Habla un idioma como siempre soñaste

Nunca aprender idiomas había sido tan divertido. ¡Descarga la app gratis!

¿Qué idioma te gustaría aprender? ¡Pruébalo ahora de forma gratuita!

¿Hablas Emoji?

Los emojis son una forma divertida y rápida de dar un toque emocional a correos, textos y chats. ¿Serán algo más? ¿Se convertirán en un "lenguaje universal"?

Escrito por Ryan Eyers

Los emojis son considerados por algunos el lenguaje escrito más nuevo del mundo, pero en cierto sentido son más bien un retroceso a un tipo de comunicación anterior a la mayoría de las formas de escritura: después de todo, transmitir significado a través de una representación pictográfica (emoji significa literalmente "imagen - carácter") es un método que ha existido durante mucho más tiempo que el de hacerlo con la serie de símbolos que estoy utilizando para comunicarme ahora. El hecho de que el mundo gire cada vez más alrededor de Internet, ¿implica que los emojis tendrán la oportunidad de trascender las fronteras lingüísticas? ¿O simplemente aumentará la probabilidad de que surjan falsos amigos y malentendidos?

Si bien los emojis solo forman parte de la imaginación popular en todo el mundo desde hace unos años, ya se vienen utilizando en Japón desde finales de los 90, donde fueron desarrollados originalmente para hacer más atractivas las compañías de teléfonos móviles para los consumidores adolescentes. Incluso si no utilizas emojis, es muy probable que estés familiarizado con los emoticonos (o incluso con los kaomoji, el estilo japonés de emoticonos que amplió el campo de la expresión tipográfica –por ejemplo: __φ(..) para expresar "escribiendo"– y que fue usado en la creación de los propios emojis). Tanto los emojis como los emoticonos se usan para añadir un toque emocional que contextualice la comunicación basada en texto, la cual, con el auge de la tecnología y las redes sociales, se ha convertido en una de las formas más comunes de mantenerse en contacto con amigos y familiares. En lo que difieren unos de otros es en la amplitud del repertorio de los emojis: liberados de las limitaciones de la puntuación de los emoticonos y del uso de símbolos esotéricos de los kaomoji, los emojis representan una gama de expresión mucho más amplia en un formato más fácil de analizar, tanto para quien escribe como para quien lee.

Recientemente, la aplicación de teclado SwiftKey publicó dos informes acerca del uso de emojis a nivel mundial basados en datos recogidos entre los usuarios. Los resultados muestran que la popularidad de emojis específicos varía notoriamente según el contexto cultural y lingüístico. Mientras que algunas preferencias podrían atribuirse a los estereotipos nacionales (con relación a la media, los australianos usan el doble de emojis relacionados con el alcohol, mientras que los francófonos utilizan el emoji de corazón cuatro veces más), hay también inclinaciones que resultan sorprendentes (por ejemplo, los canadienses de habla inglesa son los más violentos en su uso de emojis). Lo que esto sugiere es que, si se toman aislados, los emojis tienen tanto potencial para ser malinterpretados como las palabras, especialmente cuando el consenso sobre su significado difiere ampliamente entre las culturas y los idiomas (consideremos, por ejemplo, la sencillez relativa de 😊 en comparación con 💩). ¿Qué pasa cuando se involucra uno o más idiomas? Le pregunté a algunos entusiastas multilingües de los emojis por sus perspectivas. Mika creció en un hogar de habla japonesa en los EE. UU. y vivió durante diez años en Nueva Zelanda antes de mudarse a Tokio. Además de complementar o reemplazar la comunicación más estándar, utiliza los emojis para expresar sentimientos "difíciles de explicar con palabras, pero fáciles de poner en un emoji", utilizando el ejemplo de 👯, lo que podría transmitir el sentido de celebración, alegría o "una cierta temeridad que da vértigo", dependiendo del contexto. Michelle –que es de la Patagonia, pero vive en Berlín y habla diariamente español, inglés y alemán– está de acuerdo y afirma que su decisión de utilizar emojis en lugar de palabras "obedece a una estrategia más eficiente para agregar significado" a los mensajes. Agrega que sus emojis a menudo "transmiten significados previamente acordados que no tienen absolutamente nada que ver con ilustrar el mensaje escrito". Por ejemplo, 🌚 no pretende referirse a temas lunares cuando aparece en una frase como "okey 🌚", y Michelle más bien podría usarlo cuando se siente harta o frustrada. Alternativamente, un emoji particular puede asumir un significado específico entre ciertos usuarios –entre el grupo de amigos de Michelle, 💀 es la abreviatura de una terrible resaca–.

Mientras que Mika cree que su uso de emojis es similar en japonés e inglés, Michelle nota una clara diferencia de un idioma al otro. Dice, por ejemplo, que los utiliza más en español que en inglés y mucho más que en alemán, pero también sospecha que esto puede tener que ver con la intimidad relativa que comparte con la gente con la que se está comunicando, más que con un rasgo inherente a la lengua o al contexto cultural. Curiosamente, la diferencia del nivel de fluidez con que Michelle habla los idiomas se refleja en los diferentes roles que asumen los emojis en función de si son auf Deutsch o en español. En alemán, idioma que apenas comenzó a aprender hace dos años, los emojis "llenan las lagunas en términos de matices que no se entienden tan rápidamente en los mensajes de texto", lo que parece confirmar la observación de que el uso de emojis en alemán es "más ilustrativo y ‘tradicional’". En español e inglés (idiomas que habla con fluidez), en cambio, los utiliza para transmitir información adicional o sugerir sarcasmo.

Como con cualquier forma de lenguaje, también con los emojis el éxito a la hora de transmitir lo que se quiere decir depende del contexto y de una mutua comprensión entre quien escribe y quien lee. Dada la falta de definiciones aceptadas y el hecho de que los grupos tienden a desarrollar sus propios significados definiéndolos según el uso, los emojis parecen funcionar como una especie de jerga, una forma de comunicarse de manera más matizada y compleja con un grupo específico de personas. Algunos usuarios (de manera consciente o no) crean "microidiomas" a partir de emojis. Sin importar la intención, estos idiomas particulares funcionan inevitablemente para delimitar la comprensión en lugar de ampliarla. Por otro lado, casi todas las personas, independientemente del idioma que hablen, serán capaces de entender tanto la pregunta literal como la presentación lúdica de "☀️ 🍺 ➡ 😌 ?". Además, es mucho más corto, razón por la cual los emojis se han vuelto tan populares en Twitter. También vale la pena recordar que –como lo señala el informe de SwiftKey– a pesar de la amplia gama disponible de emojis, más del 45 % de los utilizados corresponde a caras sonrientes, usadas principalmente para complementar con emoción el mensaje más que para expresar la parte sustancial del mismo. En conjunto, estos dos niveles en el uso de emojis empieza a parecerse mucho a la forma como se usa el inglés en todo el mundo actualmente: lleno de dialectos y significados contingentes que varían según la cultura, pero también con bastantes frases básicas cuyo significado generalmente se entiende y son así útiles para la comunicación interlingüística básica. La ventaja, por supuesto, es que los emojis son fáciles de integrar en cualquier idioma y a la vez nivelan el campo de juego lingüístico, ya que nadie los utiliza como su lengua materna. El reto principal es fijar un conjunto básico de definiciones con las que todo el mundo pueda estar de acuerdo, y aunque una gramática rudimentaria de emojis parece estar en desarrollo, es tan susceptible de cambiar como lo es el significado de 💁 al pasar de "persona del punto de información" a "no me importa" o "lo que sea".

En cualquier caso, el reinado de los emojis bien puede resultar efímero tan pronto una nueva forma más diversa de expresión pictórica comience a afianzarse. LINE, que en el 2013 se convirtió en la red social más popular de Japón y en febrero del 2015 contó con 700 millones de usuarios en todo el mundo, dispone de un sistema de stickers (pegatinas) no muy diferente al de la tienda de Facebook, pero con más de 10 000 opciones. Cada día se envían más de mil millones de stickers a través de LINE, y según Mika es como si estuvieran un paso más adelante en términos de expresión que los emojis actualmente disponibles. Mientras los emojis parezcan más flexibles en términos de uso –al integrarse más fácilmente en el texto, evolucionar (aunque lentamente) a partir de la información aportada por el usuario y estar disponibles en múltiples plataformas–, solo el tiempo dirá si conservarán o no su papel en la comunicación en línea.

Aunque mi uso de emojis es todavía lo suficientemente embarazoso para hacer que cualquier persona se sienta 😳, sé que definitivamente estaré 🙏 ➡ 😄 📈 🎉.

¿Quieres mejorar algún idioma?

Haz clic aquí y empieza a aprender con Babbel