Las expresiones napolitanas más conocidas

¿Te vas a Nápoles? Aquí tienes unas cuantas frases hechas que pueden serte útiles.
Las expresiones napolitanas más conocidas

Al hablar del dialecto napolitano, antes que nada es necesario distinguirlo de la lengua napolitana. El dialecto napolitano es, de hecho, la variante regional del italiano que se habla en Nápoles y su provincia, mientras que la lengua napolitana es un idioma hablado en varias regiones de Italia y que agrupa los dialectos que se hablaban en el reino de las Dos Sicilias. En este artículo hablaremos del dialecto napolitano y particularmente de las expresiones napolitanas más conocidas.

Unos apuntes de historia del dialecto napolitano

El primer testimonio escrito en napolitano es el Placito di Capua, cuatro declaraciones juradas que se redactaron entre el 960 y el 963. Este dialecto tiene una riquísima tradición literaria –la primera obra en prosa es una crónica del siglo XII–, aunque el napolitano corrió distinta suerte según quién estuviera en el poder. Pese a algunos intentos de hacerlo desaparecer gradualmente, el dialecto napolitano ha logrado resistir a lo largo de los siglos, gracias a una sólida tradición literaria, cuyo principal representante es Giambattista Basile, un escritor que vivió entre los siglos XVI y XVII.

La casa real de Aragón fue la primera, a mediados del siglo XV, que intentó reglamentar el uso del dialecto napolitano, o mejor dicho, hacerlo desaparecer por ley incentivando el uso del toscano, que entonces emergía como lengua literaria equiparable al latín. La decadencia de la casa aragonesa coincidió con un nuevo florecimiento del napolitano, a pesar de que el vulgar toscano consiguió hacerse sitio tanto en la ciudad como en otros lugares.

De todas maneras, gracias a obras literarias de altísimo nivel (desde Eduardo di Filippo hasta Elena Ferrante), a la escuela musical napolitana y, más recientemente, a música de bandas como 99 Posse, Almamegretta, Liberato o Nu Genea), el dialecto napolitano no solo no desapareció, sino que se ha ido extendiendo y es cada vez más popular. Y no solo en Nápoles, sino también más allá de las fronteras italianas: una canción como O sole mio, por ejemplo, es conocidísima en todo el mundo y representa uno de los más claros ejemplos de la vitalidad de este idioma.

Evidentemente, no es posible recoger en un solo artículo todas las expresiones napolitanas, dada la larga y agitada historia del dialecto napolitano. Por eso hemos elaborado una lista de las frases hechas y modismos napolitanos más famosos y destacados y hemos añadido unas cuantas perlas poco conocidas fuera de la ciudad. Jamme jà!

Nuestras expresiones napolitanas preferidas

A pisce fetiente: cuando se dice que una situación acaba a pisce fetiente, es decir, “como pescado maloliente”, significa que ha degenerado en una pelea violenta.

A quatt’e bastune: estar “a cuatro de bastos” significa estar a la bartola, totalmente relajado; este modismo relaciona la postura de estar con las piernas y los brazos estirados con la carta del cuatro de bastos de la baraja.

Alla sanfrason (o alla sanfasò): algunas expresiones napolitanas proceden nada menos que del francés. Es el caso de “alla sanfrason”, que viene de “sans façon” y significa “de cualquier manera”.

Chiachiello: se dice de una persona que no tiene palabra, que habla pero no actúa.

Chino ‘i vacantarìa: significa literalmente “lleno de vacío” y se usa para indicar de forma irónica algo vacío.

Dicette ‘o pappecio ‘n faccia ‘a noce: damme ‘o tiempo ca te spertoso: es uno de los modismos napolitanos más destacados y significa literalmente “le dijo el gusano a la nuez: dame tiempo y te perforaré”. Es una exhortación a no rendirse.

‘E stramacchio: significa “a escondidas”, “secretamente”.

Fa ‘o paro e ‘o sparo: cuando se hacen “pares y nones” en napolitano, no significa que se esté decidiendo quién hará cierta cosa, sino que se están sopesando los pros y los contras de una decisión.

Gente ‘e miez’ ‘a via: la “gente en medio de la calle” se las ingenia para salir adelante con recursos legales o no legales del todo.

Ha da passa’ ‘a nuttata: es una de las expresiones napolitanas más célebres. La usó por primera vez Eduardo de Filippo en la obra de teatro Nápoles millonaria y viene a significar que, aunque haya tiempos difíciles (la nuttata), no hay que rendirse porque vendrán tiempos mejores.

Inta a scurdata: se dice cuando se aconseja a quien ha sufrido un agravio que espere hasta que el episodio se haya olvidado para vengarse.

Jamme bell’, jà!: es uno de las expresiones napolitanas más conocidos fuera de Nápoles. Es la exhortación por excelencia y significa “¡vamos, guapo, vamos!“.

L’acqua è poca e ‘a papera nun galleggia: el significado de esta expresión es fácil de intuir desde el italiano: cuando hay tan poca agua que ni un pato flota, la situación es crítica de verdad.

Mange, ca ru ttuoie mange: significa literalmente “come o te comerás lo tuyo”. No es fácil adivinar qué quieren decir los napolitanos cuando usan esta expresión: se usa esencialmente para alguien que piensa sacar ventaja de cierta situación sin darse cuenta de que tendrá que afrontar las consecuencias.

Me dai na voce: “dame una voz”, es decir, “házmelo saber, avísame”.

Metterse ntridece: esta curiosa expresión se parece a un modismo siciliano, aunque su significado es distinto. Quien se “mete en trece” se está entrometiendo.

‘Nu guaio ‘e notte: significa literalmente “un apuro por la noche” y se refiere a una desgracia o un problema grave, prácticamente imposible de resolver.

‘O ciuccio ‘e Fechella: de entre los modismos napolitanos, este destaca por su historia. “El burro de Fechella” se aplica a una persona enfermiza. Parece ser que un tal Fechella tenía un asno particularmente débil y, por lo tanto, poco adecuado para las labores de estos animales.

‘O guappo ‘e cartone: significa “el guapo de cartón” y se refiere a alguien que presume mucho, pero no hace nada. El “guappo” es un tipo valiente, pero cuando es “de cartón” su valentía es solo de cara hacia fuera, no es real.

‘O munaciello: se trata de una figura mítica, una especie de duende con poderes mágicos que puede ser tanto benévolo como maligno. Puede que oigas hablar de estos seres cuando sucede algo aparentemente inexplicable en la casa.

Parlà mazzecato: significa literalmente “hablar masticado” y se refiere a decir las cosas a medias, bien por ser cobarde, bien por ser calculador.

Rutto pe’ rutto: literalmente “roto por roto”, es decir, pase lo que pase, ya está hecho.

Scarte frúscio e piglie primera: si escuchas música de Liberato, tal vez conozcas ya esta expresión. Aunque su traducción literal no es muy transparente (pues se trata de una referencia a un juego de cartas ya desaparecido), el significado de la frase es claro: tratas de evitar un problema y terminas en una situación peor.

Se so rotte le giarretelle: una giarretella es una jarrita. Esta expresión relaciona su ruptura con la de un vínculo muy sólido entre dos personas.

Si’ ‘nu babbà: los modismos napolitanos están muy relacionados con la famosa gastronomía local, como no podía ser de otro modo. Cuando se le dice a alguien que es un “babbà”, un típico dulce napolitano con ron, se le está diciendo que es un cielo, un tesoro, un amor.

Statte buono: la fórmula de despedida por excelencia, algo así como “que te vaya bien”.

Stann’ cazz’ e cucchiar: no, no es ninguna expresión vulgar. Significa literalmente “son como el cubo y la pala para la argamasa”, es decir, dos personas que se entienden a la perfección. Sería el equivalente a nuestro “son como uña y carne”.

Tene’ ‘a neva ‘int’ ‘a sacca: quien “tiene nieve en el bolsillo” es alguien que va con prisas (¿tal vez porque teme que se derrita?).

Tene’ l’arteteca: significa “estar inquieto”. La arteteca es una enfermedad relacionada con la artritis que causa espasmos y que solía afectar a los niños.

Tène ‘o mmale ‘e ndindò: a isso lle vène e a me no: literalmente, “tiene el mal de dindò, a él le da y a mí no”. Pero ¿qué es eso del “mal de dindò”? Es una forma de referirse a alguien perezoso que asegura estar enfermo cada vez que hay trabajo por hacer.

Zittu zitto, ‘nmiezo ‘o mercato: quien hace algo “a la chita callando en medio del mercado” cree actuar con discreción, pero en realidad lo hace a la vista de todo el mundo.

Aprenda un nuevo idioma hoy.
¡INTÉNTA BABBEL!
Compartir: