Nuestros mejores consejos para aprender un nuevo idioma rápidamente en el nuevo año

Tres profesores de Babbel responden a tus preguntas sobre cómo empezar a aprender un nuevo idioma en 2024.
Nuestros mejores consejos para aprender un nuevo idioma rápidamente en el nuevo año

Ya casi llega el nuevo año, y si tu propósito para 2024 es aprender un nuevo idioma, quizás te estés preguntando: ¿cuál es la mejor manera de hacerlo? Por desgracia, no existe “la mejor manera” de aprender un nuevo idioma. Hay muchas maneras diferentes de perseguir esta meta, que pueden ser tanto buenas (hacer un plan que funcione para ti) como malas (resulta difícil saber por dónde empezar). Sin embargo, si quieres comenzar a aprender un idioma rápido, hay muchos consejos que te podemos dar.Le pedimos a tres de nuestros profesores de Babbel que respondieran algunas de las preguntas más comunes acerca del aprendizaje rápido de un idioma. No estuvieron de acuerdo en todo, pero ofrecieron muchos consejos útiles para emprender el viaje de aprendizaje de idiomas.

video thumbnail

Cómo aprender un idioma rápido

¿Es importante la gramática?

Sí, la gramática es importante y los idiomas no pueden funcionar sin ella. Lo que esta pregunta realmente plantea es: “¿Debería centrarme en la gramática cuando aprendo un nuevo idioma?”. Después de todo, cuando aprendes tu primer idioma siendo un bebé, tus padres no tienen que enseñarte las reglas expresas de esa lengua. Simplemente lo captas de manera inconsciente. Nuestros profesores de Babbel están un poco divididos en su opinión sobre este tema. Noël dijo que la estructura que brinda la gramática es importante (y algunos estudiantes realmente querrán esa estructura), mientras que Esteban y Malcolm dijeron que este enfoque es útil, pero no necesariamente prioritario. Sí, necesitarás aprender gramática, pero no es forzoso que comiences estudiando todo el tema de los sujetos y los predicados. Esteban comparó el aprendizaje de idiomas con tocar un instrumento musical: “¿Qué es más importante en la música, aprender las reglas musicales o tocar todos los días y mover los dedos para aprenderlas? … Al fin y al cabo, solo tienes que hacer la música”.

¿Debo centrarme en hablar o en escribir?

La respuesta a esta pregunta realmente depende de lo que esperas lograr. Si deseas viajar y comunicarte con hablantes nativos, escribir puede resultar menos útil. Pero si estás aprendiendo, digamos, latín porque quieres leer ciertos textos en el idioma original, entonces probablemente puedas saltarte la parte oral por completo. Dicho esto, si te sientes realmente indeciso entre ambas opciones, todos nuestros profesores de Babbel coinciden en que prefieren centrarse en hablar, al menos al comienzo. Malcolm, que aprendió francés de forma oral, dijo que cree que es más difícil, pero más importante, sentirse cómodo al hablar el idioma. Esteban y Noël agregaron que ayuda a desarrollar la memoria muscular y que aprender un idioma consiste en salir y ponerlo en práctica.

¿Debo ver programas y escuchar música en el idioma que estoy aprendiendo?

Esta pregunta dio lugar a la unanimidad más rotunda entre los tres profesores: sí, definitivamente. Estar expuesto a un idioma siempre te ayudará con tu aprendizaje, aunque pueda ser difícil aprender solamente a través de la música y los programas de televisión. Pero la verdadera pregunta es: ¿qué deberías ver o escuchar? Esteban mencionó la historia de un estudiante que estaba viendo películas de Disney para aprender español, pero que luego reveló que no le gustaban para nada las películas de Disney. Aunque es posible que a pesar de ello le haya servido en cierta medida, es probable que aprenda mejor usando los medios que disfruta de verdad. Es importante que no te abrumes con una lengua compleja (no empieces a aprender alemán con el Cantar de los nibelungos, por ejemplo), pero encontrar películas, pódcast y música que realmente disfrutes te ayudará a mantener despierta tu motivación.

¿Cuál es la habilidad más importante que se debe desarrollar al aprender un nuevo idioma?

Así como no existe una única forma de aprender un idioma rápido, probablemente no exista una que sea “la más importante”. No obstante, nuestros profesores intentaron dar una respuesta a esta pregunta. Malcolm dijo que lo más importante para él es no tener miedo de exponerse. Si bien no es necesario ser extrovertido para aprender un idioma rápido, sí es indispensable tener una actitud positiva y estar dispuesto a interactuar con los demás. Esteban estuvo de acuerdo, pero expresó que para él lo más importante es saber cómo lidiar con los errores y la frustración. Y es que aprender un idioma rápidamente no significa que vaya a suceder de la noche a la mañana. Igual tendrás que entender sus reglas, adquirir vocabulario y todo lo demás, y ese proceso de aprendizaje nunca se detiene (¡ni siquiera en tu lengua materna!). Aceptar que no todo va a ser fácil te hará más fácil superar las dificultades que con seguridad tendrás que enfrentar.

¿Necesito asistir a clases para aprender un nuevo idioma?

Se podría pensar que los profesores de Babbel no son imparciales en esta cuestión, pero, aunque parezca sorprendente, ninguno de ellos dijo que un profesor sea absolutamente necesario. Esteban afirmó que si eres capaz de recrear una experiencia de clase de otras maneras (desarrollando un hábito de aprendizaje regular e interactuando con otros en el idioma), las clases no son una necesidad primordial. Noël añadió que las clases simplemente son divertidas, incluso si se siente algo de nerviosismo por asistir a una. Malcolm, en cambio, dijo que los profesores pueden ser un recurso invaluable: “Tener un profesor a veces puede ayudarte a preguntarte: ‘OK, ¿dónde estoy? ¿Con qué me siento más cómodo?’. Un profesor puede brindarte una perspectiva externa desde el punto de vista de un maestro que tal vez no tengas cuando estás con otros hablantes”.

¿Cómo puedo hacer que el aprendizaje de idiomas sea más divertido?

Una de las mejores formas de hacer que el aprendizaje sea más divertido es combinarlo con tus otros hobbies. Un nuevo idioma no es como la mayoría de los otros hobbies. Por ejemplo, no se puede aprender a tocar la guitarra y salir a correr al mismo tiempo. Debido a que las lenguas todo el tiempo están a nuestro alrededor, a cualquier hora y en cualquier lugar, existen infinitas oportunidades para practicarlas sin importar qué más estés haciendo. Mientras haces footing, puedes escuchar un pódcast en otro idioma. Cuando tocas la guitarra, puedes elegir canciones que estén en tu idioma de destino. Puede ser que necesites algo de creatividad según tus intereses, pero combinar tu práctica de idioma con las actividades para las que ya estás motivado puede hacer que todo el proceso sea mucho más divertido. Esteban también mencionó que un aspecto importante para tener en cuenta es cambiar de vez en cuando la forma como estás expuesto al idioma. Si únicamente has estado usando una aplicación para aprender, intenta agregar juegos, música u otra cosa. Cuando el proceso de aprendizaje comienza a parecer aburrido o rutinario, es posible que no se deba al idioma en sí, sino a la forma como lo estás aprendiendo.

¿Cómo empiezo a aprender un idioma en 2024?

Casi siempre ese primer paso para aprender un idioma es el más difícil. Para Malcolm, desde el principio el paso más importante es descubrir tu motivación. Es algo a lo que querrás volver cuando necesites recordar por qué empezaste. Para Esteban y Noël, sin embargo, el primer paso importante es comenzar por lo básico: hablar de uno mismo, saludar, etc. Si estás demasiado obsesionado con un gran objetivo final (por ejemplo, aprender un idioma en su totalidad), siempre te sentirás demasiado intimidado para seguir adelante. Ten en cuenta que “aprender un idioma” no tiene por qué perseguir siempre la fluidez, sino que también puede consistir simplemente en aprender palabras y frases sencillas que te ayuden a comunicarte con los demás. Sin importar cuál termine siendo tu enfoque, realmente no hay nada que pueda reemplazar el simple hecho de comenzar. ¡Salta a la piscina! ¡Aprende el idioma!

Aprende un nuevo idioma hoy.
¡PRUEBA BABBEL!
Compartir: