¿Qué idioma te gustaría aprender?Right Arrow

Los colores en inglés que poca gente conoce

¿Crees que te sabes todos los colores de la lengua inglesa? Es muy probable que no.
Los colores en inglés que poca gente conoce

Ya hablamos de la importancia de los matices que se reconocen y definen en cada idioma en otro artículo, en el que explicamos qué es la cromatología iconolingüística deteniéndonos en algunos ejemplos del español. Pues bien, hoy vamos a ver algunas nuance (tonalidades) de la paleta de colores en inglés que no todo el mundo conoce.

Un poco de historia

Uno de los colores más antiguos en la lengua inglesa es el bole, cuyo origen se remonta al siglo XIII y deriva de un tipo particular de arcilla armenia (por la que, antes de extenderse por varias partes del mundo, este rojo oscuro se conocía también como Armenian bole).

También se remontan a muchos siglos atrás, por razones evidentes, el Egyptian blue y el Tyran purple: el famoso púrpura de los fenicios extraído de ciertos moluscos, cuyo nombre deriva de la antigua ciudad de Tiro (Tyre en inglés), situada en territorio actualmente libanés y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Son muy similares al Egyptian blue el Han blue y el Han purple, que con toda probabilidad nacieron bajo la dinastía Han (206 a. C. – 220 d. C.) gracias a los alquimistas taoístas, grandes conocedores de la elaboración del vidrio, que más tarde difundieron sus pigmentos a lo largo de la Ruta de la Seda.

Otro color de origen muy antiguo es el Lincoln green, que no tiene nada que ver con el presidente estadounidense, sino que toma su nombre de la ciudad inglesa de Lincoln. En el Medioevo se producían en esta localidad grandes cantidades de prendas de lana teñidas de ese verde muy parecido a nuestro verde botella.

Colores en inglés 2.0

Volviendo a nuestros días, en 2019 Google definió el color del robot de Android como Android green, mientras que ya unos años antes empezó a hablarse del Samsung blue, Twitter blue y Nintendo red, aunque la multinacional que más se ha explayado en este sentido ha sido Microsoft, cuyo logo se compone de cuatro recuadros: un Microsoft red, un Microsoft green, un Microsoft yellow y un Microsoft blue, que no debe confundirse con el Microsoft Edge blue, más oscuro.

En cambio, no tiene nada que ver con los gigantes globales del nuevo milenio el color amazon, un verde similar al jungle green, al forest green y al hunter green (aun así, Jeff Bezos también podría proponer un azul Amazon Prime).

Por otro lado, el hunter green (lit. “verde cazador”) es el color de camuflaje por excelencia, pero no es el único: en la Segunda Guerra Mundial el almirante Lord Mountbatten decidió que el Mountbatten pink (parecido a nuestro rosa antiguo, equivalente al inglés antique pink) sería el color del camuflaje de la Marina Real británica.

Una cuestión no exenta de polémica es la del Baker-Miller pink o Schauss pink. A finales de los años 70, el Dr. Alexander G. Schauss hizo pintar de este rosa tenue las celdas de una cárcel de Seattle. Advirtió que el comportamiento agresivo de los reclusos se atenuaba y decidió dar a esta tonalidad el nombre de los directores del establecimiento penitenciario: Baker y Miller.

Para gustos, colores

Fue la Universidad de California en Los Ángeles la que decidió cuál es el “auténtico” color azul del idioma inglés. De hecho, acuñó la expresión true blue para referirse al tono del uniforme de sus deportistas. No es la única tonalidad de azul que deriva de ambientes universitarios; también el oscurísimo Oxford blue y el clarísimo Cambridge blue (que es casi un turquesa), el Columbia blue (de la Universidad de Columbia) y el Carolina blue (de la Universidad de Carolina del Norte). Precisamente de Carolina del Norte procede también el Duke blue, que no tiene nada que ver con ningún duque, sino que hace referencia a los colores de la Universidad Duke, llamada así en honor al empresario James Buchanan Duke.

En la amplia paleta de colores que hay en inglés se distingue también el baby blue y el baby blue eyes (que no son lo mismo), además del baby pink y el baby powder (un discreto blanco “talco”).

Gracias por las flores

Son muchos los colores en inglés que toman su nombre del mágico mundo de las flores. He aquí algunos ejemplos: tulip (un rosa “tulipán” muy similar a nuestro rosa salmón, que por cierto también existe en inglés y se dice simplemente salmon pink), orchid (orquídea), wisteria (glicinia) y golden poppy, que se refiere a las amapolas californianas, que no son rojas sino de un hermoso amarillo dorado. Otro color que puede llevar a equívoco el Saint Patrick’s blue, que no, no es un tipo de verde y deriva de la antigua orden caballeresca (irlandesa) de San Patricio.

Por otra parte, existe un verde claro que recuerda a los brotes primaverales y que ese motivo puede llamarse spring green, bud green, May green o June bud (además de mint green, es decir, verde menta): ¡tú eliges!

Pero eso no es todo, porque también tenemos el cherry blossom pink (rosa flor del cerezo), el carnation pink (rosa amapola), el cornflower blue (azul lirio) y, para seguir en el ámbito botánico, el moss green (verde musgo) y el color eucalyptus.

Colores en inglés para chuparse los dedos

Hay varios colores en inglés que podemos encontrar fácilmente en nuestro plato, como el tomato sauce (salsa de tomate), el sage (salvia), el roast coffee (café tostado), el chestnut (castaño), el asparagus (espárrago), el watermelon (sandía), el ripe mango (mango maduro) y el cotton candy (algodón de azúcar). Además, cabe citar el icónico red cola (rojo Coca Cola), un color patentado que permite identificar de un vistazo una lata de la famosa bebida en cualquier rincón del mundo.

Después de la flora, la fauna

También el mundo animal ha dado origen a varios tonos de colores en inglés. Algunos ejemplos de ello son el turtle green (un “verde tortuga” muy similar a nuestro verde guisante), dos tipos de pardo denominados lion (“león”, con un toque de naranja) y fawn (“cervatillo”, que no es otro que el color beis) y el robin egg blue, un azul al que unos naturistas de fines del siglo XIX llamaron así por su gran parecido con el color de los huevos del petirrojo americano (te aconsejo que los busques en Internet, porque son preciosos 😍). Se trata de un tono, por otra parte, muy parecido al Tiffany blue.

Además, aparte del sencillo canary yellow (amarillo canario), en inglés existe la tonalidad icterine (icterina), procedente del griego ikteros, que pasó de indicar exclusivamente la condición médica de la ictericia a referirse sobre todo al plumaje amarillo de algunas aves.

Los colores de la naturaleza a la ciudad

Entre los colores en inglés hay algunos muy poéticos, como el blanco seashell (concha marina), el beis desert y desert sand (desierto y arena del desierto), el naranja sunset (puesta de sol) y el sea foam green (verde espuma de mar). Los has visualizado de inmediato a la perfección, ¿verdad? De igual modo, aunque pasemos de una puesta de sol a la orilla del mar al tránsito urbano, no te costará identificar qué color es el school bus yellow, bautizado en la primera mitad del siglo XX en Estados Unidos y Canadá. En cambio, el selective yellow se extendió al mismo tiempo en Norteamérica y en Europa para indicar el color de las luces de los automóviles y de la iluminación de las calles.

El verdigris (del inglés medio vertegrez), por su parte, es un pigmento que en español recibe varios nombres, como “cardenillo”, “verdín” o también “verdegrís”. Se trata de la pátina que se forma sobre superficies de bronce expuestas al aire y el agua y si crees que nunca has visto ese color, te equivocas: ¡es el de la celebérrima Estatua de la Libertad!

Por su singularidad o particular pasticidad, señalaremos también el color shampoo (un tono del rosa), el lila “jabón” (soap), el color pergamino (parchment), el color “sabañón” (frostbite), el “rojo camión de bomberos” (fire engine red), el “amarillo minion” (minion yellow) y el “azul medianoche” (midnight blue).


¿El texto sobre los colores en inglés te ha parecido interesante? Aquí tenemos más curiosidades para ti:

¡Nunca es demasiado tarde para empezar a aprender un idioma!
Valeria Visciglia
Valeria nació en Turín, es estudiante y ex bailarina. Después de graduarse con una disertación acerca del cerebro políglota, se matriculó en la Facultad de Ciencias de la Mediación Lingüística. Sus intereses incluyen escribir, asistir a conciertos, abrazar gatos, tomar aviones e intentar descubrir su idioma favorito.
Valeria nació en Turín, es estudiante y ex bailarina. Después de graduarse con una disertación acerca del cerebro políglota, se matriculó en la Facultad de Ciencias de la Mediación Lingüística. Sus intereses incluyen escribir, asistir a conciertos, abrazar gatos, tomar aviones e intentar descubrir su idioma favorito.

Artículos recomendados

Lista de falsos amigos en inglés

Lista de falsos amigos en inglés

Tal vez los has escuchado, tal vez los has usado accidentalmente. En este artículo te presento una lista con los falsos amigos que suelen “traicionar” a estudiantes de inglés.
¿Cuántas personas hablan inglés y dónde se habla?

¿Cuántas personas hablan inglés y dónde se habla?

¿Sabías que el inglés es, con mucho, el idioma más estudiado del mundo? ¿Y que el 20 % del mundo lo habla? Sigue leyendo para conocer más datos interesantes sobre el idioma inglés.
Escrito Por Dylan Lyons
¿Cómo aprender inglés rápidamente? Un británico explica sus trucos para aprender idiomas

¿Cómo aprender inglés rápidamente? Un británico explica sus trucos para aprender idiomas

¿Qué se gana sabiendo más de un idioma? Es una pregunta justa, cuya respuesta se presenta en forma de unas cifras sustanciosas e indiscutibles.