¿Estás empezando a estudiar inglés? ¡Que no te dé vergüenza leer libros infantiles!

Está claro que los libros infantiles no son solo para niñas y niños. Los libros infantiles tienen un valor agregado para cualquiera y nos ayudan a aprender un nuevo idioma.
libros infantiles para empezar ha aprender inglés

Aunque nos encontremos en la edad adulta, los libros infantiles tienen mucho para enseñarnos en lo que respecta al idioma. En el fondo fueron concebidos para ayudar a los niños y las niñas a aprender nuevas palabras y formas diferentes de utilizar un idioma.

Cuando se comienza a estudiar inglés, muchas personas se sienten desmotivadas por no entender mucho de lo que el profe dice en el aula. ¡No hay por qué preocuparse! Ese sentimiento es normal. ¡No abandones! Con un poquito de esfuerzo es posible adquirir rápidamente vocabulario y comprender cada vez más el idioma anglosajón. 

Puede parecerte raro, pero un método eficiente para aprender palabras nuevas y cómo usar las estructuras del inglés es leer libros infantiles. Así es, que no te dé vergüenza comprar o pedir prestados los libros de primos, hijos de tus amistades o sobrinos para estudiar el idioma de Shakespeare. Esa estrategia da resultado y, de paso, ¡vas tener tema de conversación para charlar con los más pequeños!

Los libros infantiles son también para los adultos una fuente muy rica en conocimientos lingüísticos. Los autores han desarrollado esos materiales para ayudar a los niños a incrementar su vocabulario y a descubrir estructuras de frases, tiempos verbales, gramática y expresiones de la manera más interesante posible.

Aprender un idioma es un proceso estructurado que parte de los niveles más simples hasta llegar a los más complejos. Empieza entonces con lecturas adecuadas a tus conocimientos. En poco tiempo vas a progresar y superar los desafíos que te presenta el idioma. 

Más abajo, Babbel te ha preparado algunas sugerencias de libros infantiles para que te abras camino en la literatura inglesa. Y además encontrarás un pequeño glosario. ¡Aprovéchalo y diviértete!

The Giving Tree, de Shel Silverstein (1964)

Esta obra, que vendió más de cinco millones de copias en todo el mundo, es un excelente ejemplo de cómo transmitir un mensaje complejo usando un lenguaje simple. Y para quien no desee leer el libro con las ilustraciones originales, el texto es realmente corto: solo dos páginas. 

The Giving Tree narra las diversas fases de la amistad entre un árbol y un niño/hombre a lo largo de algunas décadas. El libro aborda de forma sensible cómo amar sin esperar nada a cambio, el egoísmo y la ternura de perdonar a quien te lastimó.

La obra de Silverstein es una muy buena opción para estudiantes de nivel A1, que todavía no tienen mucho vocabulario o confianza para entender frases complejas. Las oraciones son directas y cortas, la mayoría de los verbos está en simple past o simple present. Por ejemplo: I want to buy things and have fun. I want some money. Can you give me some money?

El libro presenta vocabulario relacionado con la naturaleza, acciones (trepar un árbol = climb up the tree, por ejemplo) y estados emocionales.

Where the Wild Things Are, de Maurice Sendak (1963)

Esta premiada y creativa aventura es una lectura placentera por sí sola, pero adquiere otra dimensión gracias a las excepcionales ilustraciones de Sendak. No es casualidad que el libro haya vendido más de 20 millones de copias en todo el mundo, haya sido convertido en una ópera infantil y hasta en una película de “live-action”/animación en 2009. 

Considerado uno de los dos mejores libros infantiles de la historia, Where the Wild Things Are está protagonizado por Max, un niño disfrazado de lobo cuyas travesuras causan caos en su casa. Un día, su madre lo llama “monstruo”, a lo que él responde con un “te voy a comer”. A causa de esa respuesta recibe como castigo irse a su habitación sin comer. 

Allí, Max es transportado a un universo de fantasía. El cuarto se transforma en un bosque y un barco privado llega por mar para llevárselo a una isla donde viven los monstruos.

La breve historia está repleta de palabras poco usadas en el día a día, como rumpus (tumulto), sail off (navegar/partir para) y gnash (crujir). Las conjugaciones verbales están, en gran parte, en simple past y, aunque la lectura sea un poco más desafiante, es fácil seguir la historia. Por ejemplo: Then all around from far away across the world he smelled good things to eat

También hay ejemplos de uso de la voz pasiva (passive voice). So he was sent to bed without eating anything. De cualquier forma, vale la pena explorar este libro, aunque solo sea por las ilustraciones.

 Libros infantiles en inglés

The Cat in the Hat, de Dr. Seuss (1957)

Uno de los libros más famosos del escritor infantil norteamericano Theodor Seuss Geisel, o Dr. Seuss, The Cat in the Hat, se ha convertido en un clásico entre los niños y niñas de varias generaciones. La obra vendió más de 15 millones de copias en todo el mundo y hasta tuvo una poco exitosa adaptación de live-action para cine en 2003, protagonizada por Mike Myers y Dakota Fanning. 

La historia tiene lugar un día lluvioso, nublado y frío. Una niña y su hermano están sentados frente a la ventana del salón, hartos de no poder salir debido al mal tiempo. Su madre no está en casa. 

Es entonces que un gato con un sombrero entra por la puerta principal ofreciéndoles una variedad de cosas divertidas para animarlos. Con miedo y sin saber cómo reaccionar, observan las travesuras del felino y sus criaturas que causan un gran alboroto en la casa. 

La obra busca estimular a los niños y niñas para que intenten leer el texto autónomamente. La mayor parte de los verbos está en simple present y simple past. Se utiliza un vocabulario muy útil, lleno de palabras que indican acciones (play = jugar, sit = sentarse, etc.) y nombres de objetos. 

Aprender palabras nuevas resulta aún más fácil porque las ilustraciones muestran los objetos mencionados por los personajes, en una forma eficiente para asociar imágenes con palabras. Más allá de eso, el texto está formulado con rimas casi musicales. Por ejemplo: 

But I like to be here.

Oh, I like it a lot!

Said the Cat in the Hat.

To the fish in the pot.

Ah, el libro también presenta algunas preguntas útiles, como: How do you do? (¿Cómo estás?) y What did you do? (¿Qué hiciste?) 

Little Riding Hood, autor y fecha desconocidos

¿Cómo es posible que no sepamos con certeza quién escribió (y cuándo) uno de los cuentos más famosos de la historia? Pues resulta que el cuento de Caperucita Roja tiene sus orígenes en la vasta tradición folclórica europea de la narrativa oral. Por eso, de acuerdo con la British Library, resulta difícil atribuir la narración a un autor específico. 

Se sabe, sin embargo, que el autor francés Charles Perrault publicó por primera vez una serie de esos cuentos europeos en una recopilación en 1697. Pero la historia fue contada tantas veces que pasó por innumerables adaptaciones. 

Casi todo el mundo conoce la trama: Caperucita tiene que llevar una cesta con tortas y golosinas a su abuelita enferma. Su madre le pide que no pase por el bosque y que no hable con extraños. Pero ella desobedece y le cuenta al lobo adónde se dirige. 

El lobo llega antes a la casa de la abuela y se la come. Cuando Caperucita aparece, el animal intenta hacerse pasar por la abuela. En la versión más moderna, la niña y la abuela son salvadas por un leñador.  En el original, nadie llega a impedir el destino trágico de la niña.

La moraleja es que no se debe confiar en extraños, cosa que Caperucita no cumple, aun percibiendo que el lobo vestido como su abuela tiene brazos peludos y orejas puntiagudas. 

El cuento ha sido versionado en diferentes formatos: prosa, cine, dibujos, animaciones, verso, etc. Sugerimos esta versión publicada en 1810, disponible online en la British Library. Como era de esperar, el vocabulario es más antiguo y las frases se encuentran estructuradas de manera algo arcaica. Por ejemplo: To your Grandmamma take: this custard so nice, pot of butter and cake. (A tu abuela llévale: este flan tan bueno, pote de manteca y torta, en traducción libre). 

En “this custard so nice”, el adjetivo nice aparece después del sujeto (custard), pero en inglés moderno lo opuesto sería lo más común: this nice custard. Vale resaltar que el autor puede haber optado por esa composición por motivos de sonoridad y para preservar la rima. 

Glosario de cuentos de hadas

Ahora que ya conoces algunos libros infantiles, puedes comenzar a aprender inglés. Pero antes, separamos algunas palabras comunes en estas historias para incrementar tu vocabulario. 

Adventure = aventura

Antagonist  = antagonista

Carriage = carruaje

Castle = castillo

Chapter = capítulo

Character = personaje 

Curse = maldición

Custard = flan

Damsel = doncella

Enchanted = encantado/a

Enemy = enemigo/a

Fairytale = cuento de hadas

Forest = bosque

Goblin = gnomo/duende malévolo

Hero = héroe

Magic wand = varita mágica

Magic = mágica/o

Monster = monstruo 

Myth = mito

Ogre = ogro

Plot = trama

Prince charming = príncipe encantado

Protagonist = protagonista

Spell = hechizo 

Wicked = maligno/a

Woodcutter = leñador

Aprender un nuevo idioma hoy.
¡PRUEBA BABBEL!
Compartir: