Babbel Logo

Speak a new language with confidence. Try it for free!

Aprende idiomas con la ayuda de tus dispositivos electrónicos

Día a día pasamos horas con y frente a todo tipo de dispositivos técnicos. En este artículo te explicamos cómo sacarles el mayor provecho a la hora de aprender idiomas.
Author's Avatar
Aprende idiomas con la ayuda de tus dispositivos electrónicos

Ilustraciones de Carolina Buzio

Reflexiona un poco y piensa cuántos dispositivos técnicos tienes a tu alrededor y cuántos se han convertido en una parte necesaria de tu día a día. Bastantes, ¿verdad? O al menos relativamente más de aquellos con los que crecimos. Para mí dos cosas son evidentes:

Son más de dos y las máquinas claramente se han apoderado de los espacios de nuestra vida cotidiana, casi como en Los Supersónicos. Estos aparatos pueden usarse para aprender otro idioma, ¿cómo? Simple, por ejemplo, cambiando el idioma. A continuación, comparto contigo un par de trucos para que le saques el mayor provecho a tus dispositivos electrónicos, al final, los creamos para que nos facilitaran la vida, ¿no?

Aprendizaje pasivo: la palabra mágica

¿Sabías que puedes mejorar tus habilidades lingüísticas a diario con unos pocos clics y sin necesidad de invertir más de un minuto de aprendizaje activo? La configuración o las preferencias del sistema facilitan la personalización del idioma de visualización de tu iWatch, ordenador, tablet, smartphone, programas, navegador o aplicaciones. Las redes sociales también están disponibles en varios idiomas. Facebook, por ejemplo, está disponible en más de 100 idiomas, incluyendo dialectos en inglés de la vida real, así como Pirate English y Upside Down English. Es común que diferentes páginas web y tiendas online traduzcan sus contenidos.

Las cámaras también permiten cambiar el idioma de uso y navegación fácilmente. Incluso dispositivos de baja tecnología como una nueva y moderna lavadora pueden ayudarte a comprender palabras del día a día. Mi consejo es que leas el manual en el idioma que estás aprendiendo, una vez hayas finalizado, podrás leerlo en tu lengua materna para asegurarte de que entendiste bien.

Los videojuegos también pueden ser una gran herramienta de aprendizaje. Si es uno de tus pasatiempos, utilízalo para conectarte con personas nativas en el idioma que estás aprendiendo. Según un estudio realizado por las académicas suecas Pia Sundqvist y Liss Kerstin Sylvén, los niños suecos de cuarto grado invierten, en promedio, 3,5 horas diarias a la semana para jugar World of Warcraft, Counter Strike y FIFA, lo que les da una ventaja comparativa en el aprendizaje de idiomas en comparación con las 0,4 horas invertidas por las niñas de la misma edad. Es evidente que en la mayoría de casos, la lengua franca de los juegos multiplayer es el inglés y, para dominar el juego, los jugadores necesitan manejar un vocabulario amplio bajo presión y aplicarlo en el contexto correcto.

Carl Schepelern es un adolescente danés que gracias a los videojuegos aprendió a hablar inglés con fluidez a los 9 años y logró perfeccionarlo tanto que a los 13 años se convirtió en el asistente de su profesor en la escuela. Schepelern añadió otro argumento a por qué los videojuegos ayudan a aprender idiomas: ¡los trolls de internet! Cualquier persona que se mueva en Internet conoce a los trolls, esos seres misteriosos que ante el menor error atacan sin piedad y ¡ay de aquellos que cometen errores de ortografía!

Si bien en la vida real los trolls no son cosa del día a día, el feedback constante y las corrección de los errores son extremadamente importantes para el aprendizaje de idiomas. En pocas palabras, Carl Schepelern lo resume diciendo: “¡te corrigen todo el tiempo! Es molesto, pero en realidad he aprendido cosas de ellos.”

Un poco de actividad no hace daño

Después de haber navegado por ahí, buscando y presionando botones para cambiar la configuración de tus dispositivos, te contamos una manera más sencilla y rápida para impulsar tu proceso de aprendizaje:
con una app como Babbel.

Babbel es una aplicación para aprender idiomas que puedes utilizar en todos tus dispositivos, en el ordenador, en la tablet, en tu smartphone —online u offline para que no gastes tus datos— e incluso en tu Apple Watch. Con Babbel tú decides cuánto tiempo quieres invertir para tu aprendizaje. Aplica nuestros consejos e integra tu aprendizaje y tus nuevos conocimientos a tu cotidianidad. ¡Buena suerte!

Sácale provecho a la tecnología y aprende un nuevo idioma

Prueba Babbel gratis