+B

¿Por qué vale la pena estudiar turco?

El turco es el idioma materno para más de 60 millones de personas en todo el mundo. Otros 2 millones lo utilizan como su lengua de trabajo o por residencia. Además de ser el idioma oficial de Turquía, es ampliamente hablado en países europeos como Bulgaria, Rumania o Alemania, donde la diáspora turca es muy extensa. En actualidad, este idioma oriental se ha convertido en una de las lenguas emergentes, ya que cada vez un mayor número de empresas españolas invierte en Turquía y viceversa. Debido a los crecientes lazos comerciales entre ambos países, las oportunidades de trabajo para quienes dominan el turco se han multiplicado y todo apunta a que esta tendencia seguirá al alza. Además de aportar evidentes ventajas desde el punto de vista profesional, el idioma turco puede ser el puente necesario para llegar a conocer en profundidad la rica historia y cultura del país otomano.

Hablar turco es mucho más fácil de lo que crees

Aprender turco definitivamente no es tan difícil como parece. Esto se debe a que, al contrario de otras lenguas de origen árabe que utilizan jeroglíficos, el turco tiene un alfabeto derivado del latín, con la incorporación de algunas letras adicionales como la ğ​ o la ş​. Por tanto, un alumno hispanohablante tendrá una mayor facilidad para aprender el idioma turco que un estudiante ruso o chino. Otro factor que facilita, y mucho, su aprendizaje es que se trata de una lengua fonética. Es decir, sus palabras se pronuncian tal y como se leen y se escriben como se oyen. Además, por si fuera poco, en turco no existen géneros, lo cual también contribuye a la memorización de las palabras y facilita la construcción de las frases. La aplicación de Babbel utiliza un sistema de aprendizaje moderno y divertido, basado en la gramática simplificada y ejercicios interactivos que permiten aprender turco en poco tiempo, ya sea desde una tableta o teléfono móvil iOS y Android, o bien a través de un Apple Watch. Todas las lecciones de la app son tan breves como eficaces y ofrecen contenido práctico relacionado con temas cotidianos como el trabajo, el amor, los viajes, la amistad, las compras, la gastronomía, etc. También tendrás la oportunidad de mejorar tu comprensión auditiva a través de diálogos grabados por hablantes nativos, así como aprender frases útiles para tu vida cotidiana y conocer algunas curiosidades sobre la cultura turca.

Ventajas de aprender turco con una app

  • Gracias a la ausencia de anuncios publicitarios, nada te distraerá del proceso de aprendizaje.

  • El modo de repaso permite hacer revisiones periódicas del material aprendido y grabarlo en tu memoria.

  • La app ofrece lecciones cortas y personalizables, que duran entre 5 y 15 minutos, y siempre resultan entretenidas.

  • Por medio del sistema de reconocimiento de voz podrás corregir los errores a la hora de hablar y perfeccionar la pronunciación.

Comienza a estudiar turco con clases adaptadas

Las lecciones de la app de Babbel son creadas por un equipo de profesionales nativos y están diseñadas teniendo en cuenta tu idioma natal. Esto último cobra especial importancia para el aprendizaje, ya que la forma de estudiar turco de un usuario de habla hispana es muy diferente a cómo lo hace un alumno holandés. Otra ventaja de esta aplicación es que te permite almacenar todas tus clases en la nube y acceder a ellas siempre que lo necesites o tengas un momento libre. También puedes descargarlas en cualquiera de tus dispositivos móviles que tengan la aplicación instalada y estudiar el idioma sin necesidad de conectarte a internet. Recuerda que la primera lección de cada curso de turco es gratuita, independientemente de si se trata de un nivel principiante o de un módulo avanzado.

Comenzar

Opiniones sobre Babbel