Francés

“Lo mejor es la interactividad de sus ejercicios, en que la app detecta puntos fuertes y débiles para personalizar cada lección.”

“Gracias a esta aplicación aprender inglés ha empezado a dejar de ser algo aburrido para convertise en un reto.”

“Otra forma de aprender idiomas.”

Aprender francés

El pasado expansionista de Francia logró difundir su idioma en todos los continentes habitados. Así, el francés ha crecido en distintas culturas y latitudes, conviviendo en muchos casos con otras lenguas oficiales o cooficiales. Desde la Polinesia, pasando por Asia, el Norte de África y Canadá, su legado colonial sigue presente. Aprender francés resulta reconfortante como ganancia cultural y como útil de comunicación en el extranjero, tanto con finalidad ociosa como laboral.

El francés en Europa

Francia es uno de los países más importantes del continente europeo. Su población, así como su potencial económico, avalan un idioma con mucha presencia fuera de sus fronteras. En Bélgica, por ejemplo, hay más de cuatro millones de francófonos, mientras que en Suiza la cifra roza los dos millones. La buena ubicación geográfica del país galo facilita su contacto directo con distintas poblaciones. El francés es idioma cooficial en Mónaco, Luxemburgo, Andorra y partes de Italia y España. Además, cuenta con muchos adeptos en Bulgaria, Moldavia y Rumanía. Sólo el inglés y el alemán pueden contar con una comunidad parlante mayor en Europa.

El francés en el mundo

Al igual que otros países europeos que ejercieron como grandes potencias en el pasado, Francia aún conserva retazos culturales de su antiguo imperio de ultramar. Es posible entenderse en su idioma en Canadá, aunque sólo es mayoritario en Quebec y algunas partes de Ontario y Nuevo Brunswick. Incluso alcanza el noreste de Estados Unidos. Islas como Haití, Dominica, Santa Lucía o Trinidad y Tobago hablan dialectos derivados de la lengua gala, mientras que en la Guayana Francesa, Guadalupe o Martinica es idioma oficial.

África registra incluso más huellas coloniales. Aprender francés puede ser muy útil en el continente negro. Congo, Burkina Faso, Senegal, Guinea Ecuatorial, Costa de Marfil o Camerún, entre otros muchos, son testimonio vivo de ese pasado. En Marruecos, Argelia, Mauritania y Túnez, incluso Egipto, pervive junto al árabe. Siria y Líbano, en Oriente Próximo, lo usan con fines administrativos, mientras que en China, Camboya, Vietnam o India su presencia es minoritaria. En Oceanía, Nueva Caledonia y la Polinesia francesa marcan los límites más extremos del planeta.

Diplomacia y cultura francesa

La expansión geográfica del francés avala su trascendencia en el mundo como medio de comunicación. Estudiar este idioma es cada día más necesario para gestionar negocios internacionales. Su validez en países africanos o árabes, algunos en vías de desarrollo, advierte acerca de su potencial actual y futuro. No sólo hay que atender a sus aplicaciones profesionales. En la práctica académica, no hay mejor forma para comprender una cultura que a través de su lengua. Y la cultura gala es brillante en escritores e historiadores, por lo que aprender francés será una experiencia gratificante.

Babbel.com: un sistema de eficiencia didáctica

Gracias a Babbel.com, aprender francés es más fácil y divertido que nunca. Orientado a todo tipo de perfiles y niveles, el programa del curso se basa en mucho y variado contenido multimedia. Mediante la intuición y el juego, la memorización se descubre más espontánea entre los alumnos. Babbel.com también ofrece a todos los usuarios la oportunidad de aprovechar las ventajas de pertenecer a su comunidad. En ella, es posible interactuar y seguir aprendiendo de manera independiente. Más de siete millones de alumnos han aprendido un idioma de esta manera en los últimos cinco años.

¿Prefieres dispositivos móviles? Aprende francés con Android o iOS.

1fraworldmap