Una guía sencilla sobre el complejo tema de los pronombres de género neutro

Los diccionarios y guías de estilo más reconocidos del inglés aceptan el uso de «they» como pronombre singular neutro. ¿Cuál es la situación en otros idiomas?
Escrito Por Steph Koyfman
Una guía sencilla sobre el complejo tema de los pronombres de género neutro

Comparado con otros idiomas, en el inglés, en general, es relativamente menos marcada la distinción de género. Los sustantivos no tienen asignado un artículo masculino o femenino, y el pronombre singular «they» se ha usado durante mucho más tiempo de lo cree la mayoría de la gente. En realidad, desde mucho antes de que comenzara la discusión actual sobre la neutralidad de los pronombres en cuanto al género.

El origen de «they» como pronombre singular se remonta al siglo XIV y se puede encontrar en la escritura de autores como Geoffrey Chaucer, Jane Austen y Lord Byron. En el siglo XVIII, los gramáticos se opusieron a este uso con el pretexto de que la gramática inglesa debería ser un reflejo de la gramática latina. Si tu profe de inglés en la escuela te disuadió de usar esta forma, probablemente lo hizo por la misma razón. Sin embargo, como sabemos, en el lenguaje hablado coloquial «they» siguió utilizándose como pronombre singular. A ello se debe, en parte, que recientemente se haya legitimado con más fuerza, ya sea por su inclusión en el Oxford English Dictionary, por su distinción como la Palabra del año 2015 por parte de la American Dialect Society o por el reconocimiento oficial que le tributó la AP Style Guide.

A medida que la sociedad cambia, el lenguaje también cambia para reflejar ese desarrollo.

La mayor diferencia entre el siglo XIV y el siglo XXI es que los pronombres de género neutro ya no son simplemente una forma de describir a una persona no especificada, sino también una forma de afirmar la identidad de personas queer, trans, intersexuales y no binarias.

«Espero que la gente empiece a comprender que no se trata de adaptarse a los “caprichos” de alguien, sino que la identidad de género es algo esencial de cada persona», explicó Nicki Hinz del equipo de Didáctica de Babbel en una publicación.

«Constituye nuestra identidad social. Y a medida que la sociedad cambia, el lenguaje también cambia para reflejar ese desarrollo».

Este fenómeno difícilmente se limita con exclusividad a las comunidades de habla inglesa. También otros idiomas han establecido recientemente sus propios pronombres de género neutro, que bien gozan de una aceptación general en sus respectivas sociedades o existen en un uso que va desde lo «experimental» hasta lo «bastante estandarizado». Cada uno de ellos ha despertado una controversia, y casi todos vienen acompañados por un asterisco para aportar notas adicionales y un contexto más amplio.

lenguaje neutro

En resumen, la cuestión de los pronombres neutros en cuanto al género no puede abordarse con un enfoque simple. Sin embargo, quisimos ofrecer una guía sencilla sobre los pronombres inclusivos en otros idiomas.

Cómo tratan otros idiomas los pronombres neutros en cuanto al género

Alemán

En el presente el alemán está lidiando con la pregunta de si sería posible neutralizar el sistema de sustantivos de tres géneros. El dialecto Niederdeutsch se las arregla para resolver esta cuestión con éxito, eliminando los artículos der, die, das (el masculino, la femenino, lo neutro) a favor de de. En cuanto a los pronombres, es posible encontrarse con gente que usa sier y xier, pero aún es poco probable que se entienda fuera de los espacios queer y de activistas.

Sueco

Como el inglés, el sueco es un idioma semicarente de género, pero su adopción relativamente exitosa de la palabra hen lo convierte en un interesante caso de estudio. El uso de hen como pronombre de género neutro se introdujo por primera vez en los años 60. Inicialmente fue recibido con mucho escepticismo, incluso por parte de la comunidad lingüística, cuya preocupación principal era que se perdería la claridad acerca de a quién se refería este pronombre. Pero con el tiempo, y especialmente durante la década del 2000, hen fue ganando cada vez más popularidad como pronombre para personas no binarias y, después de acaparar toda la atención y de ser debatido intensamente en los medios en 2012, se agregó al diccionario sueco SAOL en 2015. Hoy en día se usa tanto en los medios de comunicación como en el parlamento, en el discurso cotidiano y en los textos oficiales. Más importante aún, en Suecia casi todo el mundo entiende la palabra, así que finalmente esta no generó tanta confusión como se temía.

Francés

En francés, los pronombres de género neutro aún no están definidos oficialmente. Los pronombres incluidos en la infografía son los pronombres neutros más utilizados dentro de las comunidades queer y de activistas, pero relativamente pocas personas los entenderán fuera de tales espacios.

Ruso

El ruso es otro de los idiomas que marca el género y que carece de un pronombre neutro bien establecido. En Rusia algunas personas no binarias optan por el «он» masculino porque se alinea con otros términos que son más neutrales, mientras que ciertas comunidades feministas usan el femenino como género predeterminado y separan el sufijo femenino con el signo «_». Otras personas simplemente usan el pronombre «они» («ellos»). Otras opciones que ofrece el ruso consisten en cambiar entre pronombres masculinos y femeninos y tiempos verbales, usar el neutro «оно» (que normalmente no se refiere a personas) o inventar una nueva terminación verbal en tiempo pasado. Para obtener más información, haz y clic aquí y aquí.

Español

El avance hacia un español más neutro en cuanto al género ha dado lugar a varias innovaciones lingüísticas en los últimos años. Entre ellas se encuentra el uso del símbolo @ como alternativa a las terminaciones masculina y femenina –o y –a. También el uso de Latinx en América como alternativa a «Latino» o «Latina» ha ganado mucha fuerza y reconocimiento institucional en los últimos tiempos, si bien se dice que es una expresión que se escucha más en los EE. UU. que en Latinoamérica. Seguramente la e es la que más fuerza ha cobrado en los últimos años. Aunque elle como pronombre de género neutro no está muy extendido, ciertamente existe un interés creciente en encontrar alternativas para los pronombres personales. Para conocer más acerca del desarrollo de la neutralidad de género en español, haz clic aquí.

Portugués

En el idioma portugués se está haciendo cada vez más común cambiar las terminaciones masculina –o y femenina –a por el género neutro –e. Ni en Brasil ni en Portugal parece existir un pronombre de género neutro que sea bien conocido por todas las personas, y la identidad de género rara vez se expresa de manera directa. No obstante, algunas personas de la comunidad masculina gay se refieren intencionalmente a sí mismos usando pronombres femeninos, a pesar de no identificarse como mujeres. A menudo, alternan entre pronombres masculinos y femeninos. Este uso confunde a las personas ajenas a esta comunidad y es un desafío contra los límites de una categorización binaria del género y la sexualidad. En Brasil algunas personas queer tienen una especie de lengua «secreta» llamado Pajubá, que toma elementos de los idiomas de la familia Yoruba. En estos idiomas se parte del principio de que la edad desempeña un papel mucho más importante que el género.

Italiano

Lamentablemente, el italiano no dispone de pronombres neutros para expresarse de manera no binaria. Se evita el uso del plural por sus implicaciones culturales: de hecho, el plural se considera clasista en el habla cotidiana. Esto se debe a que «ellos» (loro) se usó históricamente como un pronombre personal demasiado formal. Es el que usarías al hablar con miembros de la realeza o con cualquier persona que consideres muy por encima de tu posición social. El lenguaje no binario es actualmente uno de los temas de discusión en la comunidad LGBTQ+, la cual introdujo el uso del * en el lenguaje escrito para evitar la declinación. A pesar de este logro, debido sobre todo al activismo, aún no ha encontrado una solución aplicable en el lenguaje oral. En conclusión: usar el plural como traducción literal de «ellos» no es una solución y solo puede causar malentendidos. Para obtener más información sobre esto, haz clic aquí.


¿Te gustaría leer más sobre lenguaje y sociedad? Echa un vistazo a estos artículos:

¡Descubre más curiosidades sobre otros idiomas!
Author Headshot
Steph Koyfman
Steph nació en Nueva York. Es escritora, astróloga y entusiasta por los idiomas. Estudió periodismo e inglés en Boston, creció siendo bilingüe y tuvo una relación amorosa temprana con los libros. Habla inglés, ruso y español (aunque está un poco oxidada en esas áreas).
Steph nació en Nueva York. Es escritora, astróloga y entusiasta por los idiomas. Estudió periodismo e inglés en Boston, creció siendo bilingüe y tuvo una relación amorosa temprana con los libros. Habla inglés, ruso y español (aunque está un poco oxidada en esas áreas).

Artículos recomendados

¡México en 10 platillos!

¡México en 10 platillos!

Descubre cómo los mexicanos expresamos nuestro amor en distintas regiones con estos platillos que te harán la boca agua.
Escrito Por Margaret Fink
Las 7 ciudades más “vegan-friendly” de México

Las 7 ciudades más “vegan-friendly” de México

¿Te gustaría visitar México y disfrutar de opciones veganas? Esta guía es para ti.
Escrito Por Margaret Fink
15 refranes mexicanos que te matarán de risa

15 refranes mexicanos que te matarán de risa

¿Cuántos de estos refranes conoces?
Escrito Por Margaret Fink