Una declaración de amor por los idiomas 🥰

Encontrar un idioma para aprender toma tiempo, demanda esfuerzos y, si las cosas no funcionan, te puede romper el corazón. Aunque aprender idiomas es una relación de amores y odios, también merecen que les dediquemos un par de palabras cariñosas.
Author's Avatar
ESCRITO POR Babbel

Y así comienza mi declaración de amor…

Querido idioma extranjero:

Hemos tenido nuestros altibajos. Al principio te encontré interesante, estaba ansiosa por conocerte mejor y me fui acercando a ti de forma temerosa. En aquel momento, igual tuviste la sensación de que yo no te entendía muy bien. Tenías razón. Sumergirme en tu mundo implicó valor, tiempo, dedicación y entusiasmo por mi parte. A veces me frustré con tus tiempos, tus reglas, tus formas y tus sinsentidos, pero todo mereció la pena. Hemos invertido muchas horas de nuestras vidas juntos y he aprendido a amar tu particularidad.

¿Que por qué te quiero, me preguntas?

I love you – Je t’aime – Te quiero – Ti amo – Te amo – Ich liebe dich

¿Qué hace un idioma para mejorar tanto tu vida? ¡Muchas cosas!

Personalmente, al aprender y hablar otros idiomas me he dado cuenta de que:

  • Te quiero porque contigo entiendo el mundo mejor.
  • Te quiero porque siempre me sorprendes.
  • Te quiero por lo que soy cuando estoy contigo.
  • Te quiero porque contigo siempre puedo decir lo que se me pasa por la cabeza.
  • Te quiero porque me haces reír.
  • Te quiero porque contigo no me importa parecer boba.
  • Te amo por todas las aventuras que hemos vivido juntos.
  • Te quiero porque ayudas a fortalecer mi confianza.
  • Te quiero porque contigo es más fácil expresar mis sentimientos.
  • Te amo porque me abres a nuevas experiencias.

Día de San Valentín: el día del amor

Cada día debería ser un día del amor, pero tener solamente uno, en el que millones de personas en todo el mundo se declaran mutuamente que se aman, hace que sea más especial. Aunque se dice que los floristas, reposteros y chocolateros inventaron esta fecha especial para aumentar sus ventas (¿sabías que es el día del año en el que los hombres compran más flores que las mujeres?), la tradición del día de San Valentín tiene cientos de años y se remonta a la fiesta celebrada en honor al santo patrón de los matrimonios felices y el amor. Conoce algunas historias interesantes de diversos países de Europa acerca del día de San Valentín…

Italia

Esta historia proviene de uno de los países más románticos del mundo: Italia. Los romanos solían honrar a sus dioses el 15 de febrero, pidiéndoles que protegiesen sus cultivos y su ganado y esperando obtener de ellos el favor de la prosperidad y la fertilidad. En la tarde del día anterior –actualmente el día de San Valentín–, hombres y mujeres ponían una pequeña pieza de papel con su nombre dentro de una vasija, de donde un niño seleccionaba una pareja al azar. Proseguía una fiesta en la que la pareja celebraba danzando y cantando, para luego vivir un año juntos compartiendo su intimidad. En el año 496 a. C., el papa Gelasio I anuló este rito pagano para reemplazarlo con un día en conmemoración de San Valentín.

Inglaterra

A principios del siglo XVIII existía en Inglaterra una costumbre muy popular en la víspera de San Valentín: las mujeres humedecían con agua de rosas cinco hojas de laurel y las sujetaban a su almohada con un alfiler, una en el centro y el resto en las cuatro esquinas. Antes de irse a dormir, las mujeres recitaban la siguiente oración: “Oh, Valentín, sé bueno y déjame ver a mi verdadero amor en sueños”. Si este sortilegio daba resultado, la mujer podía ver en sus sueños a su futuro esposo. Para ella sí que eran “dulces sueños”…

Francia

Una tradición bastante inusual (y un tanto cruel) del día de San Valentín es la que se conocía en Francia bajo el nombre de “Lotería del amor”. Hombres y mujeres, todos solteros, se apiñaban dentro de dos casas situadas una al frente de la otra y, alternándose, se llamaban por alguna de las ventanas hasta que todos tuviesen una pareja. Los hombres que no estuvieran satisfechos con la mujer que habían elegido, podían simplemente cambiarla por otra. Una vez finalizada la elección de parejas, las mujeres que seguían solteras encendían una enorme hoguera y quemaban los retratos de los hombres que las habían despreciado.  Esta práctica se salió completamente de control y el gobierno francés se vio obligado a abolirla.

Alemania

En Alemania el día de San Valentín se hace cada vez más popular. Sin embargo, no es tan comercial como en otros países del mundo ni tampoco cuenta con una larga tradición. La celebración fue traída al país por soldados de Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial. Para ellos era quizá la mejor manera de encantar a una “Fräulein” alemana… El primer gran baile de San Valentín tuvo lugar en 1950, y desde entonces cada 14 de febrero los enamorados se han regalado flores, chocolates y obsequios en forma de corazón. ¿Te parece que dar flores y chocolates no es nada original? Entonces sé creativo y dale a tu enamorado un cerdo (¡no uno real, naturalmente!). Pero ten en cuenta: aunque en Alemania el cerdo es un símbolo de la buena suerte, este gesto tan romántico puede ser malinterpretado en otros países, y el gesto de tu amado al recibir un cerdo de chocolate probablemente no coincida con el que estabas esperando.

Polonia

Muchos polacos hacen una peregrinación romántica a la pequeña localidad de Chelmno, situada a la orilla del Vístula, a unos 50 kilómetros al noroeste de Lódz. Chelmno también es conocida como la “ciudad de los enamorados”. ¿A qué debe su sobrenombre? Hace poco una pequeña iglesia parroquial comenzó a exhibir una reliquia que supuestamente pertenecía a San Valentín. Se trata de un fragmento de cráneo, depositado en un relicario de plata que data de 1630. Sea verdad o no, las personas no cesan de viajar a Chelmno para declararse mutuamente su amor. Finalmente, esto es lo que realmente importa, ¿verdad?

¿Qué idioma te gustaría aprender?