Babbel para todxs: una apuesta por la diversidad y el lenguaje inclusivo

En medio del evento futbolístico del año y el mes del Orgullo LGTB, Babbel lanza una campaña y nuevos cursos para que todxs aprendan ruso.
Author's Avatar
ESCRITO POR Babbel
Babbel para todxs: una apuesta por la diversidad y el lenguaje inclusivo
*En este artículo utilizamos las siglas LGTB para referirnos a todxs, aunque sabemos que existen diferentes formas (como LGBTQI+).

Babbel es una app para aprender idiomas con la que más de un millón de suscriptores aprende su lengua preferida entre catorce opciones. El ruso es una de estas opciones, además de uno de los idiomas más hablados en Europa con 170 millones de hablantes nativos.

Aprovechando la celebración del evento futbolístico más importante del mundo y el mes del Orgullo LGTB, decidimos mostrar nuestro amor por el idioma ruso y lanzar una campaña, junto con nuevos cursos de ruso, para que todxs puedan aprender el idioma.

Ahora bien, ¿por qué es tan importante que nuestros expertos creen cursos de ruso para todxs?

En Babbel pensamos que el aprendizaje de un nuevo idioma beneficia las relaciones personales y culturales, por lo que nos esforzamos por ​​crear un ambiente de trabajo y un producto que refleje las peculiaridades de todxs.

La diversidad comienza dentro de la empresa

Nuestros empleados provienen de 53 países diferentes. Es común que un lunes por la mañana escuches una docena de idiomas distintos mientras esperas tu turno para usar la máquina de café. Sabemos que esa diversidad es uno de nuestros puntos fuertes, algo que nos enriquece y nos permite aprender unos de otros.

Para incentivar esta diversidad contamos con iniciativas semanales como charlas con expertos y un evento llamado Stranger Talks, en el que discutimos sobre nuestras experiencias personales y nuestras perspectivas sobre temas de identidad e inclusión.

La diversidad es uno de los valores principales de Babbel y, por lo tanto, es una cualidad que se refleja en los temas y los contenidos que presentamos en nuestro producto. Para crear una conexión mental, combinamos siempre una palabra con una imagen. Y es precisamente en esta selección de contenido visual donde ponemos especial atención para reconocer y respetar conscientemente la diversidad y la inclusión.

El idioma y la igualdad

¿Pero cuándo se debe visualizar e integrar esta diversidad en el lenguaje? Se dice que lo que no se nombra, no existe. Por esa razón, hemos modificado ligeramente dos palabras en ruso.

En el ruso coloquial existen dos expresiones para decir “estoy casado” y “estoy casada”. Una de ellas es la que diría una mujer: я замужем (ya zamushem), que literalmente significa “estoy detrás de mi marido”. La otra es la que utiliza el hombre: я женат (ya shenat), que significa “tengo mujer”.

Esto quiere decir que una pareja gay o lesbiana no podría decir que está casada. Al desafío lingüístico se le suma una dificultad aún mayor para la comunidad LGTB en Rusia. El país se opone abiertamente a garantizar derechos o libertad de expresión a los miembros de la comunidad LGTB. Este mes de junio marca el quinto aniversario de la denominada ley contra la propaganda homosexual en Rusia: esta ley condena la “difusión de información” sobre la homosexualidad entre menores. Como consecuencia, los abusos contra la comunidad LGTB han aumentado hasta desembocar el año pasado en una persecución violenta contra homosexuales en Chechenia.

Con esta nueva campaña, Babbel extiende el uso del idioma ruso para que sea más inclusivo. Para ello, hemos creado dos diseños con las dos expresiones coloquiales. El primer diseño se compone de la frase que utilizaría la mujer, я замужем (“estoy detrás de mi marido”), junto con la imagen de dos hombres que se abrazan. El segundo muestra la expresión que diría el hombre, я женат (“tengo mujer”), con la imagen de dos mujeres. Para este segundo diseño, hemos añadido la -a final (я жената), que la gramática rusa utiliza para identificar generalmente adjetivos femeninos, todo ello constituye una expresión que no existe en ruso.

Estamos convencidos de que el idioma puede ayudarnos a crear una sociedad más inclusiva y abierta; y no solo el idioma ruso, sino todos, el español incluido. Otra palabra diferente en esta campaña es “todxs”. Muchos de los principales idiomas del mundo, incluidos el francés, el ruso, el alemán y el español, están gramaticalmente muy impregnados del enfoque de género, con versiones masculinas y femeninas de palabras dominantes, que inconscientemente, siguen teniendo un gran impacto en la percepción de la igualdad de género.

El auge del lenguaje inclusivo

El término “todxs” surge como una alternativa no binaria para referirse a un grupo de personas sin tener que utilizar el género masculino. El uso de esta opción socialmente inclusiva se ha popularizado particularmente entre los miembros de la comunidad LGTB.

Jennifer Prewitt-Freilino, profesora asociada de psicología en la Escuela de Diseño de Rhode Island, afirma que es el momento adecuado para que palabras como “todxs” pasen a un primer plano. Si echamos un vistazo al escenario actual de género, raza, sexualidad e identidad, es posible afirmar que estos conceptos son cada vez mucho más flexibles.

Prewitt-Freilino es coautora de un estudio titulado The Gendering of Language (las consideraciones de género del lenguaje), donde revela una correlación entre los lenguajes con un enfoque de género gramatical binario (como el español o el ruso) y la desigualdad de género en los países donde se hablan dichos idiomas.

El lenguaje sigue adaptándose y evolucionando constantemente, como lo ha hecho durante cientos de miles de años. En Babbel seguiremos adaptando nuestros cursos y promoviendo un lenguaje y una sociedad más diversos e inclusivos.

Otras personas que colaboraron en la redacción de este artículo: Thea Bohn y Dylan Lyons.

¿Quieres aprender más sobre diversidad en otros idiomas?
Comienza con Babbel
¿Qué idioma te gustaría aprender?