Los vicios de lenguaje: tipos de vicios con ejemplos y consejos

Los vicios lingüísticos son una parte natural del lenguaje que practicamos más de lo que pensamos. Aquí está todo lo que necesitas saber sobre los diferentes vicios.
Un grupo de amigos platicando como evitar los vicios de lenguaje

El propósito de los tipos de lenguaje, como la comunicación verbal y escrita es para expresarte. Sin embargo, expresar tus ideas y pensamientos puede ser malinterpretado debido a la existencia de los vicios de lenguaje que practicamos sin siquiera saberlo. Los vicios del lenguaje son prácticas de comunicación habladas y escritas relacionadas con la gramática y el vocabulario utilizado, que dificulta la comprensión de tu mensaje. Estos son los tipos de vicios más utilizados: ambigüedad, arcaísmo, barbarismo, cacofonía, cosismo, dequeísmo, extranjerismo, idiotismo, impropiedad, metátesis, neologismo, pleonasmo, y solecismo. Muchos se preguntan si hay una manera de evitar estos malos hábitos lingüísticos y la respuesta es sí. Conocer los tipos de vicios, sus significados y ejemplos de cada uno es el primer paso, así que vamos a entrar en los detalles. 

¿Cuáles son los vicios de lenguaje más utilizados con ejemplos?

Los vicios de lenguaje: tipos de vicios con ejemplos parte 1

Los vicios de lenguaje: tipos de vicios con ejemplos parte 2

Consejos para evitar el uso de vicios en la comunicación oral y escrita

Escuchar activamente 

Escuchar activamente te permite escuchar no solo el mensaje general, sino también los detalles expresados. Escuchar cuidadosamente también te ayuda a detectar patrones en la gramática y la estructura de la oración que te ayudarán a hablar e incluso escribir gramaticalmente correcto en el futuro. Por último, un recordatorio de que escuchar siempre te ayuda a dominar tu pronunciación, especialmente pronunciando palabras difíciles con combinaciones de palabras y sílabas únicas.

Elige las palabras sabiamente 

Antes de hablar, tómate una pausa para pensar en qué detalles o mensajes quieres transmitir, especialmente teniendo en cuenta con quién estás hablando, ya sea tus colegas o tus amigos. Esto ayuda a evitar pensamientos redundantes, repeticiones y ambigüedad cuando hablas con otros.

Revisar y corregir

Cuando se trata de comunicación escrita, la revisión es esencial para evitar errores gramaticales escritos, ambigüedad, repetitividad y mala interpretación en sus mensajes. Un consejo adicional: si lees lo que escribiste en voz alta, detectarás errores y corregirás de manera más efectiva.

Hablar despacio

Si hablas rápido, eso puede dificultar a la otra persona en escuchar activamente y puede mal interpretar lo que dijiste. Como resultado, eso puede llevar a una respuesta que puede ser malinterpretada en tu mente también. Hablar despacio puede ayudar a evitar la cadena de confusión.

Pídele a otros que disminuyan la velocidad

No tengas miedo de hacer preguntas, especialmente pedirle a alguien que disminuya la velocidad cuando habla. Al final del día, el propósito de tener una conversación agradable es que ambos entiendan y respondan cuidadosamente a los sentimientos, ideas y mensajes de los demás con precisión.

Aprende un nuevo idioma hoy.
¡PRUEBA BABBEL!
Compartir: