+B

Estudiar alemán trae innumerables beneficios

Actualmente, muchas empresas alemanas tienen sedes en otros países, por lo que un buen conocimiento del idioma aumenta tus posibilidades de hacer carrera en una compañía alemana en tu lugar de origen. Pero si tu idea es viajar a Alemania, no te puedes perder las exquisiteces del lugar solo por no saber pedirlas. Estudiar el idioma te permitirá probar una de las 300 variedades de pan; ¡sí, 300! Pero no solo eso; nada mejor que saborear alguna de las 1500 clases de salchichas alemanas, ya sea a la parrilla, en sándwich, asadas, con chucrut o hervidas. Para salir del tema culinario, también es importante remarcar que Alemania atrae a numerosos estudiantes de otros países, ya que un título universitario allí es muy valorado por empresas de todo el mundo. En conclusión, luego de Estados Unidos, Alemania tiene el según mercado laboral más atractivo del mundo.

Qué conoces sobre el idioma alemán

El alemán es el idioma oficial en Alemania, pertenece a la lengua Indoeuropea y se encuentra dentro del grupo de las lenguas germánicas occidentales. Pero no es el único país donde se habla, sino también en Liechtenstein, Suiza, Austria, Bélgica, Namibia y Luxemburgo. En total, 100 millones de personas hablan alemán, lo que se traduce en que es la lengua materna más hablada en Europa y una de las diez más usadas en el mundo. Actualmente, se encuentra entre los 23 idiomas oficiales de la Unión Europea junto al inglés, francés y algunos otros más. Esta respuesta depende de cuál sea tu idioma nativo. Por ejemplo, si hablas inglés, el alemán no será nada complicado. En cambio, si eres hispanohablante, el aprendizaje se dificultará un poco más. Pero no será imposible en absoluto. El alemán utiliza el alfabeto latino que tiene 26 letras establecidas, pero le añade diéresis a las vocales ä, ö y ü, y además le agrega la famosa grafía ß. Lo que lo vuelve un poco complicado es que las frases se construyen "al revés". Es decir, parte de lo secundario hacia lo esencial. Pero no te desanimes porque para ayudarte existen métodos de aprendizaje efectivos, como lo es la aplicación de Babbel. Todo el contenido de la plataforma está disponible las 24 horas, sin que requieras de horarios fijos ni límites de tiempo.

De qué se trata la aplicación

La plataforma dispone de variedad de beneficios. Pero para que lo comprendas gráficamente, aquí va un ejemplo. Con una lección diaria durante aproximadamente tres semanas, puedes completar un curso para principiantes. Lo destacado es que las clases son solo de 15 minutos para que sean fáciles de digerir. Al mismo tiempo, las lecciones de pronunciación toman alrededor de 6 minutos, las cuales se desarrollan a través de un sistema de reconocimiento de voz. Al finalizar esas tres semanas, obtendrás vocabulario importante de más de veinte temas. Para no olvidarlo, la aplicación te hará escuchar a nativos, lo integrará en oraciones útiles y lo combinará con imágenes. Asimismo, cuentas con la función de repaso personalizada que detecta los puntos más flojos de tu aprendizaje para intentar que fijes esos conocimientos con nuevos ejercicios. Cuando todo esto esté incorporado, tendrás la capacidad de presentarte, pedir en un bar, solicitar indicaciones, viajar en transporte público, entre otras actividades útiles.

¡A por ello!

Estudiar alemán será una actividad placentera que no sumará más estrés a tu vida diaria. En pantuflas, en pijama, con lluvia o con tormenta, Babbel te espera con la app para que desarrolles tus habilidades lingüísticas. En tres semanas estarás listo para conversar sobre algunos temas con nativos de alemán, a través de los ejercicios y de la práctica de voz que la interfaz te ofrece.

Comenzar

Opiniones sobre Babbel