordan todas las habilidades fundamentales para dominar un idioma como son la expresión y comprensión oral y escrita. Los ejercicios de este sistema están pensados para que puedas adquirirlas todas de forma interactiva y con un progreso gradual que te hará avanzar poco a poco y tener una mayor destreza con el sueco.

La aplicación que te enseña sueco

  • Los ejercicios disponibles en esta herramienta son los mismos que encontrarás en el portal web, de modo que podrás llevar a cabo tus sesiones en cualquiera de las dos plataformas.

  • La app cuenta con un reconocimiento de voz inteligente que analiza la calidad de tu pronunciación e intenta corregirte si detecta fallos.

  • El sistema creará por sí mismo en tu terminal móvil y de modo inteligente unidades de repaso a partir de los ejercicios que hayas hecho para reforzar los puntos más débiles de tu aprendizaje.

  • La app cuenta con estudios hechos por instituciones profesionales que certifican que es un método de enseñanza de idiomas que rinde en 15 horas de uso lo mismo que un semestre completo en una institución tradicional.

Sueco

Aprende sueco con libertad

Los ejercicios de sueco están hechos para que seas tú quien controle tu ritmo de aprendizaje, pero contando con materiales de calidad para que sepas que vas por el camino correcto. Con lecciones de no más de 15 minutos, una app móvil que podrás llevar contigo al trabajo o a clase y con audios hechos solo por hablantes nativos, los cursos de sueco de Babbel están diseñados para que se pueda aprender este idioma con facilidad. Si quieres probar lo que te ofrece, dispones de una primera lección gratuita en cualquiera de los niveles del curso. Si te convence, puedes elegir cualquiera de las suscripciones disponibles, ya sea de 1, 3, 6 o 12 meses. Esta es la forma que tiene este método de estar libre de publicidad para enfocarse en hacerte aprender un nuevo idioma.